Argentina y sus diez mejores triunfos mundialistas
Argentina y sus diez mejores triunfos mundialistas [Foto Fifa.com]

Argentina y sus diez mejores triunfos mundialistas

La selección argentina ha disputado dieciséis mundiales de fútbol, ganando en dos ocasiones la Copa Mundial, pero también ha logrado grandes victorias que todavía se recuerdan.

timo_77
Alejandro López

Quizás sean muchos años, 32, para una selección como Argentina sin ganar un Mundial de Fútbol, sobro todo ahora, en la época en la que tienen al que muchos denominan como el mejor jugador de la historia del balompié. Nueve mundiales han pasado desde México 1986 donde la albiceleste logró fascinar al mundo entero con un Diego Armando Maradona estelar, con dos goles en los cuartos de final ante Inglaterra. El primero, más conocido como "La Mano de Dios" y el segundo, una carrera legendaria desde campo propio, sorteando a rivales que acabó subiendo al marcador. Ese y nueve encuentros mundialistas más, serán recordados para la posteridad en la historia del fútbol.

México 1986, Inglaterra y Alemania

Fue el último mundial conseguido por la albiceleste que tuvo dos partidos que quedarán en la retina de cualquier aficionado: los cuartos de final ante Inglaterra y la final ante Alemania. El 22 de junio de 1986, Argentina e Inglaterra se enfrentaron por un pase a las semifinales de la cita mundialista pero un nombre propio brilló por encima de todos: Diego Armando Maradona. El "barrilete cósmico", como narró el famoso locutor argentino Victor Hugo Morales, en sólo cuatro minutos destrozó a la defensa inglesa. En primer lugar, con un gol que no debió valer, el de "la mano de Dios". Un defensor despejó hacia atrás, y Maradona tirando de astucia se elevó a los cielos y remató con la mano izquierda. Pese a las protestas inglesas, el colegiado tunecino, Ali Bennaceur, lo concedió.

Maradona anotando el famoso gol de "la mano de Dios" [Foto Mirror]

"¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina?"Cuatro minutos más tarde, en el 55, se paró el mundo y el universo entero. Maradona se recorrió casi toda la cancha para marcar en la "jugada de todos los tiempos", como bien narró Victor Hugo. Éstas fueron sus palabras: "Enrique engancha, la va a tocar para Diego, ahí la tiene Maradona, lo marcan dos, pisa la pelota Maradona, arranca por la derecha el genio del fútbol mundial, deja el tendal y va a tocar para Burruchaga... ¡Siempre Maradona! ¡Genio! ¡Genio! ¡Genio! Ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta-ta... Gooooool... Gooooool... ¡Quiero llorar! ¡Dios Santo, viva el fútbol! ¡Golaaazooo! ¡Diegoooool! ¡Maradona! Es para llorar, perdónenme... Maradona, en recorrida memorable, en la jugada de todos los tiempos... Barrilete cósmico... ¿De qué planeta viniste para dejar en el camino a tanto inglés, para que el país sea un puño apretado gritando por Argentina? Argentina 2, Inglaterra 0. Diegol, Diegol, Diego Armando Maradona... Gracias, Dios, por el fútbol, por Maradona, por estas lágrimas, por este Argentina 2, Inglaterra 0".

Siete días más tarde de aquel encuentro memorable, y tras eliminar a Bélgica con otro doblete de Maradona, Argentina volvió a levantar la Copa del Mundo en el mítico Estadio Azteca, derrotando por 3-2 a Alemania en una final para el infarto. José Luis Brown, de cabeza, adelantaba a la albiceleste. Jorge Valdano, en el segundo tiempo, lograba poner distancia en el marcador (2-0) anotando el segundo en un mano a mano ante Schumacher. Todo indicaba que Argentina ganaría plácidamente el partido, pero Alemania no dijo su última palabra. Rummenigge en el minuto 73 y Völler, en el 80, empataron el partido. Apareció entonces Jorge Burruchaga, que con una larga carrera, anotó el tercer gol en el minuto 83 para dar la segunda estrella a Argentina.

Argentina 1978, Perú y Holanda

En la segunda fase del Mundial de Argentina (1978), solo había dos grupos de cuatro selecciones. El que se clasificara en primer lugar, pasaba directamente a la final, por lo que ganar era fundametal para poder acceder a ella. La albiceleste estaba encuadrada en el grupo B, junto a Brasil, Polonia y Perú. Tras una victoria y un empate, se llegaba a la tercera jornada. Argentina debía ganar el último partido a Perú por cuatro goles de diferencia, ya que Brasil, que tenía cinco puntos, tenía un +5 de diferencia de goles, mientras que Argentina, un +2. El partido se disputó en la ciudad de Rosario, donde la afición arropó a la albiceleste para conseguir una victoria única. Seis goles anotaron los futuros campeones del mundo: doblete de Kempes y Luque, Tarantini y Houseman.

