San Jose se da un
festín 
@SJEarthquakes

San Jose se da un festín 

Poco más de 30 minutos necesitó el equipo californiano para cerrar una goleada y conseguir así su primera victoria de la temporada, a costa de un rival que no consigue encontrar el juego de la pasada temporada.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

San Jose Earthquakes logró su primera victoria de la temporada ante un Portland Timbers sumidos en una crisis de resultados. Desde los primeros minutos los locales demostraron una clara intención de llevarse la victoria y en la primera media hora, consiguieron anotar los tres goles que a la postre sirvieron para llevarse la victoria. En la segunda mitad, los Timbers trataron de revertir la situación, llegando incluso a contar con un penalti, pero el guardameta local logró atajarlo. La inasistencia visitante no tuvo su recompensa, que aún estuvo cerca de llevarse un cuarto gol, de no ser porque el árbitro anulase la acción. Finalmente el marcador ya no se movería y los ‘Quakes’ consiguieron llevarse los tres puntos.

San Jose se desata

San Jose fue sabedor de la importancia de este partido. Se enfrentaron a uno de los mejores equipos de la pasada temporada y lograr un resultado positivo frente a estos les serviría para demostrar que no están en la MLS para rellenar.

Desde que comenzó el partido, los californianos se convirtieron en el único equipo en el terreno de juego, acaparando le balón y las mejores ocasiones. Con un una intensidad jamás vista hasta el momento, consiguieron dejar a los Timbers en sus manos, generándoles una ocasión de peligro tras otra.

Fue así como tras una serie de llegadas sobre la portería, en una acción a balón parado, los ‘Quakes’ consiguieron plasmar en el marcador su superioridad. Una segunda jugada tras un saque de esquina permitió a Espinoza internarse en el área y colocar un centro raso al corazón del área pequeña para que Salinas anotase a placer.

Un gol que dio alas a San Jose Earthquakes y es permitió continuar su asedio sobre la portería visitante. Con un Espinoza entonado, cada internada suya se convirtió en una ocasión clara de peligro.

Portland Timbers se vio obligado a dar un paso adelante. El dominio al que estaba siendo sometido hizo que cerca de la primera media hora, comenzase a tener presencia sobre la portería local. Fueron un par de acciones con disparos desde fuera del área que obligaron a Vega a tener que esforzarse para salvar el resultado.

Sin embargo, en apenas un minuto, el partido cambió. Dos goles para los locales que terminaron de asestar un golpe muy duro a los Timbers, que tendrían por delante una hora para una misión muy difícil.

El primer gol llegó tras una gran acción de los californianos en la que Eriksson acabó disparando a puerta, pero el guardameta consiguió rechazar el balón. Este llegó a Hoesen que en la misma línea de gol, consiguió empujarlo al fondo de la portería. Pero la pesadilla no terminó ahí. Nada más asacar del centro del campo, Espinoza recuperó el balón y con una vertiginosa conducción se presentó en el borde del área y consiguió batir al guardameta con un potente disparo al primer palo, colocando un tercer gol en el marcador.

Este tanto terminó por despertar al equipo visitante, que desde ese momento se hizo con el control de la pelota, tratando de buscar recortar distancias en el luminoso. Sin embargo, el increíble trabajo defensivo de los californianos hizo que estos intentos se quedasen en nada, llegando así al descanso, con una clara ventaja a su favor

Portland no reacciona

La segunda mitad inició con una gran intensidad por parte de ambos equipos. A pesar de lo que se pudiese esperar, con unos visitantes volcados al ataque y los californianos defendiéndose de las embestidas rivales, los dos equipos buscaron la portería con insistencia.

Mientras que los Timbers mantenían el control del balón cerca de las inmediaciones del área californiana, buscando espacios por los que crear peligro, su rival trató de aprovechar las contras para obligar a estos a no descuidarse del aspecto defensivo del partido.

Cerca de la hora de partido, Portland Timbers logró la ocasión más clara para haber conseguido anotar. En un disparo de Blanco, el balón golpeó en la mano de Dielna, concediendo un penalti para los visitantes. Valeri trató de recortar distancias, pero Daniel Vega se encargó de rechazar el disparo.

A pesar de este duro varapalo, los visitantes no cejaron en su intento de revertir la situación en la que se encontraban y continuaron el asedio sobre la portería de un Daniel Vega que estaba redimiéndose de la mala actuación de la pasada semana. Todas las acciones que llegaban su portería eran atajadas de una manera muy solvente.

Conforme fueron pasando los minutos, San Jose Earthquakes pudo salir de la presión a la que estaba siendo sometido y llegar con algo más de continuidad a la portería visitante. En una de esas ocasiones, Nick Lima logró superar al guardameta con un golazo por la escuadra. Sin embargo, el colegiado anuló en tanto unos minutos más tarde a instancias del VAR, después de un fuera de juego previo en la jugada.

Portland Timbers comenzó a retrasar sus líneas en el último tercio del partido. El quedar poco tiempo para lograr la remontada y la distancia en el marcador hizo que prefiriesen guardarse en defensa y tratar que la ventaja en el marcador de su rival no aumentase. De esta manera, los ‘Quakes’ consiguieron tener mayor presencia en el ataque, teniendo algunas ocasiones de gol.

Finalmente el marcador ya no se movió y los locales consiguieron llevarse su primera victoria de la temporada, en un partido en el que fueron muy superiores desde el inicio.

VAVEL Logo