El Feyenoord se lleva su segunda Supercopa consecutiva
Feyenoord campeón de la Supercopa holandesa | Foto: @Feyenoord

Jugar en una Supercopa, de por sí, es un reconocimiento extraordinario para cualquier equipo, pues llegar a esa instancia, por lo general, implica haber salido campeón de la Liga del país o de la copa doméstica. Además, por el momento en el que se disputa la copa no suele ser tan doloroso para los aficionados una derrota y la victoria se celebra con la mesura propia de un comienzo de temporada.

La Supercopa de Holanda no ha sido la excepción a lo dicho. El sábado 4 de agosto, el Philips Stadion fue escenario para el choque entre el PSV y el Feyenoord. El PSV llegó como campeón de la Eredivisie, la liga holandesa, coronándose tras superar por cuatro puntos al Ajax. Por su parte, el Feyenoord se aseguró su cupo al derrotar 3-0 al AZ Alkmaar en la final de la Copa de los Países Bajos.

Bijlow (der) y Clasie (izq), las figuras de la victoria del Feyenoord | Foto: @Feyenoord
Bijlow (der) y Clasie (izq), las figuras de la victoria del Feyenoord | Foto: @Feyenoord

El encuentro tuvo la dinámica clásica de un encuentro jugado en plena pretemporada y terminó con un 0-0 en el marcador. Esto llevó a que ambos conjuntos definieran el título en la serie de penales. Ya en los remates desde el manchón blanco, el Feyenoord vio a su portero Bijlow crecerse bajo los tres palos y atajar dos penales, lo cual, sumado con el acierto final de Clasie le dio la victoria al conjunto de Róterdam.

Con un resultado final en los penales de 5-6, el Feyenoord consiguió alzar por segunda vez consecutiva la Supercopa Johan Cruyff. El año anterior derrotó al Vitesse por la vía del penal al igual que en esta ocasión, solo que en aquella oportunidad el partido finalizó empatado a un gol. Además, esta victoria firmó el quinto título de Giovanni van Bronckhorst como entrenador profesional. En su palmarés acumula dos Copas de Holanda, dos Supercopas y una Eredivisie, todas con el equipo del Feyenoord.

Por su parte, los dirigidos por Mark van Bommel se fueron a casa con las manos vacías a preparar su debut en la Eredivisie. Por competición liguera, el PSV enfrentará en la primera jornada al Utrecht en su propio campo con la misión de defender el titulo obtenido la temporada pasada bajo la conducción de Philip Cocu. Así mismo, tendrán que estar pendientes de disputar la ronda de playoffs final para poder disputar la fase de grupos de la UEFA Champions League.

VAVEL Logo