Fellaini y De Gea salvan a Mourinho
Marouane Fellaini marcó el gol del triunfo | Foto: ManUtd

Fellaini y De Gea salvan a Mourinho

El belga anotó el gol del triunfo ante Young Boys, mientras que una atajada providencial del español le permitió al Manchester United continuar en carrera y clasificar a la próxima fase de la UEFA Champions League.

lucas-romeo
Lucas Romeo

Tiene ese don especial que no muchos otros tienen en el fútbol. Él lo sabe, y no tiene problema en alardear de ello. José Mourinho dio muestras, una vez más, de que es distinto a todos los demás entrenadores, que puede tener una cuota de suerte incluso en los momentos más difíciles y desesperados.

Porque nadie vaya a creer que el Manchester United no ha sufrido durante esta temporada, mucho menos en este partido ante Young Boys, donde dominó y dominó, pero su pobre eficacia frente a la portería rival acaba condenándolo una y otra y otra vez. A los de Old Trafford se les ha hecho cuesta arriba durante la presente campaña, no solo en Premier League, donde están a una distancia ya casi insalvable del Manchester City, sino también en la UEFA Champions League, pese al sabor agridulce de la victoria conseguida ante los suizos.

Tras el pobre y aburrido empate de fin de semana ante el Crystal Palace, los muchachos de Mourinho volvían a saltar al campo de juego para recibir a Young Boys en una nueva jornada del máximo certamen europeo, con la certeza, y también la presión, de que un triunfo los depositaría directamente en la próxima instancia eliminatoria, los octavos de final.

Sorpresas en la alineación

Sin embargo, quiso el destino, la suerte, alguna fuerza caprichosa a la que se le pueda atribuir culpas, que las chances generadas no fueran suficiente para abrir el marcador en casi gran parte del desarrollo del juego. Antes de ello, Mourinho sorprendió utilizando a uno de los fichajes del último mercado, Fred, quien generó mucha ilusión durante los primeros encuentros de la temporada, pero luego se fue diluyendo en la consideración del entrenador portugués.

El brasileño puso absolutamente en aprietos al ex Chelsea con su actuación, en la que fue indiscutiblemente la figura del partido, brindando varios pases que generaron jugadas peligrosas para sus compañeros y una precisión que fue un soplo de aire fresco en ese sector del campo. Pese a ello, Mourinho no es ‘The Special One’ por nada, y aunque tenía a Nemanja Matic amonestado, decidió reemplazar a Fred por Paul Pogba, uno de los más resistidos por los aficionados, que ven cómo el rendimiento del mediocampista francés merma conforme sus rumores de transferencia avanzan.

Ya en lo estrictamente relacionado al desarrollo del partido, Manchester United controló a su rival con una posesión que haría sentir orgulloso hasta al propio Pep Guardiola, ya que los locales aventajaron en un 70% a los suizos, pero sin poder encontrar esa cuota de suerte, esa chispa necesaria para encender el fuego sagrado del grito de gol. Los minutos pasaban y la desesperación corría como sudor en la fría noche de Manchester, a medida que el equipo comenzaba a ingresar a la peor racha sin goles en condición de local por competencia europea en toda su historia.

Pasando a la segunda mitad, Mourinho hizo su jugada reemplazando a Fred con Pogba y envió a Lukaku en lugar de Jesse Lingard, meros cambios posicionales que no hacían ver un equipo más comprometido con la idea de atacar, hasta que con el tercer cambió pateó un poco el tablero al incluir a Juan Mata en reemplazo de Antonio Valencia, dándole un poco más de dinámica a la formación.

De Gea volvió a ser fundamental para el United | Foto: ManUtd
De Gea volvió a ser fundamental para el United | Foto: ManUtd

Un ángel español y otro belga

David De Gea volvió a ser fundamental con una de esas intervenciones que sólo se describen cuando él las hace, que son imposibles de imaginar en otro portero, sea del nivel que sea. El United respondió rápidamente con un Lukaku encendido que primero remató desviado de cabeza, y luego asistió a Fellaini para que su compatriota enviara el balón a la red, desatando la locura incluso en el propio Mourinho, quien sacó a bailar una caja de botellas de agua que luego estrelló contra el suelo.

Con esos tres puntos, el United duerme ya en octavos de final, a la espera de la próxima fase de la UEFA Champions League, mientras que en Premier League tendrá un mes en el que está obligado a recuperar el máximo terreno posible para, al menos, finalizar en el top 4 de la temporada.

VAVEL Logo