Ospina no puede salvar a Colombia

El guardameta del Arsenal, aunque fue uno de los mejores de su selección, no pudo hacer más para evitar la derrota ante Japón por 1-2.

Ospina no puede salvar a Colombia
David Ospina en una intervención durante el Colombia-Japón | Fotografía: Arsenal

No son pocos los casos de jugadores que no son titulares en sus equipos pero que sí son fijos para sus respectivos seleccionadores. Uno de estos ejemplos es David Ospina, el cancerbero colombiano que tiene perdida la batalla con Petr Cech, pero que, sin embargo, sí es titular habitual con José Néstor Pekerman para Colombia. Convocado y partiendo entre los once iniciales para defender la portería de la selección cafetera, el guardameta Gunner no pudo hacer más para intentar salvar a su combinado. Y es que, Ospina fue uno de los mejores sobre el terreno de juego para los sudamericanos, pero se encontró con una línea defensiva que le puso las cosas muy complicadas.

Ospina dejó intervenciones de mérito que no sirvieron para sumar puntos

Con un jugador menos desde el minuto 3 de partido, Colombia se encontró, además, por debajo en el marcador tras el penalti transformado a la perfección por Shinji Kagawa. Poco o nada pudo hacer un Ospina que, a partir de ahí, dejó buenas paradas hasta el punto de ser fundamental para que su equipo mantuviera la corta distancia en el marcador. En una de las acciones de peligro a balón parado, su combinado logró empatar, aunque ya al final del encuentro, otra jugada de estrategia condenaría a los colombianos. Keisuke Honda pone un buen centro que remata en el área Yuya Osako, quien se convierte en el héroe nipón al ser el protagonista de los tres primeros puntos.

Tras sacar el balón de las redes, poco trabajo tuvo ya un David Ospina que realizó tres intervenciones de mérito, la primera antes del penalti que provocó la expulsión de Carlos Sánchez. Seguro durante el encuentro, ahora tendrá que esperar a que sus compañeros rindan a su nivel para poder estar en la siguiente ronda de este Mundial de Rusia, aunque lo cierto es que la derrota ante Japón pone en la cuerda floja a una selección colombiana que tendrá que medirse a Polonia y Senegal antes de acabar la fase de grupos.