Save the Crew

Columbus Crew no pudo pasar del empate a uno ante los New York Red Bulls. La escuadra amarilla dominó por completo la primera mitad e incluso se puso por delante en el marcador por medio de Gyasi Zardes. Luis Robles mantuvo con vida a los suyos y Alex Muyl firmó el definitivo 1-1.

Save the Crew
Save the Crew // Imagen: Alena Schuckmann - Columbus Crew

Columbus Crew y New York Red Bulls empataron a un gol en un choque, cuanto menos, extraño. Los locales, haciendo gala de un fútbol muy ofensivo, dominaron de cabo a rabo la primera mitad, dispusieron de infinidad de oportunidades e incluso estrellaron el cuero contra la madera en dos ocasiones. Sin embargo, el resultado al término de los primeros 45 minutos era solo de 1-0, en gran parte gracias a las intervenciones salvadoras de Luis Robles, el veterano guardameta de los Bulls, que solo se vio superado por un remate de cabeza de Gyasi Zardes.

Incomprensiblemente todo cambió en la segunda parte. El Crew, consciente de su neta superioridad, se echó la siesta, se dejó ir. Un error fatal en una competición tan igualada como la Major League Soccer. Esto fue aprovechado por el cuadro visitante, que empató el choque por medio de Alex Muyl e incluso pudo llevarse los tres puntos gracias a un potente disparo de Daniel Royer que, esta vez sí, repelió Jon Kempin. La reacción amarilla, demasiado tardía, no fue suficiente para anotar el segundo tanto, dando así lugar al reparto de puntos entre ambos equipos.

Durante el transcurso del encuentro, los más de 11.000 seguidores del Crew que acudieron al Mapfre Stadium para disfrutar del espectáculo en directo desplegaron cartulinas con el lema "Save the Crew", en un intento desesperado por evitar el traslado de la mítica franquicia Black and Yellow hacia Austin (Texas).

Dominio absoluto

La primera mitad del encuentro entre Columbus Crew y New York Red Bulls estuvo teñida exclusivamente de amarillo, y es que los pupilos de Gregg Berhalter dominaron por completo el juego gracias a una apuesta eminentemente ofensiva. A los archiconocidos Gyasi Zardes y Federico Higuaín se sumaron las incursiones de Pedro Santos y Mike Grella por ambos costados y, por si esto fuera poco, Harrison Afful, tan expeditivo como siempre, se incorporó continuamente al ataque por el carril diestro. Un auténtico vendaval que solo la madera, en dos ocasiones, y Luis Robles, con paradas de todos los colores, pudieron evitar.

Después de varios intentos fallidos y de enviar el balón al poste por primera vez, los locales de se iban a adelantar en el marcador gracias a un remate picado de 'Gyasinho' en el segundo palo. Fácil y sencillo. Un gol de '9' de los de toda la vida. Mención especial para la asistencia de Afull desde el flanco diestro. Con un socio así todo es mucho más sencillo. El propio Zardes tendría tiempo para estrellar el cuero contra la madera una vez más antes del descanso.

Gyasi Zardes celebra el primer tanto del choque // Imagen: Alena Schuckmann - Columbus Crew
Gyasi Zardes celebra el primer tanto del choque // Imagen: Alena Schuckmann - Columbus Crew

Quien perdona…

Como bien es sabido en el mundo del fútbol, quien perdona lo acaba pagando. El Crew se dejó ir por completo en los segundos 45 minutos y lo pagó caro. En su primer acercamiento al área rival, el New York City iba a devolver la igualada al marcador. Alex Muyl se adelantó a toda la zaga del Crew, incluido su arquero, y, con la testa, envió el esférico al fondo de las mallas. Si antes se alababa la actuación de Luis Robles, en este caso es necesario reconocer el error garrafal de Jon Kempin, el portero local. ¡Qué importante es medir bien en las salidas por alto!

Alex Muyl logra la igualada // Imagen: New York Red Bulls
Alex Muyl logra la igualada // Imagen: New York Red Bulls

Columbus Crew trató de reaccionar, sin éxito, en los últimos compases, pero la intentona, casi a la desesperada, no fructificó. Con el pitido final se confirmó el reparto de puntos, que no debe dejar para nada satisfecha a la parroquia local.

Así están las cosas

Con este empate, Columbus Crew se mantiene tercero en la Conferencia Este, con 27 puntos en 16 encuentros y solamente superado por Atlanta United y New York City. Los New York Red Bulls, por su parte, se sitúan cuartos, con un balance de siete victorias, dos empates y cuatro derrotas. La diferencia entre ambos clubes, por tanto, es de solo cuatro puntos, a pesar de que la escuadra neoyorkina haya disputado tres partidos menos.

El Crew recibirá al temido Atlanta United del Tata Martino el próximo jueves, desde la una y media de la madrugada (hora local). Los Red Bulls harán lo propio con los Seattle Sounders tan solo media hora más tarde. Partidazos a la vista.