Arriola desequilibra la
balanza
thebluetestament.com

Arriola desequilibra la balanza

Un gol del centrocampista estadounidense dio la victoria a un DC United que se mostró más incisivo sobre portería, ante un rival que tuvo un mayor control de la pelota, pero que se encontró con la pólvora mojada.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Nueva victoria de DC United que recupera sensaciones tras unas semanas bastante complicadas. Ya no sólo es por la victoria, sino también por la seriedad en el juego que demostraron, frente a un rival de entidad. Desde los primeros minutos del encuentro se vio una gran igualdad entre ambos equipos, alterada solamente por alguna ocasión aleatoria en la que los guardametas se lucieron para dejar la portería a cero. En la segunda parte se pudo ver una mayor presencia en ambas áreas, sobre todo del conjunto local, pero los porteros continuaron haciendo su trabajo hasta los últimos minutos. Fue entonces cuando apareció Arriola para desequilibrar la contienda y anotar un gol que valían los tres puntos.

Batalla de porteros

Desde el inicio de partido hubo un protagonista, el balón. Aunque con planteamientos diferentes, los dos equipos trataron de hacerse con el control de la pelota y llevar la iniciativa. Mientras que los visitantes buscaban una mayor velocidad en las transiciones para sorprender a la defensa rival, los ‘Wizards’ eran fieles a una posesión más tranquila y no tan vertical. Mucha circulación de balón, tratando de generar espacios que aprovechar.

Esta iguladad vista entre ambos equipos continuó hasta cerca del minuto 15 cuando comenzó a verse alguna llegada de peligro sobre portería. Los primeros en avisar fueron los locales con un libre directo en el que Rooney estuvo cerca de anotar, pero el guardameta voló para sacar el balón. En la siguiente jugada fue Salloi el que avisó con un disparo que se marchó ligeramente fuera.

Tras esta doble ocasión el juego volvió a tranquilizarse, siendo el conjunto visitante el que llevó la iniciativa. La presencia nuevamente de Feilhaber en Sporting, unida a Ilie Sánchez y Gutiérrez, permitió a estos un mayor control de la pelota con futbolistas muy técnicos.

A la media hora de partido, DC United volvió a dar la sorpresa y tener una ocasión clara de gol. En concreto fue un doble remate tras un saque de esquina, donde la figura de Tim Melia apareció para solventar la situación de manera excelente.

Esta ocasión dio alas al equipo local que imprimiendo velocidad a sus acciones, consiguió tener varios acercamiento sobre portería, aunque ninguno de ellos se convirtió en un ocasión manifiestas de gol. El equipo visitante, fue siempre fiel a su estilo pero no logró encontrar espacios en la férrea defensa local. Sólo consiguieron generar peligro con alguna acción a balón parado.

SKC se queda con la pólvora mojada

La segunda mitad inicio con el mismo planteamiento que la anterior. Sporting Kansas City mantuvo la iniciativa aunque incrementó la intensidad de su juego, buscando la portería de su rival. Consiguió tener un par de acercamientos peligrosos en donde Hamid consiguió salvar el resultado.

Pero rápidamente los locales se sacudieron esa presión rival y empezaron a tener una mayor presencia en el ataque. Sobre todo con acciones a balón parado, trató de volcar el marcador a su favor, pero el guardameta visitante continuó rindiendo a un excelente nivel, desbaratando todos y cada uno de los disparos sobre su portería.

Superada la hora de partido, los ‘Wizards’ volvieron a tener un mayor control de la pelota, provocando que el partido se convirtiese en un ir y venir de una portería a otra. En este tiempo consiguieron generar alguna que otra ocasión de gol, pero Hamid se sumó a la ‘fiesta de los porteros’, resolviendo las acciones a su favor. Este intercambio de ‘golpes’ entre un equipo y otro perjudicaba claramente a los locales, ya que la velocidad en las acciones locales, les acercaba a estos al gol.

Y como si de un guión escrito se tratase, DC United acabó sorprendiendo a su rival en el intercambio de llegadas, anotando el gol a falta de poco más de 10 minutos para el final. Los locales sacaron rápidamente una falta en el centro del campo con la que Rooney vio a Arriola muy sólo en banda y con espacio para encarar. El estadounidense no dudo y con un disparo colocado al palo más alejado, dejó en imposible la estirada del guardameta y anotó.

A partir de ese momento, el conjunto visitante se lanzó al ataque tratando de igualar la contienda, pero el nerviosismo y las prisas en sus acciones, apenas les permitió poner en peligro el resultado. Sólo una primera jugada en la que Salloi se quedó solo ante el guardameta, pero su disparo se marchó la lateral de la red.

Sobre los minutos finales, el asedio de Sporting Kansas City no fue el óptimo para conseguir darle la vuelta a una situación que parecía inevitable. Esta falta de acierto en los últimos metros permitió al conjunto local armar algún contraataque que estuvo cerca de declinar aún más el marcador, pero este ya no se movió y los ‘capitalinos’ se llevaron la victoria.

VAVEL Logo