Asalto histórico en París: el Manchester United, a cuartos
El United celebrando el gol sobre la hora / Foto: Twitter oficial del Manchester United

Asalto histórico en París: el Manchester United, a cuartos

El Manchester United de Ola Gunner Solskjaer ha gestado una de las hazañas más épicas de la historia de la Champions. Con medio equipo lesionado y frente uno de los equipos más poderosos de la actualidad, logró firmar una remontada que pasará a la historia. El partido finalizó 1-3, los goles fueron de Lukaku - doblete - del español Bernat para el PSG y de Marcus Rashford sobre la hora. 

emma_rondon
Emmanuel Rondón
PSGPSG: G.Buffon; T.Kehrer (L.Paredes min.70), T.Silva, P.Kimpembe; D.Alves (E.Cavani min.90), Marquinhos, M.Verrati; J.Draxler (T.Meunier min.70), A.Di María; K.Mbappe.
manchester-unitedManchester United: D.De Gea; L.Shaw, C.Smalling, V.Lindelof, E.Bailly (D.Dalot min.36); A.Young (M.Greenwood min.87), S.McTominay, Fred, A.Pereira (T.Chong min.80); M.Rasford, R.Lukaku.
MARCADORResultado: 0-1, min.02, Lukaku. 1-1. min.12, Bernat. 1-2, min.30, Lukaku. 1-3, min.90+4, Rashford.

El United llegaba con una misión clara: competir de la mejor forma en París con las múltiples bajas. La imagen mostrada en Old Trafford fue bastante floja y debían reivindicarla en el Parque de los Príncipes ante el PSG

Ataques posicionales vs transiciones defensa-ataque

Por los nombres de los planteamientos de ambos equipos, ya se podía intuir la predisposición de ambos equipos. Los Red Devils armaron una doble línea de cuatro en defensa, y por delante dos puntas (Rashford y Lukaku). Un esquema netamente defensivo para contragolpear, debido a las características de sus jugadores. PSG salió con un 3-4-2-1, cómo en la ida. Quedó muy claro desde el inició el plan de ambos: PSG atacando mediante ataques posicionales, Manchester dañando vía transiciones defensa-ataque.

Un error para creer

Apenas se acomodaban los equipos sobre el terreno de juego cuando a los 2' de partido, Thilo Kehrer cometió el error que hizo creer al United en la remontada. El alemán quiso conectar con Silva por el Pressing de Rashford, pero su pase fue muy atrás y Lukaku muy atento - cómo en todo el encuentro - logró ganarle al brasilero y tuvo la lucidez para sacarse a Buffon, definir algo forzado y marcar el primer tanto del compromiso ¿Qué mejor manera de iniciar el partido?

Marcus y Lukaku / Foto: Twitter oficial del Manchester United
Marcus y Lukaku / Foto: Twitter oficial del Manchester United

Fortaleza mental

En ediciones anteriores, PSG se hubiese derrumbado, pero algo aprendieron de sus constantes fracasos europeos (no sirvió de mucho igual). Mantuvieron el plan y a puro carácter - y con un jugadón colectivo - lograron emparejar en marcador:

La acción se origina en el eje Marquinhos-Verrati, el balón pasa al costado derecho con Draxler y Alves, Dani filtró un excelso pase para Mbappé que de medio vuelta tiró el centro al área chica - pasó a toda la defensa incluyendo a De Gea - y apareció el hombre de las noches importantes, Juan Bernat; para marcar el 1-1 sobre los 12'. El español le marcó al Nápoles, Liverpool y ahora al United en la presente edición de la Champions. Un lateral izquierdo que está haciendo de carrilero ofensivo con Tuchel

Golpe durísimo

PSG fue superior. Generó más y mejores situaciones, pero el United tuvo la pegada de un gigante. Dos errores parisinos, dos goles ingleses. En la primera se equivocó Kehrer, un jugador sin mucha experiencia; pero en el segundo gol, el error fue de una leyenda: Gianluigi Buffon.

El italiano - complicado por la lluvia - intentó embolsar un remate lejano de Marcus Rashford, el rebote sobre el césped mojado le jugó una mala pasada al italiano que le dejó servido el doblete a Lukaku que no perdonó y puso el 1-2 para poner a tiro la clasificación. 

Un punto de inflexión

Con el doblete del belga, PSG siguió con su plan; someter al equipo de Solskjaer mediante la posesión y dominio territorial. De hecho, lo lograron y fueron superiores. Generaron mucho más y las estadísticas no mienten, el Manchester tuvo cuatro ocasiones manifiestas de gol en todo el duelo; PSG tuvo muchas más (12 remates en total). 

