Decepcionante empate entre Liverpool y Manchester City
Atípico empate sin goles entre Liverpool y Manchester City. | Foto: Manchester City FC

Decepcionante empate entre Liverpool y Manchester City

El partidazo de la jornada acabó con empate 0-0 entre Liverpool y Manchester City. Ningún equipo consiguió generar ocasiones y la única clara fue para los de Guardiola, pero Mahrez falló un penalti en el final del encuentro.

sergio-munoz
Sergio Muñoz

Dos de los equipos candidatos a ganar la Premier League se vieron las caras en Anfield en el que era el gran partido de la jornada en Inglaterra. Liverpool y Manchester City buscaron la victoria para irse al parón de selecciones como líder de la Premier League, posición que en el inicio de partido ocupaba el Chelsea que había ganado su encuentro y dejaba a los de Sarri un punto por encima antes de la disputa del encuentro.

En un primer momento se intuía un partido con muchas ocasiones y goles, debido al gran potencial ofensivo de ambos y que en sus últimos dos enfrentamientos en Premier League, en total hubo 12 goles, lo que hacía prever un partido con un gran ritmo y de ida y vuelta.

Sin embargo, fue todo lo contrario. Ambos equipos salieron mostrando un gran respeto por el rival y más preocupados por no cometer errores que por hacer daño al equipo contrario. La primera parte acabó sin que ningún equipo disparase a puerta y en la segunda parte, aunque hubo alguna ocasión, ningún equipo consiguió generar mucho peligro. Al final del encuentro, el Manchester City dispuso de un penalti provocado por Sané que ejecutó Mahrez, pero el argelino mando el balón por encima del larguero y el partido concluyó en empate 0-0.

Van Dijk y Sané en el momento del penalti. Foto: Premier League.
Van Dijk y Sané en el momento del penalti. Foto: Premier League.

Sin noticias del ataque

En la primera parte los porteros fueron prácticamente espectadores de primera línea. Ninguno de los dos equipos pudieron disparar entre los tres palos y pocas fueron las llegadas de ambos equipos.

El encuentro comenzó como era de esperar: el Liverpool presionando arriba intentando recuperar el balón es posiciones cercanas a la portería rival y el Manchester City sin renunciar a su juego y buscando salir desde atrás con el balón. En los primeros minutos, los de Klopp consiguieron recuperar algunos balones con los que causó peligro, pero la finalización de las jugadas no fue buena y no inquietaron a Ederson.

Pasado el minuto 10 de partido, el Manchester City tuvo la primera llegada con peligro gracias a un recuperación de Fernandinho en el medio del campo en la que el brasileño abrió a banda para Sterling y tras dos recortes en el área, intentó buscar a Agüero, pero la defensa mandó el balón a córner.

A partir de este momento, los de Guardiola empezaron a crecer en el partido y sus posesiones empezaron a ser en campo contrario, mientras que el Liverpool se mantenía replegado intentando recuperar algún balón para poder salir a la contra aprovechando la rapidez de sus atacantes.

Con el paso de los minutos, el Liverpool empezó a contar con algunas posesiones largas, pero al igual que las del Manchester City, no generaban peligro a la defensa rival y las posesiones se igualaron más.

De esta manera, la primera parte finalizó de una forma sorprendente para todos, ya que dos de los equipos con mayor potencial ofensivo del mundo, se marcharon al descanso sin haber hecho ni un solo tiro a puerta ninguno de los dos equipos, algo que reflejaba el respeto que se tienen uno y otro equipo.

Joe Gómez y Sterling disputando el balón. Foto: Premier League
Joe Gómez y Sterling disputando el balón. Foto: Premier League

Mahrez falla el penalti y los puntos se reparten

En el inicio de segunda parte, el Liverpool salió mucho mejor al terreno de juego. Los de Klopp salieron a presionar de forma intensa a los defensores del Manchester City en la salida de balón, consiguiendo recuperar la posesión rápidamente y haciéndose con el dominio en los primeros compases.

A los pocos minutos de segunda mitad, el Liverpool tuvo una buena ocasión en un balón que quedó suelto dentro del área, pero entre Keita y Mané se estorbaron a la hora de disparar y desperdiciaron la oportunidad.

A la hora de partido llegó la ocasión más clara hasta el momento, en un buen balón al espacio del Silva para Mahrez y el argelino disparó cruzado pero su disparo se marchó fuera cerca del palo. La réplica del Liverpool llegó en la siguiente posesión de los de Klopp, en la que Salah recibió dentro del área y disparó con el interior, aunque sin lograr colocar el balón y Ederson detuvo sin problemas.

El Manchester City poco a poco fue mejorando, consiguiendo llegar con algo más de peligro y a los 30 minutos de segunda parte, los de Guardiola tuvieron una doble oportunidad para ponerse por delante. Primero con una llegada de Bernardo Silva a línea de fondo en la que centro atrás y Alisson consiguió despejar, pero el despeje le cayó a Mahrez que disparó al primer palo y Alisson desvió a córner.

Poco después, Sturridge pudo poner por delante al Liverpool tras un centro de Joe Gómez que remató el delantero inglés aunque no contacto bien con la cabeza y el balón le llegó sin problemas al portero del Manchester City.

A partir de estas ocasiones, el ritmo del partido volvió a disminuir hasta que en un balón de Silva para Sané, el alemán entró en el área y Van Dijk cometió penalti. Esto parecía que iba a romper el partido para los últimos minutos, pero Mahrez, el encargado de ejecutar la pena máxima, mando el balón fuera por encima del larguero.

En los minutos finales, no hubo acercamientos peligrosos y el partido finalizó con empate 0-0, lo que dejaba un triple empate a 20 puntos en el liderato de la tabla con el Manchester City como líder, el Chelsea segundo y el Liverpool tercero. 

Mahrez después de fallar el penalti. Foto: Premier League.
Mahrez después de fallar el penalti. Foto: Premier League.

 

VAVEL Logo