DFB Pokal: Bayern Múnich a cuartos de final
Kingsley Coman anotó el gol de la victoria al 98'. FOTO I @HerthaBSC

Tras la eliminación del Borussia Dortmund y Bayer Leverkusen, todos las miradas estaban sobre el equipo de Nico Kovac, quien además tuvo que jugar sin Manuel Neuer. Los bávaros llegaron con sed de revancha tras dos derrotas en sus últimas visitas a la capital alemana.

Y las cosas no comenzaron bien para los visitantes. Pasaron solamente tres minutos y el Hertha se ponía en ventaja; despeje largo de Rune Jarstein, Maximilian Mittelstädt para Salomon Kalou, el marfileño devuelve para que el mediocampista berlinés dispare entre las piernas de Mats Hummels y venza a Sven Ulreich para poner el 1-0.

El gigante alemán otra vez en desventaja en Berlín. Sin embargo la respuesta llegó pronto, en el minuto siete Serge Gnabry aprovechó un rebote en el centro del área y de pierna derecha fusiló a Jarstein para hacer el 1-1.

Después del frenético inicio, el partido bajó de ritmo y se volvió ríspido en media cancha, pero con un marcado dominio del Bayern Múnich. Los de Kovac tenían más el balón, generaban más llegadas, pero faltaba claridad en el área. Los primeros 45 minutos terminarían sin que pudieran reflejar la superioridad en el marcador.

El inicio de la parte complementaria trajo consigo la ventaja para los visitantes. En el 49 pase de Lewandowski para James, quien con un elegante toque de primera dejó a Gnabry solo en el área para hacer el 1-2, segundo tanto para el ex del Arsenal.

El golpe anímico fue muy duro para los berlineses. El Bayern tocaba y tocaba la pelota y dejaba con pocas opciones a los locales, aunque sin embargo un grave error defensivo complicaría el partido; Matts Hummels intentó retrasar la pelota para su arquero sin percatarse que Davie Selke estaba al acecho, el recién ingresado aprovechó el regalo del defensor y en el 66 marcó el empate para los locales.

Dominio total de los de Múnich en los veinte minutos finales. Parecía que el equipo de Pal Dardai únicamente esperaba lo inevitable; sin embargo el gol no cayó y había necesidad de jugar treinta minutos adicionales. La definición llegaría pronto, en el 98' Lewandowski rescató un balón en el área y lo elevó para que Kingsley Coman la ganara entre cinco defensores y de cabeza marcar el 2-3.

El Hertha ya no tenía piernas ni corazón, en la tribuna la Ostkurve también se quedó sin voz. El resto fue trámite y el Bayern Múnich está en cuartos de final de la DFB-Pokal por duodécima vez.

VAVEL Logo