Medina vuelve a aparecer

El conjunto de New York City FC volvía a conseguir la victoria como local ante un rival que llegaba con una buena racha de resultados. Medina fue el protagonista del encuentro anotando un gol y dando la asistencia de un segundo, además de crear peligro en todas y cada una de las acciones en las que controlaba el balón.

Medina vuelve a aparecer
@NYCFC
New York City FC
3 0
Montreal Impact
New York City FC: Johnson; Tinnerholm, Ibeagha, Callens, Sweat; Ofori, Ring (Awauh, min. 81); Medina, Morález, Wallace (Matarrita, min. 62); McNamara (Lewis, min. 67).
Montreal Impact: Bush; Petrasso, Cabrera, Fanni, Raitala; Shome, Piette (Krolicki, min. 82), Taïder; Edwards (Lovitz, min. 59), Jackson-Hamel (Silva, min. 59), Piatti.
MARCADOR: 1-0, min. 60, Medina. 2-0, min. 65, Matarrita. 3-0, min. 76, Lewis.
ÁRBITRO: Alan Kelly (IRL). Amonestó a McNamara (min. 11), Tinnerholm (min. 21), Edwards (min. 23)
INCIDENCIAS: Vigésima Semana de la Major League Soccer 2018. Este encuentro se disputó en el Yankee Stadium (Bronx, NY).

Goleada por parte del conjunto neoyorkino a un rival que llegaba en un buen estado de forma. Durante la primera mitad se vio mucha igualdad entre ambos equipos, que provocó muy pocas acciones de peligro sobre ambas porterías. En la segunda mitad, los ‘citizens’ se desataron con una gran actuación de Morález y Medina, que apoyados por los futbolistas que entraron desde el banquillo, dieron una victoria muy importante a su equipo para continuar en los puestos de cabeza.

NYCFC no consigue acertar

Buen inicio del conjunto canadiense que a pesar de la superioridad de juego de su rival, tuvo durante los primeros minutos el control de la pelota, buscando un juego elaborado. Esta salida cogió por sorpresa al combinado neoyorkino  que encontró en los contraataques la manera de llegar con peligro a la portería rival.

Con el paso de los minutos, se comenzó a ver en el partido el desarrollo de partido esperado. El conjunto local controlaba el balón y buscaba crear espacios con una constante circulación de balón mientras que su rival iba retrasando sus líneas y alejándose de la portería defendida por Johnson. Bajo este planteamiento sólo se pudo ver un acercamiento peligroso para cualquiera de los equipos, y fue de la manera más extraña. Un remate de cabeza del jugador más bajito sobre el terreno de juego, Maxi Moralez, que el portero canadiense atajó sin problemas.

@NYCFC

Sobre el ecuador de la primera mitad el dominio del partido era prácticamente para el equipo de New York City. Con un rival encerrado en su campo, las llegadas fueron llegando de manera más constante, aunque le planteamiento canadiense rechazó todos y cada uno de los balones que aparecieron por las inmediaciones de su área.

En este tiempo, Moralez fue el jugador más peligroso de los locales, ya que su movilidad impidió que los defensores pudiesen fijarle, consiguiendo aparecer por todas las zonas del ataque.

En la final de la primera mitad, los neoyorkinos insistieron sobre la portería de Montreal con un juego muy directo, tratando de llegar al descanso con un gol de ventaja. Pero la seria defensa visitante impidió que esto ocurriese, lo que llevó al partido a decidirse en la segunda mitad.

Llegan los goles

La segunda mitad continuó con el mismo desarrollo con el que acabó la anterior, aunque la insistencia de los locales sobre la portería rival fue mayor. En la primera acción que llegó sobre la portería canadiense, Bush tuvo que sacar un remate en la misma línea tras un saque de esquina.

A partir de ese momento el asedio local sobre la meta canadiense fue total. Fue así como el portero se convirtió en el mejor jugador de su equipo sobre el terreno de juego. Rechazó todos y cada uno de los disparos que su rival realizó sobre su portería hasta la hora de partido.

Fue en ese momento en el que apareció Jesús Medina, volviendo a demostrar el porqué de la confianza del equipo sobre él. Controló el balón en las inmediaciones del área, y con una diagonal se hizo espacio para sorprender al portero y anotar el primer gol para su equipo.

@NYCFC

Fue entonces cuando Montreal Impact despertó del letargo en el que parecía sumido, y fue adelantando poco a poco sus líneas, hasta jugar totalmente en campo rival. A pesar de su insistencia, no pudieron superar a un rival que estaba muy bien plantado.

A los pocos minutos del primer gol, una contra neoyorkina permitió anotar un segundo gol que daba el partido prácticamente por cerrado. Medina condujo en velocidad hasta las inmediaciones del área para poner un centro al segundo palo. En esa zona apareció Matarrita que vio al portero adelantado y con una vaselina anotó un gol de bella factura.

A partir de ese momento el partido se rompió. Mientras que los canadienses se ‘lanzaron’ a tumba abierta sobre la portería neoyorkina, estos continuaron aprovechando las contras para coger a su rival mal posicionado en defensa. Durante unos minutos ninguno de los equipos consiguió superar al rival, hasta que nuevamente, los locales dieron un golpe definitivo al partido. Una nueva contra por la banda izquierda,  permitió colocar el balón en el segundo palo para que en esta ocasión apareciese Jonathan Lewis, y de cabeza colocase el tercer y definitivo gol.

Desde ese momento el partido perdió cualquier tipo de competitividad y sólo se vieron llegadas en ambas porterías para buscar recortar distancias por parte de los visitantes o aumentar la goleada por los neoyorkinos. Sin embargo, ninguno de los rivales consiguió modificar el marcador y el partido finalizó con una goleada para los locales, que cortaba la mejor racha de resultados de los canadienses.