Los Angeles se reivindica

El conjunto californiano logró una importante victoria que le permite coger aire y escalar puestos en la tabla clasificatoria. Aunque los visitantes intentaron declinar el resultado a su favor, sus delanteros no estuvieron para nada acertados.

Los Angeles se reivindica
@LAGalaxy
Los Angeles Galaxy
4 0
Columbus Crew SC
Los Angeles Galaxy: Bingham; Romney, Ciani, Skjelvik, Cole; Kitchen, J. dos Santos; Pontius, G. dos Santos (Boateng, min. 82), Kamara (Alessandrini, min. 60); Ibrahimovic (Williams, min. 71).
Columbus Crew SC: Steffen; Afful, Williams, Abubakar, Jiménez; Trapp, Clark (Higuain, min. 62); Argudo (Grella, min. 59), Sosa, Santos (Hansen, min. 46); Zardes.
MARCADOR: 1-0, min. 42, Kamara. 2-0, min. 56, Ibrahimvic. 3-0, min. 67, Alessandrini. 4-0, min. 90+3, Alessandrini.
ÁRBITRO: Hilario Grajeda (USA). Amonestó a Skjelvik (min. 22), Williams (min. 61), Pontius (min. 63)
INCIDENCIAS: Decimonovena Semana de la Major League Soccer 2018. Este encuentro se disputó en el StubHub Center (Carson, CA). 21.211 espectadores.

Los angelinos volvieron a sacar los tres puntos que les permite coger confianza para este difícil momento de la temporada y porque no, soñar con una posible clasificación para los PlayOff’s. Durante la primera mitad, ambos equipos estuvieron muy igualados, y sólo un gol en los últimos minutos les permitió adelantarse en el marcador. En la segunda parte, el equipo local fue poco a poco aprovechando os espacios dejados en la defensa rival para anotar tres goles más que cerraron una buena victoria.

Los Angeles demuestra su efectividad

Los primeros compases del encuentro fueron para el equipo local, que ante un rival que a pesar de presionarle en salida de balón, consiguió superar líneas sin problema. Fue así como en los primeros minutos Ibrahimovic consiguió adelantar a su equipo en el marcador, pero al árbitro anuló el gol por fuera de juego.

Poco a poco, Columbus Crew consiguió tener control sobre la pelota. Encontró varios espacios a la espalda de la defensa local que le permitieron acercarse sobre la meta defendida por Bingham, pero no consiguió transformar sus acciones en ocasiones de gol.

Conforme el encuentro fue madurando, la disputa del balón en el centro del campo pasó a ser la tónica general. Esta constante variación en la posesión del balón llevó a que se alternasen llegadas en ambas áreas, aunque ninguna de ellas fuese tan peligrosa como para ser considerada como ocasión manifiesta de gol.

Cerca de la primera media hora, Columbus Crew comenzó a acumular mayor cantidad de llegadas. Esto obligó a los californianos a tener que retrasar sus líneas y a olvidarse de la portería rival durante algunos minutos.

En los últimos minutos de la primera mitad Los Angeles Galaxy lograron deshacerse de la presión de su rival, lo que les permitió volver a llegar sobre la portería visitante. Gracias a este cambio en la dinámica del encuentro, los angelinos encontraron un espacio en la defensa de su rival por el que Cole puso un centro a Kamara, para que este sólo tuviese que empujar el balón al fondo de la red.

Alessandrini se reivindica

La segunda mitad comenzó con los dos equipos volcados en el ataque, buscando un gol que les permitiese afrontar el encuentro de otra manera. A pesar de la insistencia, sólo fue el conjunto local el que logró su objetivo. Ibrahimovic fue derribado en un balón aéreo por un defensor, lo que hizo que el colegiado señalase la pena máxima. El mismo delantero sueco fue el encargado de ampliar la ventaja en el marcador.

Con este resultado, Columbus Crew realizó varios cambios en su equipo, dando entrada a jugadores ofensivos con los que tratar de igualar el resultado. Durante los siguientes minutos consiguió su objetivo de llevar peligro sobre la meta rival, pero la mala puntería de sus jugadores de ataque hizo que su objetivo no se cumpliese.

A los pocos minutos, Romain Alessadrini que acababa de entrar al terreno de juego, consiguió anotar un gol que ponía la victoria prácticamente en bandeja. El futbolista francés controló el balón en la frontal del área y tras dejar atrás a varios defensores, logró superar al portero con un disparo cruzado.

A partir de ese momento el control de los visitantes sobre el balón fue casi total. Con constantes acciones asedió la portería de un Bingham que consiguió atajar todas y cada una de ellas.

En los últimos minutos, el conjunto visitante se volvió al ataque, dejando muchos espacios en defensa que aprovecharon los californianos para cerrar una goleada que les coloca con una buena racha de resultados que no lograban desde hacía tiempo. Alessandrini se ratificó con un gol al contraataque en la última jugada del partido.