Cero goles en un
encuentro muy parejo
@MNUFC

Cero goles en un encuentro muy parejo

Empate entre dos equipos que vieron un gran papel en la defensa rival, negándoles todas y cada una de las ocasiones que tuvieron. A pesar de mantenerse fieles a un estilo de juego muy diferenciado, el buen hacer defensivo impidió ver goles.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Empate a cero goles en un encuentro muy igualado, donde ninguno de los equipos consiguió imponer su idea de juego. Desde el inicio, los californianos fueron los que llevaron la iniciativa en el juego y las ocasiones, pero no fueron capaces de encontrar con la clave para superar a la defensa rival. ‘Los Loons’ fueron poco a poco sacudiéndose de la presión visitante, pero no lograron llegar con peligro salvo algunas acciones a balón parado. La segunda mitad estuvo aún más igualada, viéndose dos estilos muy diferenciados y con ocasiones ambos, pero el poco acierto de sus delanteros hizo que se llegase al final con el mismo resultado que en el inicio.

Los Angeles lo intenta pero no lo logra

Desde que el colegiado señalase el inicio del encuentro, Los Angeles Galaxy tomaron el control de la pelota, e insistentemente, asediaron la portería local en busca de un gol que les diese ventaja. Durante los primeros minutos fueron muchas las llegadas sobre la meta defendida por ‘Los Loons’, pero no estuvieron acertados.

A pesar de la insistencia californiana, el equipo local pudo tener también su cuota de protagonismo en el ataque con un Ángelo Rodríguez que tuvo una gran ocasión en la que mandó un disparo al lateral de la red. Quintero, que también estuvo muy activo, fue capaz de romper la defensa rival en varias ocasiones, pero no estuv acertado de cara a portería.

El dominio angelino se mantuvo durante los siguientes minutos, pero les fue imposible superar la última línea de presión de los locales. A pesar de la debilidad del equipo local en banda derecha con Eric Miller y la insistencia de Antuna, los locales consiguieron rehacerse.. Un imperial Ike Opara consiguió rechazar todas y cada una de las llegadas de su rival sobre portería. Esto llegó por desquiciar a Ibrahimovic, que falló en acciones muy sencillas para un jugador de su nivel.

Conforme fue madurando le encuentro, Minnesota United FC fue saliendo del dominio al que estaba siendo sometido y acumuló varias llegadas sobre la portería rival. Fueron acciones a balón parado en las que Opara se mantuvo como protagonista, rematando y quedando cerca de acertar de cara a gol.

En os minutos finales los angelinos retomaron la iniciativa, pero no fueron capaces de convertir esta en ocasiones manifiestas de gol, llegando al descanso con un empate a cero que dejaba muy claro el buen hacer de los dos equipos en defensa.

Asedio sin éxito

La segunda mitad inicio de manera muy diferente a lo que ocurrió en la anterior. Con el inicio de las hostilidades, ambos equipos comenzaron a disputarse el control de la pelota y el juego pasó a desarrollarse casi en su totalidad en el centro del campo. Esto hizo que las ocasiones quedasen de un lado durante los primeros minutos.

Con el encuentro llegando a la hora de su disputa, cambió por completo lo visto hasta el momento. Mientras que Los Angeles Galaxy demostraban un juego más elaborado, buscando el fallo en la defensa rival y tratando de aprovecharse de su superioridad técnica, ‘Los Loons’ se lanzaron al ataque con rápidas transiciones con las que tratar de sorprender a su rival. Gracias a estos, lograron llevar mayor peligro sobre la portería, pero el poco acierto de sus delanteros de cara a gol, impidieron que el resultado variase en su favor.

El partido maduraba con el transcurso de los minutos y nada cambió. La insistencia en ambas porterías con dos estilos muy diferenciados  no consiguió decantar el partido sobre ninguno de los equipos. El buen trabajo defensivo de ambos, pareció dejar la impresión que el resultado no se movería.

A pesar de los cambios realizados por los entrenadores, tratando de cambiar algo, por mucho que llegase con peligro al área rival, los delanteros no consiguieron hacer bien su trabajo, no logrando superar a unos guardametas, que no tuvieron tampoco demasiadas actuaciones.

En los minutos finales y a la desesperada, los equipos se lanzaron al ataque buscando un gol in extremis que les permitiese llevarse los tres puntos, pero las prisas hicieron que fallaran en conceptos sencillos, dejando finalmente el marcador inamovible y con un empate a cero goles.

VAVEL Logo
CHAT