Brasil no puede con el gigante suizo
Fuente: Confederación brasileña de fútbol

La selección de Brasil y la de Suiza comenzaban su andadura en este Mundial de Rusia en el cuarto día de campeonato, los dos conjuntos más las selecciones de Costa Rica y Serbia, completaban el Grupo E, donde la gran favorita y una de las candidatas a optar a conseguir el título, Brasil, se enfrentaba a una Suiza donde la principal amenaza era el extremo derecho del Stoke City, Xherdan Shaqiri.

Con lo que no contaban ambos combinados era con la victoria de Serbia frente a Costa Rica gracias al zurdazo del lateral de la Roma, Kolarov, que puso el esférico en la escuadra de la portería defendida por el tico Keylor Navas. Tras este partido la selección de Tite se veía obligada a sumar los tres puntos para conseguir esa primera plaza a la espera de dos encuentros restantes para cada equipo, pero fue incapaz de hacerlo a pesar de haber cuajado una gran primera mitad que dominó desde un principio. 

Una apisonadora llamada Brasil

La selección de Brasil ya conocía el resultado de los otros dos equipos de su grupo, y es que Serbia se ponía primera de grupo tras vencer por 0-1 a Costa Rica, pero Brasil no iba a ser menos y se puso el mono de trabajo. Al inicio, Suiza lo intentó en los primeros minutos con algunas internadas, pero la defensa de Brasil se mostró sólida, con una buena salida de balón y con laterales profundos permitiendo la entrada por tres cuartos de Neymar y Coutinho, y constantes diagonales trazadas por el delantero del City, Gabriel Jesus.

Y así fue como llegó el primer gol de la caraninha, o mejor dicho golazo de Coutinho tras una subida de Marcelo, lo que hizo buscar espacios al extremo del FC Barcelona, y una vez encontrado, armar su pierna y conseguir adelantar a su selección en el minuto 20. A raíz del gol, Brasil dio un paso atrás, cediendo la posesión del balón a los suizos, y sin complicaciones en defensa a la espera de que concluyesen los primeros 45 minutos.

Fuente: Confederación brasileña de fútbol
Fuente: Confederación brasileña de fútbol

Otra sorpresa más

Lo que nadie esperaba era un gol tempranero de Suiza al inicio de la segunda mitad, donde el extremo suizo Zuber, remató a placer en el área pequeña en una jugada donde los brasileños reclaman un leve empujón del propio autor del gol suizo. Lo restante de partido fue una monotonía de Brasil que buscó el gol de la victoria a diestro y siniestro tras la entrada al campo del centrocampista del Manchester City, Fernandinho y posteriormente del mediocentro ofensivo Renato Augusto, pero un Sommer inmenso y los constantes fallos quien sabe si por azar o por suerte impidieron la victoria de otra de las grandes favoritas para ganar este Mundial de Rusia.

Fuente: Confederación brasileña de fútbol
Fuente: Confederación brasileña de fútbol

Lo que ha quedado claro al finalizar el partido es que no hay selecciones fuertes ni débiles, la Copa del Mundo es impredecible y así se ha demostrado en el transcurso de ella como hemos visto en el estreno de la subcampeona del mundo, Argentina, que empató a un gol con Islandia, y aún más sorprendente la derrota de la actual campeona del mundo, Alemania, que no pudo lograr sumar ni un punto tras caer derrotada frente a México por 0-1.

La primera jornada de Mundial para el Grupo E finalizaba con la sorpresa de Suiza que logró empatar a la todopoderosa Brasil de Tite y con la victoria de la selección de Serbia frente a Costa Rica. A falta de dos jornadas más, Serbia lidera el grupo con tres puntos, en segundo y tercer puesto quedan Brasil y Suiza tras empatar y cierra en última posición Costa Rica.

VAVEL Logo