Goleada de un Vela
estratosférico
fútbol.com.uy

Goleada de un Vela estratosférico

El mexicano volvió a demostrar que es uno de los mejores de la competición, sino le mejor, después de someter a los ‘Quakes’ con el segundo ‘hat-trick’ de la temporada. Los del norte de California parece sumidos en una grave crisis en la que no encuentran salida.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Goleada de Los Angeles FC a un rival claramente venido a menos. Desde los primeros minutos los angelinos mostraron una superioridad sobre su rival, teniendo constantes llegadas de peligro sobre su portería. Eso les permitió anotar tres goles gracias a los errores de bulto de la defensa local, sobre todo con un fallo inexplicable de el guardameta. En la segunda mitad los ‘Quakes’ trataron de reconducir la situación, pero un golazo de Carlos Vela terminó por dejar las esperanzas de su rival rotas. Posteriormente se sumó un gol de Rossi que cerraba una goleada sonrojante.

LAFC somete a un dominio incontestable

Desde que el colegiado iniciase las hostilidades entre ambos equipos, Los Angeles FC dejó claras sus intenciones. Lo antes posible, querían colocar el marcador a su favor para encarrilar el partido y no permitir ningún tipo de sorpresa.

Primero fue un aviso de Diego Rossi en un contraataque que se presentó solo ante el guardameta local, pero el guardameta consiguió sacar una buena mano para sacar el balón a saque de esquina. Sin embargo esto duró pocos minutos, ya que en esta ocasión el portero local cometió un gran error, pasando de héroe a villano. Un balón franco, sin peligro que pudo despejar con comodidad, de manera sorprendente falló y dejó sólo Carlos Vela que había seguido la jugada, para anotar a puerta vacía.

Este gol no minó las esperanzas de San Jose Earthquakes, que ante el dominio de su rival trató de contraatacar, pero la poca presencia de sus jugadores de ataque hizo que apenas se viesen llegadas sobre el área.

Unos minutos después del gol, Vela volvió a tener una clara ocasión para haber aumentado la distancia. Dejó atrás al portero con un regate y a portería vacía disparo. Sin embargo un defensor llegó en el último momento para sacar el balón bajo palos.

Pero la insistencia de Los Angeles FC sobre la portería rival y la mala defensa de estos permitieron que nuevamente encontraran un espacio para aprovecharlo y anotar el segundo gol. Atuesta vio el desmarque de Beitashour y dándole un balón entre líneas lo dejó solo ante el guardameta, superándole con un disparo ajustado.

Desde ese momento se abrió un nuevo partido, convirtiéndose en un ir y venir de un área a otra donde los visitantes eran los que más peligro generaban. La debilidad defensiva mostrada por su rival les permitió generó. Tanto que en el tiempo de descuento, en la última acción de la primera mitad, Diego Rossi se marchó en velocidad por banda izquierda y colocó un centro al interior del área grande donde apareció Vela para empujar el balón al fondo de la red.  

LAFC no tiene misericordia

La segunda mitad continuó bajo el mismo sino de los anteriores 45 minutos. Los locales tenían el control de la pelota pero sin profundizar en sus acciones, mientras que a la contra, los angelinos conseguían llegar con peligro a las inmediaciones del área, pero sin tener acierto en a definición.

El encuentro fue transcurriendo, con una clara sintonía que no cambiaba. Los Angeles FC dominaba el encuentro en su totalidad, consiguió encerrar a su rival en campo propio, hasta cerca de la hora de partido, el estadio quedó completamente silenciado. Tras una acción de más de 30 segundos de control de la pelota en las inmediaciones del área rival, Carlos Vela controló el balón y con un disparo impecable anotó un golazo por la escuadra.

Sin embargo, la sangría en la que se había convertido el partido hizo que en la siguiente acción sobre la portería, la goleada quedase redondeada con un quinto tanto. Un balón a interior del área que Rossi definió a la perfección con un buen movimiento y cruzando su disparo.

Desde ese momento, los angelinos bajaron un poco las revoluciones, realizaron varios campos y se pertrecharon en defensa. Dieron el balón a su rival y les dejaron tener mayor presencia en el ataque que en los minutos anteriores. Fue así como legó la única ocasión clara de gol para los ‘Quakes’ con un disparo a la escuadra que tuvo que sacar Miller con una gran parada.

Los minutos pasaban y de manera casi inerte, los locales trataron de conseguir anotar un gol que maquillase un resultado sonrojante, pero les fue prácticamente imposible. Los visitantes también tuvieron sus opciones para haber colocado una mayor ventaja, pero finalmente el encuentro termino con una ‘manita’ muy dolorosa para un equipo que no parece arrancar.

VAVEL Logo