Once ideal VAVEL Mundial de Rusia 2018: un equipo plagado de estrellas

Tras una votación entre todos los redactores de VAVEL en el Mundial, este ha sido el once ideal elegido. Un equipo lleno de cracks que han dado y darán de qué hablar.

Once ideal VAVEL Mundial de Rusia 2018: un equipo plagado de estrellas
Fotomontaje VAVEL. Autor: Dani Souto

El gran Mundial de Rusia 2018 ha llegado a su fin y como no podía ser de otra manera VAVEL quiere cerrarlo de forma ideal. Y para ello, valga la redundancia, la redacción del periódico ha formado el once ideal del Mundial. La elección, lógicamente, no ha sido sencilla debido a que muchos futbolistas y seleccionadores merecían ser escogidos para formar parte del mejor equipo de la Copa del Mundo 2018. 

Bob Martínez: el mentalista de los banquillos

El elegido para ser el timonel del mejor once del campeonato es el español Roberto Martínez, seleccionador de Bélgica. Ha hecho historia llevando a su selección hasta la tercera plaza, superando la cuarta posición de 1986. Y no lo ha hecho de cualquier manera, lo ha logrado mediante un metódico trabajo desde su llegada para buscar los puntos fuertes del fútbol belga y explotarlos a la par que esconder las carencias. Ha conseguido optimizar al máximo a Hazard, De Bruyne, Lukaku y Meunier, convirtiéndoles en piezas clave. Sigue mejorando para esconder las carencias en las transiciones defensivas, pero el sistema de tres centrales ha tenido bastante éxito.

Roberto Martínez, elegido como mejor seleccionador por VAVEL. Foto: FIFA
Roberto Martínez, elegido como mejor seleccionador por VAVEL. Foto: FIFA

Courtois: portero salvador

El 'salvagoles' del Mundial no es otro que el grandísimo Thibaut Courtois. Tras una temporada floja en el Chelsea, ha hecho un Mundial para enmarcar con actuaciones absolutamente increibles, por ejemplo ante Brasil parando una y otra vez los disparos cariocas. Si muestra este nivel en la temporada que viene, puede convertirse en el mejor del Mundo sin problema.

Courtois celebrando la victoria ante Brasil. Foto: FIFA
Courtois celebrando la victoria ante Brasil. Foto: FIFA

Trippier: locomotora inglesa por la derecha

El lateral derecho del Tottenham de Pochettino ha sido la gran revelación de la Inglaterra de Southgate. Su Mundial de carrilero ha sido magnífico, siendo el único junto a Pickford que ha mantenido el nivel en todos los encuentros. Se ha adueñado de las jugadas de estrategia de Inglaterra con una excelencia increíble. Y para enmarcar queda su golazo ante Croacia que pudo haber significado el pase a la final de los ingleses. 

Varane: la perfección defensiva encarnada

Probablemente el mejor defensa del torneo. Con 25 años tiene un palmarés absolutamente envidiable. Ha sido la mejor arma de Francia para mantener las ventajas en el marcador. Su rapidez al corte, poderío aéreo, inteligencia en las marcas y posicionamiento excelente hacen de él un pedazo de central. Juega como si tuviera la experiencia de un jugador de 32 años. Además, es la elegancia defensiva y no se le ve un gesto feo. Ejemplar.

Umtiti: potencia y seguridad

Tras su grave error en el partido inicial ante Australia se supo reponer y esatr al nivel de Raphael Varane, que ha sido el mejor defensa del torneo. La potencia de Samuel ha sido importante en la faceta defensiva del equipo de Deschamps y encima decidió el encuentro de semifinales ante Bélgica con un golazo de cabeza. El triángulo que ha formado con Varane y Kanté parecía el de las Bermudas, todo balón que pasaba por ahí desaparecía, y aparecía ya en velocidad hacia adelante. Centralazo.