Mario Kempes celebrando uno de sus goles en la final ante Holanda [Foto Fifa.com]

Tras este encuentro, Argentina disputó la final del mundial que organizaba ante Holanda. Fueron noventa minutos y un tiempo extra muy sufridos, con un juego demasiado agresivo por parte de ambas selecciones. Kempes adelantó a la albiceleste pero Nanninga, a falta de ocho minutos para el final empató el partido. En el tiempo extra, de nuevo Kempes, aprovechándose de rechaces, adelantaría a Argentina para que poco después, Bertoni, aumentara el marcador y diera el triunfo final y la primera Copa del Mundo a la selección argentina. Con seis goles, Mario Kempes acabó siendo el máximo goleador del torneo.

Italia 1990, Brasil y la anfitriona

El Mundial de Italia para Argentina fue de menos a más. Defendía título, conseguido en México cuatro años antes pero una fase de grupos muy irregular hizo que se clasificara para los octavos de final como la mejor tercera, emparejándose con Brasil. La canarinha fue mucho mejor durante los noventa minutos, teniendo a su favor infinitas ocasiones que no pudieron ser materializadas. Argentina lo aprovechó y a falta de diez minutos para el final, una jugada espléndida de Maradona la culminó Caniggia, tras regatear al portero y dio el pase a cuartos de final. Era la primera vez en la historia que Argentina conseguía vencer a Brasil en una Copa del Mundo.

A partir de entonces, Sergio Goycochea, arquero argentino, se encargó de que su selección llegase a la final del torneo. En cuartos, ante Yugoslavia, en una tanda de penaltys agónica, paró los dos últimos que permitieron a su selección clasificarse para las semifinales, donde le esperaba Italia, la anfitriona. De nuevo se llegó a la tanda de penaltys que fue menos sufrida porque Argentina anotó sus cuatro penas máximas. En cambio, Italia, falló el tercer y cuarto penalty gracias, de nuevo, a Goycochea que paró ambos.

[Foto Fifa.com]

EEUU 1994, un espléndido debut ante Grecia

El debut de Argentina en el Mundial de Estados Unidos dejó sin palabras a todo el planeta. El tridente de oro formado por Batistuta, Maradona y Caniggia era temible, y así lo demostraron ante Grecia. Tres goles de Batistuta y otro de Maradona, que marcó por la escuadra izquierda del portero, sirvieron para que Argentina (4-0) sumara tres puntos que lo situarían al frente del grupo D. Sin embargo, sería el precedente a una situación histórica, porque Maradona fue suspendido por doping, que derivó en una eliminación de la albiceleste en octavos de final ante Rumanía, pero eso es otra historia.

Francia 1998, tanda de penaltys para el recuerdo ante Inglaterra

Sería el primer Mundial ya sin Maradona en la albiceleste pero con grandes jugadores que permanecían de años anteriores. Pese a que la selección argentina no ganaría tampoco la Copa del Mundo en aquel año, el partido de octavos de final ante Inglaterra, quedará también para el recuerdo por una tanda de penaltys en la que héroe se llamaba Carlos Ángel Roa, que paró el segundo y el quinto penalty de Inglaterra, y permitía a Argentina acceder a los cuartos de final del Mundial de Francia.

Alemania 2006, era moderna con el debut de Messi

[Foto FAF]

Llegan los tiempos modernos, y la Selección Argentina necesitaba un cambio generacional tras caer en la primera fase en el mundial anterior, en Corea y Japón. Aparecen jugadores como Maxi Rodriguez, Tevez o el debut en una Copa del Mundo de Leo Messi, que tenía por aquel entonces 18 años y ya se podía intuir la calidad que atesoraba. En el segundo encuentro de la fase de grupos, Argentina goleó a Serbia y Montenegro por 6-0 con un doblete de Maxi, que se unieron después Cambiasso, Tevez, Crespo y Leo Messi.

Brasil 2014, otro héroe en la portería

Viene siendo costumbre en Argentina, que con el paso del tiempo un arquero se disfrace de héroe en la fase final del torneo. Esta vez, en Brasil, en el último Mundial, Holanda y la selección albiceleste se enfrentaban en semifinales y se llegó a la tanda de penaltys tras acabar el tiempo reglamentario en empate a cero. Sergio Romero, se hizo gigante y paró dos penaltys, uno a Vlaar, y otro a Sneijder. Argentina no falló ninguna pena máximo y alcanzó la final.

VAVEL Logo