Guedes, de Benavente al Mundial

El joven atacante jugará su primer Mundial con la selección de Portugal, después de disputar su mejor temporada como profesional.

Guedes, de Benavente al Mundial
Foto: slbenfica.pt

Gonçalo Guedes a sus 21 años está a punto de jugar su primer Mundial. Hace menos de un año a penas había contado para Fernando Santos, el cual solo le había seleccionado en una ocasión. Su lugar era la Sub-21. Pero tras su llegada a Mestalla, su carrera ha dado un giro radical. Hoy ya no se debate si merece o no estar en la lista. Hoy se discute por si tiene que jugar de inicio o no. Nadie duda de él, de hecho en Portugal ya sueñan con que la dupla Cristiano-Guedes les lleve a ser campeones del mundo.

Los inicios

Hacía 130 kilómetros diarios para poder entrenar

El joven atacante nació en Benavente, Portugal. Con a penas 8 años fichó por el Benfica. En su primer encuentro con los águilas ya demostró de lo que era capaz de hacer, marcó los cinco goles del partido (5-0) ante jugadores tres años mayor que él. Cada día tenía que hacer 130 kilómetros junto a su padre para poder entrenar con sus compañeros. Su progenitor incluso ha reconocido que llegó a quemar cuatro coches, pero que no le importó porque veía que su hijo tenía algo especial.

En la temporada 2013-14, ya en el equipo juvenil, jugó la UEFA Youth League. Llegó a la final, donde quedaron segundos. Antes habían eliminado a equipos como PSGManchester City o Real Madrid. Sus buenas actuaciones con el filial le llevaron a un año después vivir uno de los momentos más especiales de su carrera, su debut. El 18 de octubre de 2014 con 17 años debutó con los águilas en la tercera ronda de la Copa de Portugal. Su primer partido en la Liga NOS llegó tres meses después, ante el Penafiel

Foto: slbenfica.pt
Foto: slbenfica.pt

En su primera temporada con el Benfica jugó 29 partidos

En el verano de ese mismo año fue nombrado Jugador Revelación de la Segunda División portuguesa, después de sus ocho tantos y sus buenas actuaciones en la categoría. Además, fue nominado al Premio Golden Boy, donde se seleccionan a los 40 mejores jugadores sub-21 del mundo que juegan en Europa. La temporada siguiente fue la de su consagración en el primer plantel. Jugó 18 partidos ligueros, en los cuales marcó tres goles y dio 6 asistencias. También, contó con minutos en la Champions League, donde anotó el gol de la victoria contra el Atlético de Madrid en un encuentro de fase de grupos. 

El año que lo cambió todo

En enero de 2017, su carrera volvió a pasar de nivel. El PSG llamó a su puerta y no pudo dejar escapar la oportunidad. Con 20 años fichó por el club parisino por 30 millones de euros. Pero su estancia en París no fue la soñada. A penas jugó 11 partidos, en los que logró una asistencia. En verano el club decidió cederlo al Valencia. A partir de ese mismo instante su carrera dio un giro de 180 grado. Lo que a priori parecía un paso hacia atrás fueron diez hacia delante. Pasó de ser una futura promesa a una realidad.

"Defender los colores de mi país en el Mundial es un sueño"

Su gran temporada con el conjunto español le llevaron hasta donde está hoy, Rusia. "Desde muy niño cuando empecé a jugar al fútbol en mi barrio, con mi gente, quería ir a un Mundial, a una final de la Champions, a la Eurocopa. Quería y soñaba con jugar con los más grandes del planeta. Defender los colores de mi país en esta gran cita es un sueño", confesó hace poco en una entrevista para Marca. Además, señaló que sin el Valencia no habría podido ser posible.

Foto: fpf.pt
Foto: fpf.pt

Con su futuro aún en el aire, cree que Portugal tiene posibilidades de ganar el que sería su primer campeonato del mundo. Para ello, señala que las claves están en el esfuerzo y la unión del grupo. El futuro nos dirá si tenía razón o no. Mientras, a tres días de comenzar, el niño que no tiene ídolos pero que su referente es Cristiano Ronaldo, sueña con que inicie ya el Mundial para vestirse con la camiseta de su selección y representar a su país ante todo el mundo.