La juventud texana
muestra sus credenciales
prosoccerusa.com

La juventud texana muestra sus credenciales

FC Dallas presentó un equipo muy joven ante un rival que no supo hacer valer su veteranía y fue siempre a remolque en el marcador. Barrios fue un puñal por la banda derecha, aportando un gol e infinidad de ocasiones de peligro.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Gran victoria del conjunto texano ante un rival al que le faltó mucho para poder haber discutido el resultado. Desde el primer minuto, los locales mostraron una clara intención por llevarse la victoria y tras varias ocasiones, se adelantaron en el marcador con un gol de Barrios. Los visitantes trataron de responder a este dominio durante los siguientes minutos, pero no fue hasta la segunda parte cuando lograron el empate. Tras una rocambolesca acción y con la ayuda del VAR, el gol de Smith subió al marcador, pero sin tiempo de respuesta, Hollinghsead consiguió poner a su equipo nuevamente por delante en el marcador y darle la victoria.

Michael Barrios, el más listo

Desde que el balón comenzase a rodar en suelo texano, el equipo local se hizo claramente con el control del mismo, asediando la portería de su rival y tratando de anotar un tempranero gol que les colocase en ventaja. Y cerca estuvieron de adelantarse en el marcador durante los primeros minutos tras una jugada ensayada de saque de esquina en la que Badji estrelló el balón contra el palo.

La intensidad y al presión en el juego de FC Dallas comenzó a disminuir con el transcurso del encuentro, alejándole del área de su rival, pero permitiéndole mantener el control de la pelota. Este cambió en el desarrollo del partido permitió a los visitantes tener algún acercamiento peligroso sobre la portería

Sobre el ecuador del partido, el sentido del mismo varió por completo, tomando Colorado Rapids el papel protagonista. Esto les permitió generar alguna ocasión de gol, siendo un tres para dos el más claro, pero la definición de Shinyashiki fue rechazada por el guardameta.

Desde ese momento el conjunto visitante fue el que llevó la iniciativa del partido, mientras que los ‘Hoops’ eran los que buscaban generar peligro a la contra. Estos minutos de descanso ante el buen inicio le sirvieron, sin embargo a los locales en un contraataque. Michael Barrios fue el que recibió en el segunda palo un cambio de orientación tras el que se libró de un centra y anotó con un disparo pegado al palo.

Este tanto en contra sentó como un jarro de agua fría a Colorado Rapids, ya que se vieron por debajo en el marcador cuando mejor se encontraban. Esto hizo que el partió llegase al descanso sin que ningún equipo consiguiese mostrar superioridad sobre el rival, mostrando una igualdad que tratarían de deshacer en la segunda parte.

Colorado se desinfla

El reinicio del partido apenas pudo dar algo diferente durante los primeros minutos.  La disputa del balón en el centro del campo hizo que se viese un constante cambio en la alternancia de la posesión, sin que ninguno de los equipos lograse darle profundidad a sus acciones.

Con el paso de los minutos y el encontrarse por detrás en el marcador, obligó al conjunto visitante a llevar la iniciativa y comenzar un acoso y derribo sobre la portería texana, tratando de llevar la igualdad al marcador. Abusando de balones en largo y centros al área, aprovecharon el juego de aéreo de Kamara para lograr su objetivo.

Fue gracias a una de esas acciones con las que en el ecuador de la segunda parte, anotaron el empate. Fue con una acción a balón parado con la que Kamara estrelló el balón en la escuadra, quedando el rechace a Tommy Smith en el interior del área. El central empujó el balón como pudo al fondo de la red. Pero las dudas sobre la posible entrada completa del balón obligaron al colegiado a acudir al VAR para darle validez.

Esta variación en el marcador obligó a los locales a tener que dar un paso adelante e introducir algunos cambios en el once titular. El joven Roberts y la ‘Cobra’ Ondrasek fueron los jugadores elegidos para desequilibrar un encuentro que se les fue complicando con el paso de los minutos.

A falta de menos de diez minutos para el final del partido, la suerte cayó del lado texano, con una nueva acción de rebote en la que los locales volvieron a ponerse por delante en el marcador. Roberts encontró un pase a Ondrasek entre cuatro defensores, dejando solo al delantero. El disparo de este fue rechazado por el guardameta, pero Hollinghsead apareció por allí para empujar el balón al fondo de la red.

Los minutos pasaban y poco a poco, los visitantes iban alejándose de la portería de su rival a pesar de encontrarse en desventaja. Sólo algunas acciones a balón partido les permitieron alcanzar la meta, pero poco fue el peligro que consiguieron generar.

Finalmente, FC Dallas logró demostrar la superioridad vista sobre el terreno de juego en el marcador y llevarse unos tres puntos muy importantes para este vibrante inicio de temporada.

VAVEL Logo