Contundencia a favor del Hoffenheim
Foto: Hoffenheim

La jornada de DFB Pokal a mitad de semana dejó al Bayer Leverkusen y al TSG Hoffenheim con dos panoramas diferentes. Por un lado, los dirigidos por Herrlich ampliaron su racha de goleadas al propinarle un contundente 0-5 al Borussia Mönchengladbach de visita. Por otro lado, el Hoffenheim cayó eliminado de la competición en su visita al Red Bull Arena, donde el Leipzig lo despachó con un doblete de Timo Werner.

Con estas realidades llegaron ambos equipos a encarar la décima jornada de Bundesliga. El Leverkusen fue el anfitrión del Hoffenheim, en un partido plagado de emociones y de sorpresas. Como era de esperar, ambos equipos salieron con la mayor parte de sus mejores jugadores en la alineación inicial, prometiendo un verdadero espectáculo.

El encuentro comenzó de la manera que se esperaba desde la previa del partido, el Leverkusen tenía la iniciativa al ser local y ser un equipo que crece desde la posición del balón. Mientras tanto, la visita replegaba en su propio campo y aprovechaba la velocidad de sus atacantes para hacerle daño a su rival en el contragolpe.  Las primeras oportunidades del encuentro llegaron todas a partir de centros de costado que eran rematados dentro del área, pero que ni local ni visitantes conseguían embocar.

Grifo anotó de penal en la victoria de su equipo | Foto: @achtzehn99_en
Grifo anotó de penal en la victoria de su equipo | Foto: @achtzehn99_en

Los visitantes estaban teniendo un valor agregado, pues sus atacantes generalmente eran finalizados y eran enviados a los tiros de esquina, dándole mayor oportunidad de producir peligro. Desde allí llegó el primer gol del encuentro, después de dos saques de esquina seguidos, el Hoffenheim jugó en corto con el joven Nelson. El jugador cedido por el Arsenal ingles recibió el balón sobre la banda izquierda del ataque y desde el vértice del área grande remató. El balón flotó con dirección al ángulo del palo más alejado y se convirtió en el primer gol.

El partido continuó con la misma dinámica, pero pocos minutos más tarde el equipo local empató gracias a un gol de Bellarabi. El veloz extremo recibió un pase filtrado por banda derecha y con muy poco ángulo dentro del área remató a un primer palo descuidado por el guardameta Baumann. No obstante, la tranquilidad le duró poco al equipo de Herrlich, pues cuatro minutos más tarde, el Hoffenheim se adelantó nuevamente.

En un ataque por la banda derecha, el carrilero Kadeřábek llegó a línea de fondo y envió un centro pinchado para que Joelinton rematara de cabeza, solo en el borde del área chica del portero Hrádecky. A pesar de tener el control de la posesión, el equipo local no era capaz de atajar los contragolpes de su rival, la espalda de sus laterales era una autopista libre para el ataque de los de Nagelsmann.

Bellarabi y Nelson anotaron en la décima jornada | Foto: @achtzehn99_en
Bellarabi y Nelson anotaron en la décima jornada | Foto: @achtzehn99_en

El primer tiempo finalizó con el 1-2 en el tanteador y con Bellarabi en el banquillo de suplentes, después de haber salido a causa de una lesión. Por tanto, Herrlich tuvo que hacer un cambio antes de finalizar la primera mitad y otro al inicio del segundo tiempo con la intención de mejorar su juego y poder empatar el encuentro.

Para pesar suyo, con apenas dos minutos jugados de la segunda mitad, Jonathan Tah llegó tarde en un corte y derribó a Joelinton dentro del área. El juez pitó penal y las inlusiones del Leverkusen estaban peligrando un poco más que antes. El encargado de ejecutar el penal fue Vincenzo Grifo, el ex jugador del Friburgo, quien con mucha frialdad pateó al palo izquierdo del portero y anotó el tercero de su equipo.

Después del tercer tanto el encuentro se abrió aún más. El Leverkusen iba cada vez más arriba y buscaba con mayor ahínco el descuento en el marcador, mientras que a la visita cada vez le importaba menos mantener el balón y se relamía los labios con la gran cantidad de espacios que dejaba la defensa rival. Varios remates tuvo el equipo local para poder descontar, sin embargo, entre la mala puntería y el portero Baumann mantuvieron el balón lejos del fondo de las redes.

Finalmente, lo que parecía estar por caer, cayó. En un gran contragolpe del Hoffenheim, Joelinton quedó mano a mano con Tim Jedvaj. El croata intentó detener al brasileño, pero la habilidad del atacante prevaleció. En un excelente movimiento de cadera, el jugador del Hoffenheim enganchó hacia adentro y remató con su pie derecho para liquidar el encuentro y anotar el segundo de su cuenta.

Con esta derrota, la preocupación del técnico Herrlich aumenta, pues su comienzo de temporada ha sido más que decepcionante. Tanto que su equipo está en la decimosegunda posición de la tabla. Por su parte, el Hoffenheim se recupera del golpe sufrido en la Pokal y se ubica en la sexta posición a la espera del encuentro entre el Leipzig y el Hertha Berlín de segundo turno. 

VAVEL Logo