Sorprendente empate sin goles en Stamford Bridge 
Fotografía: Reuters

Sin mucho que agregar en la primera mitad 

Arrancaba la primera mitad del encuentro y los Toffees pisaban primero el área rival imponiéndose en el medio campo de los Blues, generan un primer tiro de esquina en el que el portugués Andre Gomes cabeceaba muy incómodo por fuera de la portería de Kepa. El hombre con la mayor cantidad de pases en la presente Premier, Jorginho, empezaba a manejar los hilos del partido inyectando a los delanteros. Ya en los primeros minutos del encuentro se veía venir un duelo interesante entro los brasileños David Luiz y Richarlison, el defensor de Sarri trataba de mantener al margen a su compatriota.

En el minuto 12 de partido Bernard se encontraba con el primer disparo claro del encuentro, la jugaba radicaba en un tiro de esquina despejado por Jorginho en el que, el brasileño no dudada en rematar fuera del aérea pero se iba a un lado de la portería de Kepa. El Chelsea buscaba la combinación entre posesión y transiciones rápidas, Kovacic y Jorginho eran los encargados de limpiar las jugadas mientras que Hazard y Willian cambian la velocidad por las bandas para generar ataques de peligro. 

Pasaban 20 minutos de la primera parte y el Everton aún no patea entre los tres palos; al minuto 22 Yerry Mina era amonestado por entrada peligrosa, era el primer amonestado del partido. El encuentro perdía un poco de brillo por las interrupciones debido a las recurrentes faltas, al minuto 28 el ex Napoli, Jorginho, era amonestado por una falta al islandés Sigurdsson

La posesión de balón era inobjetable por parte del conjunto de Sarri, pero no lograban convertir  el dominio de balón en ocasiones de peligro. Ya se acerca el minuto 33 del encuentro y el francés Kante se hacía con la segunda amarilla para los Blues dejando un medio campo muy comprometido de cara al segundo tiempo. Al minuto 37 Walcott se lamentaba por una entrada terrible por parte de el lateral izquierdo Marcos Alonso, en la que el árbitro Kevin Friend no pitaba ni falta. Al los dos minutos del añadido, Rüdiger y Bernard eran amonestados por una disputa.

Sin más que agregar, terminaba una primera parte donde pasaba poco y nada. mucha posesión pr parte de los Blues pero poca contundencia a la hora de definir las juegas, mientras que los Toffees no lograban dominar el medio campo. Las recurrentes faltas hicieron que la primera mitad enfriara un poco el encuentro.

Sin emociones

Arrancaba la segunda mitad con un intento de Alvaro Morata parado abajo del palo izquierdo. Los Toffees también intentaban con un remate de Walcott, pero terminaba sin peligro alguno. El comienzo de la segunda parte era un claro reflejo de la primera, ambos conjuntos no se hacían mucho daño, el partido por momentos se tornaba apático.

Llegaba la hora de partido y ambos conjuntos parecían necesitar un ajuste en el once inicial, para cambiar un poco la tonalidad y el sistema de juego. En el minuto 64 llegaban los primeros cambios por parte de los dos equipos, en el Everton entraba el joven Lookman por el brasileño Bernard y por los Blues salía el mediocampista Jorginho y entraba el español Fabregas. Al minuto 65, Marcos Alonso disparaba al poste derecho aunque sin lograr finalizar la jugada en gol. 

El segundo cambio era de los Blues, salía el atacante Willian el cual había hecho un flojo partido y en su lugar entraba el ex Barcelona, Pedro. Al minuto 73, Jordan Pickford era amonestado con amarilla. Últimos 15 minutos de encuentro y los Toffees intentaban amarrar el resultado, al minuto 76 Gagielka entra en lugar de el islandés Sigurdsson

Sarri se quedaba sin ideas faltando pocos minutos para el final del partido, el técnico Italia ajustaba el medio campo sacando al croata Kovacic por un viejo conocido de los Toffees, el inglés Ross Barkley; esto sucedía en el minuto 82 del partido. Alvaro Morata era amonestado faltando tres minutos para los noventa, mientras que a los 89 del encuentro se producía el último cambio del partido, entraba Lewin en reemplazo de Richarlison, el cual ya venía arrastrando molestia.

El partido concluido de forma insípida, ambos equipos no lograron hacerse daño en un encuentro donde los sistemas de juegos fueron completamente diferentes, los de Sarri tuvieron el control de la pelota pero nunca lograron hacerse con ocasiones claras de gol, mientras que los Toffees fueron dominado en gran parte pero sin sufrir de manera notable en el encuentro. Empate justo para un partido que no regalo muchas emociones.

VAVEL Logo