Guingamp destrona al monarca PSG
El vestuario del Guingamp post partido/  foto: Twitter oficial del avant Guingamp

Guingamp destrona al monarca PSG

El colista -Guingamp- de la Ligue 1 dio el batacazo por la Copa de la Liga en Francia, venciendo al pentacampeón vigente PSG por 2-1. Los goles fueron marcados por N´Gbakoto a los 81´ y Thuram a los 90+3, ambos por la vía del penal. Al equipo de Tuchel lo había adelantado Neymar a los 62 minutos de juego. 

emma_rondon
Emmanuel Rondón

Qué jornada histórica para el Guingamp, en el Pars des Princes, ante un PSG con mayoría de figuras; por los cuartos de final de la Copa de la Liga francesa, estando últimos por Le Championnat; en ese contexto el Guingamp se cargó al superpoderoso PSG de Neymar, Mbappé y compañía.

De los tres penales, Guingamp convirtió dos

Sí, están leyendo bien, el Guingamp consiguió tres penales en el Parque de los Príncipes en la última media hora de partido. Marcus Thuram, hijo de Lilian Thuram; fue el encargado de ejecutar y fallar la primera pena máxima para la visita. Para fortuna del joven Marcus, N´Gbakoto no iba a perdonar el segundo penalti cobrado para los dirigidos por Rautureau, igualando las acciones a los 81´ de partido. 12 minutos más tarde, el futbol le daría revancha a Marcus Thuram, el joven tenía la oportunidad de marcar el gol de la clasificación a los 93´, esta vez no fallaría y le daría la victoria a su equipo.

Ni con mayoría de titulares PSG pudo doblegar al Guingamp

Tuchel no rotó prácticamente, envió al campo un 3-4-3 con mayoría de titulares - y los que no eran habituales en el XI, de igual forma son jugadores de primerísimo nivel – un plus más para destacar la enorme hazaña del Guingamp en tierras parisinas. Ni Neymar, ni Mbappé, ni Di María, Draxler, Dani Alves, Meunier; etc... Nadie pudo borrarle la sonrisa al Guingamp en París.

Guingamp celebrando uno de los tantos /Foto: Twitter oficial del avant Guingamp
Guingamp celebrando uno de los tantos /Foto: Twitter oficial del avant Guingamp

Una noche complicada para PSG

Es cierto que era un día de astros alineados para el Guingamp, que te cobren tres penales en un mismo partido frente a un gigante de tu país, es algo muy; pero muy complicado. Pero es injusto señalar que la clasificación de los visitantes  fue única y exclusivamente obra de la suerte, todo lo contrario, además de plantarle cara a uno de los clubes más poderosos de Europa; se recuperaron en el panorama más difícil, cuando Thuram falla el primer penal y la siguiente jugada Neymar te pone a cobrar con el 1-0. Ante la adversidad absoluta, no bajaron los brazos.

Rendirse jamás

En su situación (últimos por Le Championnat ante el pentacampeón vigente y líder de la Ligue 1) otros se hubieran entregado, ni siquiera hubieran apostado por ir al 100% contra los de Tuchel, total; caer en cuartos de final siendo el colista en el Parque de los Príncipes era algo de esperarse, pero NO. Guingamp no aceptó nunca la derrota, ni siquiera en los momentos de apremio y dificultad cuanto todo parecía perdido, jamás bajaron los brazos ni dejaron caer su cara; su ambición y esfuerzo fue recompensado por una palabra hermosa: Justicia, esa que pocas veces existe en el mundo fútbol. Guingamp venció al PSG e hizo justicia en el Parque de los Príncipes.

VAVEL Logo