Noche de pólvora mojada
thestar.com

Noche de pólvora mojada

Empate más que justo entre los dos equipos canadienses, donde ninguno de ellos consiguió mostrar superioridad sobre el rival, haciendo que se viesen muy pocas llegadas de peligro sobre la portería.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Empate más que justo entre estos dos equipos que realizaron un partido muy similar y en el que apenas tuvieron ocasiones de peligro. Desde la primera mitad, los visitantes fueron los que llevaron el peso del partido, pero no consiguió materializar su superioridad en ocasiones de gol. Con el paso de los minutos, los Whitecaps lograron responder al dominio de su rival, pero al igual que estos, no consiguió llegar con peligro sobre portería. En la segunda parte la igualdad entre ambos equipos continuó siendo latente hasta los minutos finales cuanod los locales consiguieron adelantarse en el marcador y pero su rival fue capaz de devolver la igualdad a los pocos minutos.

Muy pocas ocasiones

Duelo canadiense con dos equipos que trataban de mejorar su posición en la tabla clasificatoria. A pesar de la igualdad que se vio en los primeros minutos, Toronto FC fue el equipo que consiguió imprimirle mayor profundidad a sus acciones, consiguiendo llegar de manera constante sobre el área rival. Esta superioridad no significó un reflejo en las ocasiones  ya que a pesar de la superioridad mostrada, apenas consiguió generar algún que otro disparo a puerta.

Los Whitecaps tardaron varios minutos en tener presencia en el ataque, ya que desde los primeros minutos, la presión de su rival impidió que pudiesen salir de su propio campo con el control de la pelota.

Con el paso de los minutos, la actividad de los locales comenzó a ser mayor, sobre todo aprovechándose de contraataques para sorprender a su rival. Con los visitantes volcados en el ataque y teniendo prácticamente el control de la pelota, cada recuperación de los ‘Caps’ se convertía en una acción contra la portería. Sólo la rapidez de la defensa ‘escarlata’ para desbaratar las contras hizo que el resultado no se decantase a favor de los locales.

Conforme el encuentro fue transcurriendo, Vancouver Whitecaps consiguió tener una mayor presencia en el ataque, pero al igual que le ocurriese a su rival en el inicio, no logró imprimir en sus acciones la suficiente profundidad para generar alguna ocasión clara de peligro. La acción más peligrosa llegó en los minutos finales con un disparo de Ali Adnan desde más de 20 metros que se marchó ligeramente por encima del larguero.

El encuentro llegó entonces a los minutos finales, con los dos equipos disminuyendo la intensidad de su juego, provocando así la presencia en el ataque. La cercanía del descanso y el riesgo por recibir un gol que les hiciese llegar con desventaja, provocó que ambos equipos se guardasen a la espera de buscar una solución en los siguientes minutos.

Vibrantes minutos finales

La segunda mitad inició con Toronto FC llevando la manija y a pesar de este control sobre el balón, continuó sin lograr llegar con peligro sobre la portería de su rival. El planteamiento defensivo de los Whitecaps, formando con dos líneas muy juntas en las inmediaciones del área, hizo que tuviesen que recurrir a disparos desde fuera del área.

Este dominio inicial de los visitantes tuvo a los Whitecaps FC encerrados en campo propio y sin apenas ocasiones para salir con el control de la pelota sobre campo rival. Para tratar de revertir esa situación, el entrenador local dio entrada a Reyna, buscando una mayor velocidad y verticalidad en el ataque, conformando una delantera muy peligrosa para salir a la contra.

Con el paso de los minutos, la búsqueda de la victoria provocó un incremento de las ocasiones de peligro sobre ambas porterías, aunque ninguno de los equipos consiguió materializar en gol ninguno de ellas. Esta igualdad en todos los ámbitos se mantuvo hasta los minutos finales, cuando se empezó a vislumbrar que el miedo a perder puntos fue mayor que la ambición por ganar.

Entrados ya en el último tramo del partido, Yordy Reyna consiguió marcar la diferencia. El futbolista peruano, que entró para imprimirle mayor verticalidad al juego de los locales, provocó un penalti en una de sus galopadas en la que fue derribado en el interior del área. Fredy Montero se encargó de transformar la pena máxima y adelantar a su equipo en el marcador.

Desde ese momento, Toronto FC se volcó a tumba abierta sobre la portería de su rival. Con un activo Pozuelo tratando de generar espacios en la defensa rival, los visitantes consiguieron generar varias ocasiones de gol, en la que sólo la falta de puntería impidió que se diese el empate.

Fue a falta de dos minutos para el final del partido cuando en una jugada sin apenas peligro, los visitantes consiguieron igualar el marcador. DeLeon recibió un balón en el lateral del área y disparando a puerta consiguió marcar el gol tras haber despistado al guardameta local.

Con este gol finalizó un encuentro en el que hubo mucha igualdad por parte de ambos equipos, en el que apenas consiguieron generar ocasiones de peligro, lo que demostró el más que justo empate.

VAVEL Logo