Colorado Rapids
mantiene la crisis angelina
@ColoradoRapids

Colorado Rapids mantiene la crisis angelina

La insistencia mostrada durante el partido le permitió a los Rapids llevarse la victoria en un encuentro frente a un rival que se encuentra en clara crisis. La ausencia de Ibrahimovic y los problemas en defensa están castigando a un equipo que necesita retomar la senda de la victoria.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Nueva victoria de los Rapids en un partido en el que tuvieron las mejores ocasiones y sólo la falta de acierto de cara a gol por parte de sus atacantes les privó de una golead. Durante la primera mitad estuvo muy dividida con constantes cambios en el control de la pelota, aunque en su gran mayoría, se jugó con acciones en veloces transiciones. Fue en los siguiente mitad cuando el partido dio un vuelco. Mientras que los visitantes tenían las mejores ocasiones, su rival mantuvo el control del balón, aunque sin lograr plasmar esto en el marcador. Fue su rival el que en los últimos minutos, aprovechó su enésima llegada al área para anotar el gol de la victoria.

Muchas llegas sin acierto

Desde que comenzó a rodar el balón en el último partido de la semana, el conjunto local fue el claro dominador de la situación. A pesar de tener sancionado a su estandarte (Ibrahimovic), el equipo angelino mantuvo una alta presión sobre su rival, logrando generar claras ocasiones de gol durante los primeros minutos.

Este buen inicio provocó que los Rapids apenas tuvieron presencia en campo rival, dándose su primera llegada cerca del minuto 13. Tras esta llegada pudo verse un par de acciones sobre la portería californiana a balón parado, pero sobre todo hubo una ocasión clarísima. Un balón a la espalda de la defensa en el que Jonathan Lewis se quedó mano a mano con el portero, pero su definición se marchó al lateral de la red.

Con el paso de los minutos, la igualdad entre ambos rivales pasó a ser la tónica generar. Sin apenas control de balón y constantes intercambios de llegadas en una y otra portería, los dos equipos tuvieron acercamientos para haber decantado el marcador a su favor, pero ninguno de ellos fue capaz de acertar.

La primera parte avanzaba y los equipos mostraban poca ambición de cara al resultado. Cierto es aquellas acciones sobre las porterías eran continuadas, pero ninguno de ellos fue capaz de acertar en lo más importante, el gol. Una de las ocasiones más peligrosas fue una acción por línea de fondo en la que Kamara puso un balón al interior del área, pero ningún compañero consiguió llegar para empujarlo al fondo de la red.

En los minutos finales, las llegadas disminuyeron a la vez que la intensidad en el juego de ambos equipos. La cercanía del descanso y el recibir un gol en estos minutos, hicieron que los equipos fortaleciesen la defensa, buscando un descanso que diera nuevas ideas.

Colorado pone las ocasiones y el gol

La segunda mitad tuvo un inicio similar al visto en el final de la primera. Alternancia en las llegadas al arco, siendo Colorado Rapids los que lograron quedarse más cerca del gol. Fue Kei Kamara el que en la misma línea de gol, remató por encima del larguero, lanzando el primer aviso a los angelinos.

Durante los siguientes minutos, el equipo local trató de responder a su rival, pero fueron estos los que de nuevo tuvieron una clara ocasión de marcar. En una enésima llegada sobre la portería angelina, una mala decisión en la definición impidió que estos lograsen adelantarse en el marcador y mantener el mismo resultado.

Esta doble ocasión terminó por despertar a Los Angeles Galaxy que a partir de ese momento se hicieron con el control de la pelota y buscaron con insistencia la portería rival. A pesar de este dominio, sólo consiguió poner en riesgo el empate en un disparo de Antuna que estuvo cerca de introducirse en el interior de la portería.

Con este planteamiento, los Rapids tuvieron claro su partido. Aprovecharían que su rival se volcaba al ataque para buscar la espalda de la defensa y tratar de sorprender con contraataques. Y acertaron con esta idea, ya que cada vez que conseguían superar la última línea de presión californiana, creaban una ocasión manifiesta de gol, que poco a poco los acercaba al éxito.

Llegando a los últimos diez minutos del partido, Colorado Rapids obtuvo la recompensa a todas esas ocasiones que les privaron de adelantarse en el marcador. En un nuevo contraataque, Kei Kamara vio como su disparo fue atajado por enésima vez por el guardameta, pero el rechace llegó a Shinyashiki, que a portería vacía, marcó el gol que a la postre les daría los tres puntos.

Desde ese momento, con pocos minutos por delante y un marcador en contra, el equipo local se lanzó al ataque sin miramientos. Jugando casi la totalidad del tiempo restante en terreno de juego visitante, los californianos buscaron el gol del empate, pero continuaron errando de cara a puerta y ni tan siquiera, disparar sobre ella.

Los nervios y los errores impidieron que los angelinos encontrasen el ansiado gol y certificasen con una nueva derrota, el mal momento por el que está pasando, alejándoles de los puestos altos de la clasificación.

VAVEL Logo