Sin goles en el St. Mary's
Saints y Clarets brindaron un partido chato en el debut. (Foto: Reuters)

Sin goles en el St. Mary's

Southampton y Burnley iniciaron su camino en la Premier League con un 0-0 que tuvo pocas emociones. Después de un mejor primer tiempo del visitante en donde el arquero McCarthy se lució, los Saints arremetieron y estuvieron cerca del gol gracias a los cambios de Hughes, sin embargo ninguno de los dos aprovechó sus ocasiones y terminaron repartiéndose los puntos.

juance-saber
Juance Sáber
SouthamptonMc Carthy; Stephens, Vestergaard, Hoedt; Cédric Soares (Elyounoussi, min. 56), Lemina, Romeu, Bertrand; Armstrong (Ings, min. 56), Redmond; Austin (Gabbiadini, min. 72).
BurnleyHart; Lowton, Tarkowski, Mee, Ward; Lennon, Cork, Westwood, Gudmundsson (Taylor, min. 87); Hendrick (Barnes, min. 76); Wood (Vokes, min. 73).
ÁRBITROGraham Scott (ING). Amonestó a Cork (min. 15).
INCIDENCIASPartido correspondiente a la jornada 1 de la Premier League entre Southampton y Burnley, disputado en el St. Mary's Stadium ante 30.784 espectadores.

Lo que venía siendo un comienzo fulgurante de la Premier League en materia de goles tuvo su freno en el encuentro que disputaron hoy Southampton y Burnley, dos que pretenden asentarse lo más rápido posible para evitar sufrir con la permanencia.

Los Clarets se vieron mejor en el primer tiempo

 En un duelo de momentos repartidos, los Clarets tuvieron un mejor comienzo que los ubicó cerca de marcar en los primeros diez minutos. Un pelotazo frontal provocó un desentendimiento entre Wesley Hoedt y Jannik Vestergaard y la chance de marcar para Aaron Lennon, sin embargo Alex McCarthy estuvo muy rápido de piernas para achicarle el ángulo de tiro y salvar su valla. Un par de minutos más tarde la visita volvió a avisar mediante un tiro libre de Johann Berg Gudmunsson que pasó cerca. La respuesta de los Saints llegó cerca de los veinte, en lo que fue su única ocasión de la primera mitad. Ryan Bertrand logró prevalecer por izquierda y sacó un centro para Mario Lemina, cuyo testazo obligó a Joe Hart a intervenir. 

Durante el resto de la primera parte se dio la inusual situación de Burnley manejando más el balón ante un Southampton muy plano a la hora de elaborar, que extrañó la pericia de un Nathan Redmond algo enfrascado en abrir el cerrojo rival a fuerza de maniobras individuales y la intervención de Oriol Romeu y Lemina en la circulación. Solamente los 199 centímetros del danés Vestergaard intentaron ser argumento para quebrar el empate, pero su cabezazo tras un córner se fue muy alto. Los de Sean Dyche tampoco estuvieron muy inspirados atacando en estático, pero les alcanzó con abrir a los costados para buscar envíos aéreos o generar pelotas quietas, un arma que les brindó su segunda ocasión más clara del juego. Ben Mee ensayó una chilena que sirvió de centro hacia Chris Wood, cuyo cabezazo de pique al piso fue parado de gran forma por un McCarthy vital para mantener el cero. El arquero tuvo inmediatamente un nuevo duelo con el delantero neozelandés, y volvió a contenerle otro remate de cabeza.

McCarthy fue importante para que sostener a Southampton en el primer tiempo. (Foto: Getty)
McCarthy fue importante para que sostener a Southampton en el primer tiempo. (Foto: Getty)

Los cambios de Hughes y el repliegue de Burnley

En el arranque del complemento los visitantes parecieron replicar lo hecho en la primera parte, incluso disponiendo de un par de aproximaciones con pelota quieta, sin embargo el local logró espabilar tras diez minutos sin reacción y, con la ayuda de un par de cambios, empezó a acercarse más al arco rival. Los ingresos de Danny Ings y Mohamed Elyounoussi potenciaron a los de Mark Hughes, y empezaron a hacer caer lentamente algunas chances. Un cabezazo en contra de su propio arco de Mee, salvado en la línea por Ashley Westwood, fue el inicio de un cambio de paradigma en el partido. La pelota pasó a estar todo el tiempo en campo visitante, sin lugar para ningún contragolpe ni ataques directos mediante pelotazos a Wood. Ya no se jugaba como quería Burnley.

La última media hora tuvo a Southampton protagonizando solitariamente el partido, pero incapaz de vulnerar a un rival que ya había vuelto a su manera de jugar habitual. Tanto Mee como James Tarkowski se cansaron de rechazar balones desde los costados, y solamente Ings cuando cayó a asociarse pudo generar algo diferente. En una de esas ocasiones, el delantero cedido por el Liverpool sacó un centro al segundo palo que halló la llegada de Jack Stephens por atrás, pero Hart apareció para enviar su remate a córner. Más tarde, el propio Ings cabeceó un córner por encima del travesaño, y en la última ocasión del encuentro una buena combinación entre él y Elyounoussi dejó al noruego quedó en posición de gol, pero fue cerrado con lo justo por Tarkowski. No le alcanzó el ímpetu al local y el juez Graham Scott decretó el final, dando como resultado el primer 0-0 de esta Premier. Los Saints podrán estar algo satisfechos con haber levantado su imagen en el segundo tiempo, aunque quedó claro que su producción ofensiva tiene mucho margen de mejora. Burnley, por su parte, se volverá a casa conforme con el punto y ya pensará en su duelo de Europa League, un desafío extra en el que buscan dar que hablar aunque sin descuidar el torneo doméstico.

VAVEL Logo