Umtiti celebra su gol ante Bélgica. Foto: FIFA
Umtiti celebra su gol ante Bélgica. Foto: FIFA

Lucas: la reconversión exitosa

El tercer francés de la zaga es quizás el que más mérito tiene. Lucas ha jugado a las mil maravillas de lateral, siendo la de central su posición. Su polivalencia incrementa aún más su valor hoy en día. El defensor del Atlético se ha ganado a pulso ser el mejor lateral izquierdo del Mundial. Ha cerrado a la perfección su banda en todo momento y pese a su juventud ha demostrado estar a la altura de una campeona del Mundo. Sale muy reforzado.

Kanté: el pulpo francés

Uno de los grandes esperados en este once ideal. Su proyección es espectacular y ha demostrado ser un jugador top en este Mundial. Secó al mejor jugador del Mundo en octavos, igual que lo ha hecho ante otras selecciones. Pese a que la final fue su peor partido del torneo, ha dejado claro que es indispensable en la Francia de Deschamps y que puede optar a jugar en cualquier equipo del Mundo

Modric: el liderazgo 

La Croacia de Luka Modric ha llegado a los corazones de todos los aficionados del Mundo. Han hecho historia y en gran parte es por las actuaciones puntuales y oportunas de Modric. El madridista es la brújula de su selección y así lo ha demostrado. Su capacidad de romper líneas con pases impensables, sus conducciones en momentos agónicos o su simple inteligencia táctica le posiciona entre los grandes. Ha sido el mejor jugador del torneo según la FIFA pese a no ser campeón, cosa que le honra más, si cabe. 

Modric recibe el galardón al mejor jugador del torneo. Foto: FIFA
Modric recibe el galardón al mejor jugador del torneo. Foto: FIFA

De Bruyne: la inteligencia y calidad

La maestría del centrocampista del Manchester City se ha dejado ver en el Mundial, en distintos contextos y en distintas fases del partido. Comenzó jugando en un doble pivote con Witsel donde no brillaba ofensivamente más que en transiciones rápidas, pero donde trabajó a destajo para mantener el bloque. Más adelante Roberto Martínez decidió adelantar su posición para que jugase en la misma línea que Eden Hazard y ahí fue donde brilló. Y no fue precisamente por el juego que le caracteriza en Inglaterra, sino por sus exhibiciones en los contraataques más bellos del Mundial. Él inventaba la contra, la iniciaba y dirigía y luego se asociaba a sus socios Lukaku, Meunier y Hazard, y reventaban la fortaleza rival. El ejemplo más claro el gol de Chadli a Japón en el descuento, o el suyo propio a Brasil. Una barbaridad.

De Bruyne celebra su golazo ante Brasil. Foto: FIFA
De Bruyne celebra su golazo ante Brasil. Foto: FIFA

Hazard: la magia belga

El resurgir de un futbolista maravilloso. El extremo belga se hizo gigante de la mano de Roberto Martínez y su esquema, donde consiguió exhibir todo su potencial. Se convirtió en héroe y líder de la selección belga junto a su fiel compañero De Bruyne. Se lleva el Balón de Plata del Mundial, muy merecido, siendo el detonador de partidos más efectivo tras Mbappé. Se ha reivindicado totalmente.

Hazard celebra el pase a semifinales. Foto: FIFA
Hazard celebra el pase a semifinales. Foto: FIFA

Mbappé: velocidad, juventud y hambre

El jugador del que todo el Mundo habla. No ha sido regular durante todo el torneo, pero sus apariciones han sido totalmente innegables y decisivas. Ha recordado por momentos a la mejor época de Ronaldo Nazario por su velocidad con el balón en los pies. Ha decidido partidos marcando goles, provocando penaltis, destrozando defensas al espacio, etcétera. Se ha llevado el premio al Mejor Jugador Joven del Mundial de manera totalmente merecida y tiene el méritazo de haber estado a la altura, o casi, de Griezmann en esta Francia. Jugador que dará de qué hablar.

Mbappé besa la Copa del Mundo en medio de la celebración gala. Foto: FIFA
Mbappé besa la Copa del Mundo en medio de la celebración gala. Foto: FIFA

Lukaku: el gol más móvil

El Mundial del señor Romelu Lukaku es una auténtica barbaridad. El delantero centro del Manchester United ha demostrado entender a la perfección los contraataques de Roberto Martínez, y también el destrozar defensas desde una posición más escorada. Una exhibición del gigante belga, que tras una temporada irregular, se ha reivindicado en la Copa del Mundo, siendo además Bota de Bronce del torneo después de marcar cuatro tantos. 

