El City se empeña en alargar la Premier
Stones despeja sobre la línea el rebote de Ederson Fuente: Manchester City

El City se empeña en alargar la Premier

El conjunto de Manchester gano un encuentro igualado con un gran gol de Sané. El Liverpool no tuvo la intensidad que le caracteriza.

toni01
Toni Minguez

Los de Guardiola tuvieron desde el principio la intensidad de quien sabe que se esta jugando un título, mientras que los actuales líderes jugaron con el "tempo" del partido.

Dominio "blue"

El partido empezó con dominio por parte del conjunto local, tocaban y tocaban mientras que el Liverpool solo era capaz de mirar como el balón pasaba por delante de sus narices, sin poder robarlo y cuando lo hacían la presión de los "skyblues" era tal que al cabo de unos segundos, volvían a perder el control de la pelota, entre tanta perdida de balón apareció la frustración de Dejan Lovren quien recibió una tarjeta amarilla bastante pronto. El Manchester City tenía mucho control de balón pero era incapaz de finalizar las jugadas, y el Liverpool pudo aprovechar la única ocasión clara que tuvo en la primera parte, Sadio Mané se quedo solo delante de Ederson, su disparo toco en el palo y en el despeje entre Stones y el propio meta brasileño apunto estuvieron de introducir el balón en su propia portería, pero el central estuvo rápido para despejar el balón sobre la misma línea, fue el único aviso de los de Merseyside desactivados en la primera mitad.

El Kun siempre aparece

Como un león al ver a su presa. Así podría decirse que es la transformación del Kun Agüero siempre que llega el Liverpool a su estadio en Premier, con el tanto de hoy ya son 7 veces seguidas las veces que el argentino a anotado a los reds en su estadio en la competición nacional, pudo marcar incluso un doblete si no llega a ser por Alisson, que evito con una gran parada el 3-1, los mancunianos tienen delantero para bastantes años más. Quien sabe si el año pasado con el argentino como titular, hubiese sido distinta, cabe recordar que el titular en su día fue el brasileño Gabriel Jesús.

​​​​​​​​​​​El Liverpool en su versión más descafeinada

Naby Keita, Xherdan Shaqiri y Fabinho Tavares. Tres fichajes de renombre, el guineano apenas juega, el suizo no fue de inicio a pesar de su gran temporada y Fabinho entra y sale de los onces. Todo esto fue debido a que Klopp decidió dar entrada a su vieja guardia. Henderson, Wijnaldum y Milner eran titulares, este último venía de perderse un par de partidos debido a unas molestias, tal vez por eso su partido fue tan discreto. Un centro del campo, muy físico pero nada creativo, tal vez el líder pecó de ese error, puesto que nada más entrar Fabinho al campo, el Liverpool comenzó a adueñarse el partido y los jugadores empezaron a activarse, los tres de arriba empezaron a morder y tras un largo cambio de juego de Trent Alexander-Arnold, Robertson centró el balón y por allí apareció Roberto Firmino para empatar un partido sin apenas ocasiones. Pero lo peor para los visitantes aún estaba por llegar, cuando seis minutos más tarde un latigazo de Leroy Sané tras un jugadon de Sterling, volvía a dejar los 3 puntos en casa del actual campeón.

¿Y ahora que?

Pudo empatar el Liverpool en 2 ocasiones tras un despeje de Fernandinho en la misma línea de gol y un paradón de Ederson a 5 minutos del final, a un Mohamed Salah, completamente desaparecido. Entre ataque y ataque red, el conjunto local podría haber ampliado la renta, Alisson desbarató una jugada del Kun y un disparo de Bernardo Silva, pero no habría tiempo para mucho más. El Manchester City reduce la distancia a 4 puntos mientras el Liverpool deberá seguir luchando para llevar la Premier League a Anfield casi 30 años después.

MEDIA: 4VOTES: 1
VAVEL Logo