Atlanta gana con eficacia

El conjunto visitante logró llevarse la victoria ante un Union que tuvo sus oportunidades, pero no acertó de cara a portería. Un Miguel Almirón en estado de gracia, fue el principal artífice de la victoria, participando en los goles de su equipo.

Atlanta gana con eficacia
@ATLUTD
Philadelphia Union
Atlanta United FC
Philadelphia Union: Blake; Rosneberry, McKenzie, Trusty, Gaddis; Medunjanin, Bedoya, Ilsinho (Epps, min. 83), Dockal, Picault (Accam, min. 77); Sapong (Burke, min. 64).
Atlanta United FC: Guzan; Escobar, Parkhurst, González Pírez, Ambrose (McCann, min. 73); Gressel, Larentowicz; Villalba (Vazquez, min. 84), Almirón, Barco (Kratz, min. 90+2); Martínez.
MARCADOR: 0-1, min. 58, Martínez.0-1, min. 76, Villalba.
ÁRBITRO: Ismail Elfath (USA). Amonestó a Parkhurst (min. 19), McKenzie (min. 21), Blake (min. 57).
INCIDENCIAS: Decimonovena Semana de la Major League Soccer 2018. Este encuentro se disputó en el Talen Energy Stadium (Chester, PA). 17.025 espectadores.

Encuentro muy igualado desde un inicio, con una primera mitad en la que los locales comenzaron mejor que su rival, pero que con el paso de los minutos fueron igualándose. Apenas se vieron acciones de peligro en ambas porterías hasta los minutos finales. En la segunda parte, Almirón comenzó a desplegar su mejor juego lo que sirvió para que su equipo anotase los dos goles que le dieron la victoria.

Sin favoritismos

Buen inicio por parte del equipo local que buscó protagonismo con la pelota para tratar de sorprender a su rival. Consiguió en este tiempo tener varios acercamientos sobre el área, aunque no logró convertir estas en ocasiones manifiestas de gol.

Esta salida por parte de los locales hizo que Atlanta se posicionarse con las líneas muy retrasadas y con mucha intensidad en defensa para no verse superado. Tardó más de diez minutos en lograr su primer acercamiento sobre la portería del Union, en una conducción de Almirón que acabó con un disparo que el guardameta mandó fuera.

A partir de esa acción el equipo visitante comenzó a tener más llegadas sobre el área, lo que obligó a su rival a variar su juego. Con Atlanta más activo en el ataque, el equipo local comenzó a buscar balones a la espalda de la defensa tratando de sorprender, aunque su rival no concedió ninguna acción.

Con el paso de los minutos, el juego de ambos equipos se equiparó en el centro del campo, concediendo acercamiento por las dos partes. El partido se convirtió en un ir y venir en cada una de las áreas, aunque ninguno de ellos consiguió estar acertados de cara a portería.

En los últimos minutos se pudo ver la mejor versión de Philadelphia Union gracias a uno de sus futbolistas más en forma, Borek Dockal. El checo tuvo una doble ocasión en la que obligó al guardameta visitante a esforzarse para no ver su portería superada. Sin embargo, unos minutos después, Barco respondió con una mano a mano en el que Blake consiguió interponerse en el disparo con una muy buena salida.

Atlanta define

La segunda parte comenzó con un Atlanta United más incisivo en ataque y con mejores ocasiones de gol. La primera de ellas llegó a los pocos minutos, cuando un disparo de Barco fue rechazado por el guardameta con una parada llena de reflejos.

El conjunto visitante insistía sobre su rival, aunque estos no se quedaron atrás. En un par de acciones aisladas, el Union consiguió plantarse en el área su rival y disparar a puerta, pero la definición no llegó a tener éxito.

Atlanta United continuaba asediando la portería local, con continuas acciones a la contra, aprovechando la velocidad de sus jugadores de ataque. En una de esas jugadas, Almirón fue derribado por el guardameta en el interior del área. El colegiado señaló entonces la pena máxima que Josef Martínez se encargó en transformar en el primer gol.

Este tanto obligó a los locales a tener que cambiar y tener una mayor participación en el juego ofensivo. Durante los siguientes minutos aumentó la presión, pero su rival estaba completamente desbocado y a cada llegada sobre la portería, conseguía ponerlos en problemas.

A falta de 15 minutos para la finalización del encuentro, el equipo visitante logró anotar un gol que les daba la victoria casi por segura. Una nueva acción por banda izquierda en la que Almirón llegó al interior del área y colocó un centro para que Villalba sólo tuviese que empujar el balón al fondo de la red.

A partir de ese momento, Philadelphia Union tomó el mando del partido en busca de dos goles que le permitiesen sacar un punto como local. Asedió la portería pero salvo un par de acciones, estuvo lejos de lograr su objetivo. Su rival consiguió mantenerse firme e incluso generar un par de ocasiones a la contra que hubiesen decantado definitivamente el partido.

Finalmente, el resultado no se movió y los visitantes lograron una nueva victoria que los mantiene como líderes de la competición, aumentando su ventaja con respecto a sus rivales.