El once ideal VAVEL

Once ideal VAVEL. Foto: Pizarra del Mister
Once ideal VAVEL. Foto: Pizarra del Mister

Banquillo de lujo

Pese a que el once ideal elegido por la redacción es lujoso, el banquillo, formado por los segundos más votados en cada posición, no tiene nada que envidiarle. El técnico elegido sería Zlatko Dalic. El croata ha conseguido por primera vez en la historia de su país, incluyendo la historia de Yugoslavia, llevar a la selección croata a la final de un Mundial y eso que cogió el cargo en octubre del año pasado, con muy poco margen de error en la fase de clasificación.

El equipo está a la altura del técnico escogido. El sorprendente y brillante Pickford defendería la portería tras sus brillantes actuaciones en cada encuentro del Mundial y convertirse así en pieza clave para que Inglaterra haya sido cuarta.

Pickford y Maguire cantando el himno junto a Kane. Foto: FIFA
Pickford y Maguire cantando el himno junto a Kane. Foto: FIFA

En la defensa de cuatro forman, de derecha a izquierda, Meunier, Vida, Maguire y Marcelo. El belga ha cuajado un Mundial sobresaliente que tranquilamente podría haberle llevado al once ideal. Una pieza clave para Bob Martínez. Vida y Maguire han sorprendido a todo el planeta con su rendimiento. Han defendido con todo en todo momento, valga la redundancia, a sus equipos y lo han hecho de diez. Sublimes al corte, correctos en la salida de balón y muy potentes por arriba, sobre todo el inglés. Por último hay que mencionar al brasileño Marcelo. Pese a perderse los octavos de final tras lesionarse ante Serbia en la fase de grupos, ha sido el pilar ofensivo para la Brasil de Tite. Ante la baja de Dani Alves, todo el sistema ofensivo de Tite pasaba por él y cumplió con las espectativas. 

En la medular se encuentran tres futbolistas muy distintos. De '5', o stopper, emerge Casemiro. Su gran importancia en el equipo se vio cuando faltó ante Bélgica por sanción. Es el que sostiene al equipo con las constantes subidas de laterales e interiores y no tiene recambio ya que Fernandinho no juega en la misma posición. Por delante, como organizador, está Ivan Rakitic. El acompañante de Modric en la medular croata se ha consagrado, si no lo estaba ya, en este Mundial como jugador legendario. Y como hombre más ofensivo del centro del campo estaría el brasileño Coutinho, que se ha echado a la espalda a Brasil en este torneo siendo el mejor del equipo, el más vistoso y el más efectivo.

Por último, hay que mencionar a los tres futbolistas de ataque. Por el costado derecho sigue corriendo el croata Rebic, que ha sido una de las revelaciones del campeonato. Ha sido el puñal en el ataque de su equipo y su esfuerzo incansable no ha pasado desapercibido. La otra banda la ocupa Hirving Lozano. Es el único futbolista elegido de los que no han llegado a cuartos de final. Su partido ante Alemania es escandaloso y ese gol fue el más importante de su carrera. Ha formado un tridente letal con Vela y Layún en tres cuartos y se ha convertido en la estrella mexicana con solo 22 años, un crack. En la punta de ataque cierra el equipo el que ha sido el Balón de Bronce del Mundial, Antoine Griezmann. Pese a no brillar tanto, ha sido muy muy importante en la victoria francesa mezclando bien con Mbappé y los centrocampistas, y liderando el ataque galo. Su inteligencia táctica le ha dado mucho a esta Francia.

Griezmann celebra su gol a Argentina. foto
Griezmann celebra su gol a Argentina. Foto: FIFA

Y así ha sido la elección de los redactores de VAVEL, dos equipos con mucha calidad, jerarquía e importancia que bien merecido tienen su puesto en este equipo ideal, tras actuaciones brillantes en este Mundial de Rusia tan apasionante, igualado y divertido.