Goleada con sabor a
playoff
6abc.com

El conjunto local necesitó poco menos de media hora para llevarse un partido de vital importancia. Desde el inicio de la primera mitad el dominio local fue abrumador, consiguiendo aprovechar los despistes de la defensa rival para adelantarse en el marcador. No fue hasta la segunda parte cuando un cuarto gol dio casi por cerrado el encuentro. En la segunda mitad, un tempranero gol de ‘Los Loons’ les dio esperanzas de poder dar la vuelta al marcador, pero la respuesta local no tardó en llegar y derrumbarlas.

Media hora frenética

El conjunto local no pudo tener mejor inicio ya que se convirtió en un torbellino de ocasiones que encerró a su rival y antes de que se cumpliese la primera media hora, ya le había endosado tres goles.

Desde el primer minuto, Philadelphia Union llevó el peso del encuentro, controlando el balón y aprovechándose de la velocidad de sus acciones para llegar sobre la portería de su rival. Gracias a ello, en una acción en la que los defensores fallaron, el delantero local, Corey Burke, se hizo con un balón en la frontal del área, y con un disparo potente y cruzado adelantó a su equipo en el marcador.

Unos minutos después, en otra llegada por banda derecha permitió a Rosenberry coloca un centro al área pequeña donde apareció Bedoya. El capitán se anticipó a los defensores colocando el pie y desviando la trayectoria del balón para poner el segundo tanto para su equipo.

El equipo visitante trató de responder al dominio de su rival, pero apenas conseguía presentarse con el control de la pelota en su campo. Cada vez que superaban la primera línea de presión, parecían perder las ideas y los locales recuperaban la posesión de la pelota.

Esta falta de mentalidad e intensidad en los visitantes hizo que Philadelphia se aprovechase nuevamente y consiguiese un tercer gol que les daba el partido por solucionado. Picault recibió un pase entre líneas que le dejó en clara posición rematadora, no fallando en la definición y consiguiendo así su primer gol de la noche.

Desde ese momento se abrió un nuevo partido en el que Minnesota United adelantó sus líneas de presión y buscó con insistencia la portería rival. Fueron varias las ocasiones en las que consiguió llegar con peligro, realizando varios disparos a puerta, pero estos no finalizaron como a ellos les hubiese gustado.

Así, en los minutos finales, con los visitantes volcados en el ataque, el Union consiguió sorprender y anotar un nuevo gol que ahora sí, daba la victoria por segura. Picault fue nuevamente el protagonista al controlar un balón en el interior del área y con tiempo para decidir, colocó el balón en la escuadra más alejada para el portero.

Tardía reacción ‘Loon’

La segunda mitad comenzó con un claro dominador, Minnesota United. El conjunto visitante, con una desventaja de cuatro goles necesitaba mejorar mucho si quería sacar algún resultado positivo de su visita.

Durante los primeros minutos tuvo varias ocasiones hasta que consiguieron recortar distancias antes de que se cumpliesen los diez primeros minutos. Darwin Quintero, en una acción individual logró llegar hasta el interior del área, tras una pared con un compañero y superó al guardameta con un potente disparo.

Esta acción permitió que ‘Los Loons’ cogiesen aire y continuasen durante los siguientes minutos buscando el gol sobre la portería de su rival. Trataron de sorprender con disparos lejanos desde el exterior del área, pero el guardameta estuvo acertado para detener todos y cada uno de los mismo.

Sobre la hora de partido, las tornas cambiaron y fue el Union el que de nuevo tomó la iniciativa. Incrementó la intensidad de su juego y consiguió devolver a su rival a campo propio. Aunque sin demasiada insistencia, los locales fueron teniendo más ocasiones, aunque ninguna de ellas logró poner en riesgo la portería visitante.

Con el paso de los minutos y la victoria en el bolsillo, ambos entrenadores comenzaron a realizar un carrusel de cambios en los que el equipo local buscó dar descanso a algunos futbolistas, con clara visión a los PlayOff´s. A pesar de este cambio, los locales continuaron insistiendo sobre la portería ‘Loon’, la que lograron superar a pocos minutos del final.

Ilsinho Jr., que había salido al terreno de juego en los minutos anteriores anotó uno de los golazos de la semana. Desde una posición muy alejada del área, el extremo brasileño soltó un latigazo que cogió mal posicionado al guardameta y coló el balón pegado al palo.

A partir de esa acción el partido sufrió una disminución en la intensidad, en lo que pareció una búsqueda por parte de ambos equipos de que llegase el final del partido, ya que todo estaba decidido. Y con ese planteamiento finalizó el partido que le daba a los locales el pase matemático a los PlayOff´s, a falta de conocer la posición definitiva en la que acabarán.

VAVEL Logo