La
Loba tiene un inicio esperanzador
El equipo romanista celebrando el gol de Edin Dzeko | Fuente: AS Roma.

Fue un gran encuentro. Esa fue la conclusión con la que probablemente salieron la mayoría de hinchas una vez finalizada Torino – Roma del Stadio Olimpico di Torino. En una primera fecha de la gran mayoría de campeonatos, los equipos no suelen mostrar un gran juego o ser atractivo para los hinchas. El Torino – Roma no fue el caso, entretenido, con varias ocasiones de gol para ambos equipos y con un desenlace favorable al elenco romanista por obra de un gran gol de Džeko. Si bien ambos equipos mostraron un buen nivel, el equipo de Di Francesco se llevó la victoria, 3 puntos los cuales sirven para afirmar las ideas mostradas y el camino a seguir mejorando para poder disputar los primeros puestos del Calcio.

Il Toro empezó fuerte

El conjunto local fue quien empezó mejor el encuentro, si bien no tenía tanta profundidad, si controlaba el balón y su transición corta –pero efectiva- hacía sentir incomodo a los visitantes, quienes a través de Alejandro Berenguer y Andrea Belotti molestaban a los defensas romanistas. Este buen arranque duró 15 minutos aproximadamente, posterior a ese buen comienzo local, Roma empezó a controlar el balón y sentirse más cómodo en la cancha. Transcurrido el encuentro, las posturas de ambos equipos fueron muy claras; La transición corta y la posesión de balón era para la Roma, quien a través de la elaboración trataba de acercarse al área rival. Por el contrario, el Torino esperaba en campo contrario y a través de mucha velocidad, atacaba a Roma aprovechando no estar del todo bien colocado en cancha al intentar atacar. En esta dinámica de quien se equivocaba, el partido se tornó entretenido para el hincha.

Torino se mostró siempre dispuesto a atacar cuando la Roma le diera la posibilidad. Siemrpe ataco con mucho peligro, si bien no eran ataques consistentes en cada momento, cada vez que le toco ir al área rival, incomodo y genero peligro.

Fuente: Torino FC.

Un partido de ida y vuelta

La primera gran ocasión del partido sucedió al minuto 19 del encuentro. En un ataque construido de la Roma, Džeko asistió a Kolarov, quien llego al punto del área chica prácticamente, rematando con un defensa rival encima. Su disparo dio en un costado del travesaño. Posteriormente, al minuto 23, el Torino respondió a través de Alejandro Berenguer, quien en área rival recibió un buen centro, pero el arquero visitante Robin Olsen intercepto de manera brillante, de no ser así, probablemente era el primero del Toro. Al minuto 24, tanto Aleksandar Kolarov como Alessandro Florenzi enviaron centros peligros al área local, pero ningún delantero de la Roma logró conectar. En aquellos momentos, la Roma controlaba las acciones y atacaba con mucha gente, principalmente con sus dos laterales.

Al minuto 31, apareció Stephan El Shaarawy quien remato al arco, pero Salvatore Sirigu estuvo brillante para cortar la clarísima llegada rival. A los 40 minutos del partido, sucede la ocasión más clara del primer tiempo; Tomas Rincon remato al arco desde el borde del área con borde interno de su pie y el balón pega en el travesaño, yéndose fuera de la cancha. Era el primer gol del partido y la mejor ocasión hasta ese momento fue para el elenco local.

Ya en el segundo tiempo, el inicio fue calcado al primero; Torino comenzó mucho mejor, con más motivación que fútbol y gracias a las ganas, llevaba el fútbol al área visitante. Prueba de aquello, es que al minuto 48 de partido, Iago Falque anotó el gol del partido, pero fue anulado al VAR por posición de adelanto. El resto del encuentro se desarrolló igual al primer tiempo; La Roma con el balón, Torino a la espera del contra ataque. En ambos arcos se siguió anotando ocasiones de gol, por lo que el partido siguió con una tendencia en las áreas.

El acierto de Di Francesco

En el segundo tiempo, el entrenador de “La Loba” realizo 3 cambios; Bryan Cristante por El Shaarawy a los 60 minutos, Justin Kluivert por Cengiz Under a los 70 minutos y finalmente Patrik Schick por Javier Pastore a los 75 minutos. Los 3 cambios surgieron efecto y ayudaron mucho a renovar el ataque de la Roma, principalmente Kluivert, quien hizo un gran encuentro en los minutos que le toco estar en cancha. Su principal acción fue al minuto 89, quien hizo un gran desborde por la banca derecha de la cancha y centro el balón para que Edin Džeko conectara de gran forma el balón y lograra superar al muy buen arquero local Salvatore Sirigu.

Fuente: AS Roma.

De esta forma, el equipo de Di Francesco logra los primeros 3 puntos de la Serie A 2018 / 2019, lo cual es importante para afirmar un muy buen inicio en la liga, pero por sobre todo, mostró un muy buen juego (con factores a mejorar) que lleva a ilusionarse al hincha romanista a que esta pueda ser una gran temporada, ojalá, mejor que la anterior.

VAVEL Logo