Un gol agónico de Di María le da el empate al PSG
Di María dispara para el 2-2. Foto: Champions League.

Segundo día de la jornada de UEFA Champions League se llevó a cabo este miércoles en Europa. La otra mitad de los partidos se completaron para poder comenzar a definir algunos equipos que se encaminan para la clasificación a la próxima ronda, o en otros casos, la eliminación.

Uno de los grupos más parejos hasta el momento es grupo C que cuenta con la presencia de equipos muy competitivos y que, hasta el último instante, no se va a definir los dueños de las clasificaciones. Es el grupo que comparten el Paris Saint-Germain de Francia, Liverpool de Inglaterra, Nápoli de Italia y Estrella Roja de Belgrado. 

Más allá de que el equipo serbio está más relegado, las otras tres fortalezas darán el todo por el todo para quedarse con la orejona. ya que, los dirigidos por Carlo Ancelotti, son los que encabezan el grupo con 4 unidades seguido muy de cera por los de Klopp y Tuchel.  

En este marco, en el Parque de los Príncipes de París, el líder, Nápoli, debía enfrentar a su escolta, el PSG. En caso de que el conjunto francés se quedara con el triunfo, iba a lograr sacarle el lugar a su rival de turno, caso contrario, los italianos se treparían más cerca de la punta complicando las chances de acceder a la próxima ronda. 

La paridad rota por Insigne

Tras una gran expectativa que se esperaba por este juego, el árbitro de nacionalidad alemana, Thorsten Schiffner, dio inicio al juego.

En los primeros minutos, el Nápoli mostraba sus intenciones de salir jugando con balón dominado hasta la portería visitante, más allá de que, enfrente tenía un equipo que aprovechaba la velocidad de Neymar y Mbappé para presionar la salida forzar el error rival. 

De esa forma, llegaba la primera situación clara del encuentro. Con la velocidad y la habilidad de Mbappé para poder ganar a los defensores rivales, logra asistir al área, pero ni Cavani como Neymar podían definir. 

Hasta que, en el minuto 18 de juego, llegaba la primera gran intervención de Ospina al parar un gran disparo de Cavani, que fue asistido por Neymar, y el uruguayo se perdía la gran se perdía una gran oportunidad para anotar el primer gol del juego. 

Pero el Nápoli comenzaba a responder con posesión. De esa forma, Mario Rui aprovecha para lanzar un centro al área para Dries Mertens, que estrelle el balón en el poste. Este momento se caracterizó por una superioridad del equipo italiano. 

Por eso, antes del minuto 30 de juego, el marcador iba a ser en favor de los visitantes ya que, una buena jugada colectiva de la visita en defensa, abrieron el balón a la izquierda en la que Callejón habitaba a Insigne y marque el 1-0.

Desde ese momento, el local debía reaccionar si no quería quedarse con las manos vacías. Y eso hizo. En el minuto 38 de la primera parte, la figura de Ospina se empezó a acrecentar cuando le tapó un gran remate Mbappé.

Sin tiempo para más, el primer tiempo llegaba a su fin. El Nápoli estaba dando la sorpresa al vencer a 1-0 a uno de los grandes candidatos a quedarse con la orejona. 

Di María el salvador

En la segunda mitad, los primeros minutos, se vio un conjunto visitante fiel a su estilo de juego de comenzar la jugada desde atrás para llegar a la portería rival. Sin embargo, el primero que tuvo una situación clara fue el PSG con un cabezazo de Meunier que tapaba, nuevamente, Ospina. 

La iniciativa de los dirigidos por Tuchel tuvo su recompensa ya que, en un centro de Meunier llegó al área y, en vez de despejar el balón, Mario Rui pone el balón dentro de su propia portería. Esto significaba el empate local. 

A pesar de que le costaba, los de Ancelotti comenzaron a crecer de manera similar a la de la primera etapa y, con el empate, el PSG bajó el pie del acelerador. Por eso, Mertens tuvo una oportunidad de rematar a la portería, pero sin el efecto suficiente para rematar. 

A la mejora del Nápoles se pudo ver cuando, en el minuto 78, Fabián dispara a la portería, que rechaza Marquinhos, pero de todas maneras le queda a Martens que no desaprovecha y anota el 2-1 en favor del visitante. 

El resultado desfavorable obligó al PSG a salir a buscar el empate. En cambio, los italianos, sólo debían aprovechar algún contraataque para definir el partido. A 10 minutos del final, Neymar lanza un tiro libre perfecto, pero que Ospina evitara la caída de su valla. 

Sin embargo, cuando todo parecía que el conjunto parisino no le encontraba la vuelta al partido, que no sabía como anotar un gol, en el minuto tres de descuento, Ángel Di María metió un disparo extraordinario de zurda para sentenciar el 2-2 final.

Con este resultado, y con la victoria del Liverpool ante Estrella Roja en el otro partido del grupo, el nuevo líder es el conjunto que dirige Jürgen Klopp con siete unidades, en segundo lugar se encuentra el Nápoli con cuatro, mientras que PSG quedó tercero con cuatro puntos. El próximo encuentro para el conjunto parisino será en el estadio Estadio San Paolo frente al mismo rival. 

VAVEL Logo