Victoria épica de los
Red Bulls
@NewYorkRedBulls

Victoria épica de los Red Bulls

El conjunto local consiguió los tres puntos en el enfrentamiento de los gallitos de la competición pese a jugar casi una hora con un futbolista menos. Con un gran número de jugadores formados en la academia, consiguieron lazarse con al victoria gracias a uno de ellos.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Trabajada victoria de los neoyorkinos que con un futbolista menos, aprovecharon la única ocasión que tuvo para llevarse los tres puntos. La primera mitad tuvo momentos para cada equipo, teniendo ambos ocasiones para haber decantado el marcador a su favor. Sin embargo, esta igualdad se vio truncada en los minutos finales cuando los locales se quedaron con un futbolista menos por la expulsión de un defensor. Desde ese momento, los locales tuvieron de varias ocasiones, pero no estuvieron acertados de cara a gol. En la segunda mitad, los locales llevaron la iniciativa, pero poco a poco su rival se tornó como el dominador. Esto fue lo que aprovecharon los locales para, en un contraataque, lograr un gol que les dio la victoria, ante la falta de éxito de los visitantes frente a gol.

Atlanta suma en superioridad

Dos de los ‘gallitos’ de la Major League Soccer se veían por primera vez en la temporada para reeditar la final de conferencia de la pasada temporada. Aunque en este momento, la situación de ambos dista mucho de la vivida por aquella época, ambos son conocedores de la potencia de su rival y conseguir superarles, les ayudaría a coger confianza en este difícil primer tercio de la temporada.

Esta carta de presentación llevó a ver un partido muy intenso en los primeros minutos, pero con los visitantes teniendo los primeros acercamientos. Atlanta United, sabedores de las posibilidades de su rival con el balón, imprimió velocidad a sus acciones y consiguieron generar algún disparo sobre portería que sólo la falta de puntería impidió que se convirtiese en gol.

Pero el paso de los minutos hizo que New York Red Bulls comenzase a realizar lo que mejor sabía, controlar el balón. Con una circulación de balón en la que trataron de crear espacios en la defensa rival, comenzaron a tener llegadas a las inmediaciones del área visitante y sólo la falta de acierto en el último pase impidió que estos consiguiesen adelantarse en el marcador.

Atlanta no perdió la cara al partido en ningún momento. Aunque de manera aislada y a cuentagotas, los actuales campeones tratan de aprovechar acciones al contraataque para generar peligro. Con balones en largo para Martínez, el delantero venezolano fue capaz de transformar cada llegada en una ocasión de peligro, quedando cerca de anotar en un par de ocasiones.

A falta de pocos minutos para el final de la primera parte, ocurrió un suceso que cambió por completo el desarrollo del partido. En una de las acciones ala contra de Martínez, el futbolista fue derribado en el borde del área cuando encaraba al portero, lo que obligó al colegiado a mostrar la tarjeta roja y dejar a los locales con un futbolista menos.

Tras este hecho, los visitantes se convirtieron en el único equipo sobre el terreno de juego, consiguiendo constantes llegadas sobre la portería, pero sin peligro real para el resultado.

Sorpresa neoyorkina

El inicio de la segunda mitad llevó un inicio diferente a lo esperado. Pese a tener un futbolista menos sobre el terreno de juego, fueron los neoyorkinos los que llevaron la iniciátiva durante los primeros minutos. Consiguió llegar con el control de la pelota sobre el área visitante, pero el jugar con unos menos terminó por notarse.

Atlanta United, sabedores de que a ‘gasolina’ local duraría pocos minutos, se pertrechó en defensa, manteniendo las líneas juntas y buscando contraatacar, encontró espacios que aprovechar, pero continuó fallando en lo más importante, de cara a portería.

Con el partido llegando a la hora de su disputa, el desarrollo del mismo dio un vuelco, haciendo protagonista con el balón a los de Atlanta. Aprovechando el futbolista de más sobre el campo consiguió encerrar a su rival en campo propio, pero lo que no fueron capaces fue superar la última línea de presión. Todas las acciones eran rechazadas por la defensa y alguna de ellas se convirtió en un contraataque.

En una de ellas, el balón llego en banda a Royer, que con una conducción, llegó a los tres cuartos de campo. Viendo que Borlow le acompañaba por el otro lado del campo, colocó un centro al segundo palo en donde el atacante anotó con un remate de cabeza que dejó el partido con un claro síntoma sorprendente.

Desde ese momento, el planteamiento de partido visto hasta el momento se acrecentó. Los visitantes introdujeron varios cambios en el ataque con los que trató de acumular mayor números de jugadores en esa zona del campo buscando el gol. Fueron muchos los minutos de dominio, buscando crear superioridades en las bandas, pero no lograron darle continuidad y las acciones terminaban desbaratadas por la presión de su rival.

Con el paso de los minutos y el conjunto local más encerrado en su propio campo, continuó buscando en el contraataque una manera de generar peligro. Pero las circunstancias del encuentro vistas hasta el momento, le llevó a estar más atento a las ocasiones de su rival, que a las que pudiesen generar ellos.

Los minutos pasaban, el final de partido se acercaba, pero los nervios hicieron que muchas de las acciones no terminasen con éxito. Pérdidas incomprensibles y fallos en el pase pudieron costarles caro si los locales hubiesen tenido mayor presencia en el ataque.

Pero el final del partido se acercó de manera inexorable con un equipo visitante desquiciado, sin encontrar el juego que le llevó a conseguir cinco victorias de manera consecutiva y eso le llevó a caer nuevamente ante un rival que aprovechó la única ocasión clara de gol que tuvo.

VAVEL Logo