Dalot y Shaw celebrando el gol de Marcus / Foto: Twitter oficial Manchester United
Dalot y Shaw celebrando el gol de Marcus / Foto: Twitter oficial Manchester United

 

Pero el partido se convirtió en un cuadrilátero de boxeo, una pelea entre un boxeador joven, ágil y rápido contra un veterano

No se puede entender la victoria del United sin hacer un símil con el boxeo. Los boxeadores jóvenes son mucho más veloces y normalmente suelen tener mejor técnica que los veteranos. La diferencia, es que estos boxeadores veteranos no son fáciles de enviar a la lona, para vencerlos debes ser contundente o te expones al riesgo de un golpe de KO en cualquier momento. 

El PSG fue este boxeador joven que dominó toda la pelea - eliminatoria - En la decisión técnica, los parisinos ganaban ampliamente; conectaron muchos más golpes que los ingleses. Tuvieron ocasiones que pegaron en el travesaño (Bernat casi marcó su doblete) e incluso le anularon un golazo a Di María - asistencia de taco de Mbappé -. Pero eso no alcanzó, porque un campeón veterano jamás se rinde ni hay que dejarlo por muerto.

Pegada de campeón

Entrando en la zona del “cómo sea” el United se lanzó al ataque. Después de irse con el resultado a favor al descanso (2-1) su objetivo era llegar al último round - minutos finales - con oportunidad de meter algún golpe de nocaut que les permitiera ganar la eliminatoria. Justamente eso ocurrió.

El Manchester aguantó absolutamente todos los envistes parisinos, se metieron en su terreno y aguantaron cómo pudieron, tuvieron que verse más de una vez contra las cuerdas; pero una vez ya pisada la zona del “cómo sea” el partido dio un giro de 180°; y el que tuvo que empezar a ensuciarse e irse al juego de su rival, era el París Saint Germain

En el terreno inglés

Los minutos finales fueron catastróficos para los de Tuchel, la claridad y sentido con el que habían manejado el balón se había esfumado; se tiraron atrás contra su arquero, intentaron contragolpear; pero siempre hubo un jugador red para cortar un avance con alguna barrida/corte providencial. El trámite se había ensuciado y el United podía soñar.

El VAR hizo de juez

Noventa minutos cumplidos y tres minutos de añadidos. ¿Se acuerdan cómo llegaba el Manchester a este partido? Plagado de lesiones y bajas. Bueno, en este partido Eric Bailly también sufrió una lesión y en su lugar ingresó Diogo Dalot. El joven lateral se lanzó al ataque y con una firme decisión sacó un derechazo que fue desviado al córner por Kimpembe (todo esto con el tiempo cumplido). 

Lo que pocos percataron, es que el balón se desvió en el brazo del central francés, el árbitro acudió al VAR y después de varios minutos de revisión, marcó la pena máxima.

¿Pero qué había pasado?

Era el momento del veterano, que metió un jab limpio y preparaba el gancho al mentón, todos los rounds de este combate habían quedado en la irrelevancia absoluta; sólo quedaba ver si ese gancho llegaba a impactar al jóven para enviarlo a la lona o si era esquivado

Este momento tuvo de protagonistas a Rashford el joven inglés, contra Buffon; la leyenda italiana. Marcus tomó la responsabilidad probablemente más grande de su joven trayectoria futbolística, decidió rematar cruzado y fuerte; Buffon adivinó pero el remate era imposible de atajar, fue una excelsa definición, digna de un veterano. 

El momento exacto del gol / Foto: Twitter oficial UEFA Champions League
El momento exacto del gol / Foto: Twitter oficial UEFA Champions League

 

El gol de Rashford fue el gancho al mentón del PSG, que intentó levantarse, subió un par de cuerdas; tuvo la oportunidad de anotar el gol de la clasificación, pero no pudieron, el daño del impacto fue destructivo, el Parque de los Príncipes quedó en total silencio (salvo por los gritos ingleses).

El fútbol es ese deporte hermoso dónde nadie tiene la verdad absoluta y la incertidumbre es la única certeza

Quién se iba a imaginar que PSG iba a pegarle un paseo al United del Solskjaer en Old Trafford, muy pocos. Y aún más improbable, quién se esperaba que el United remontaba el 0-2 adverso, seguramente menos que pocos.

El Manchester United de Solskjaer ha pasado a los libros de historia, por el contexto, esta remontada es una de las más épicas de la historia de la competencia. Sin ninguna duda el United realizó, un asalto histórico en París

 

 

 

 

VAVEL Logo