New England agrava la crisis californiana
@NERevolution

New England agrava la crisis californiana

Victoria de New England ante unos californianos que se despegan de los puestos altos de la clasificación, acrecentando la crisis de resultados. A lo largo del encuentro, los equipos tuvieron un gran número de ocasiones, pero fueron los ‘Revs’ los más acertados.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Sorpresa en el StubHub Center con la visita como rival del histórico entrenador californiano, Bruce Arena, que logró arrancar tres puntos en un partido donde su equipo, los ‘Revs’, pudieron haber hecho aún más daño. Desde el inicio de la primera mitad se vio una gran igualdad por parte de ambos equipos, que solo se vio desbalanceada por un gol en los últimos minutos de Penilla para los visitantes. En la reanudación del juego tras el descansado, los californianos trataron de igualar el resultado pero no lograron encontrar acierto en sus acciones, algo que si logró su rival en los primeros llegada. Tras este segundo gol, los ‘Revs’ tuvieron más opciones de haber ampliado la ventaja, pero fue finalmente Ibrahimovic el que con una gran chilena, marcó para su equipo, dibujando el marcador final.

Los ‘Revs’ dan la sorpresa

Bruce Arena volvía a su ‘casa’ con otro equipo y dispuesto a dar la campanada. A pesar de la superioridad mostrada por los californianos en los iba de temporada con respecto a su rival, estos no se dejaron intimidar y desde el primer minuto se lanzaron al ataque para buscar la sorpresa.

A pesar que los californianos fueron los que llevaron el peso del juego, manteniendo el control de la pelota, los ‘Revs’ fueron los que tuvieron las mejores ocasiones al contraataque. Un par de ocasiones en las que Bunbury se quedó en un mano a mano con el portero, pero ambos disparos se marcharon fuera de la portería de manera inexplicable.

Los minutos fueron transcurriendo y la intensidad el juego de ambos equipos y las llegadas al área fueron desapareciendo, convirtiendo el partido en un constante cambio en el control de la pelota, con protagonismo para el centro del campo. Las ocasiones fueron algo que cayeron de manera aislada, contando el Galaxy con una clara cerca de la media hora. Ibrahimovic recibió un balón a la espalda de la defensa y en un mano a mano con el portero, este consiguió desviar el balón in extremis.

Esta acción abrió el partido, dándole a Los Angeles Galaxy el control de la pelota y las mejores ocasiones en las que sólo la falta de acierto de sus jugadores impidió que tomasen ventaja en el marcador. Ante este cambio en el desarrollo del partido obligó a los visitantes a tener que responder a su rival, sino querían que una de estas ocasiones finalizase en gol.

En los minutos finales, ante el intercambio de golpes visto por parte de ambos equipos, fueron los visitantes los primeros en golpear, dando así la sorpresa en el StubHub Center. En una jugada por banda izquierda, Cristian Penilla controló un balón y tras internarse en el área batió al guardameta con un disparo pegado al palo.

Tras esta acción y durante el tiempo extra, los ‘Revs’ encontraron espacios por esa banda que no supieron aprovechar, pero que les valió para llegar al descanso con ventaja ante un rival muy peligroso.

Tiro en el pie de Galaxy

La segunda mitad tuvo el inicio esperado. Los Angeles Galaxy, por detrás en el marcador, adelantaron sus líneas de presión y durante los primeros minutos consiguieron encerrar a su rival en campo propio, tratando de anotar un gol que les permitiese igualar el resultado. Pero este dominio no les permitió tener el objetivo buscado, ya que el planteamiento defensivo de su rival impidió que encontrasen espacios que atacar.

Con el paso de los minutos y la imposibilidad local por conseguir anotar, permitió a los de New England comenzar a tener mayor presencia en el ataque, buscando acciones a la contra. Tras varios avisos en los que sólo un error en el último pase les impidió marcar, llegó al ocasión en la que anotaron el segundo gol que les ponía de cara el resultado.

En uno de estos contraataques, Carles Gil encontró un hueco entre los centrales californianos por el que apareció Bunbury. El delantero visitante consiguió superar en velocidad a sus defensores y en el mano a mano con el guardameta, definió a la perfección anotando un gol que parecía definitivo.

Este tanto golpeó al Galaxy que en los siguientes minutos se vio superado por su rival, permitiendo que estos tuviesen varias ocasiones en las que se quedaron cerca de anotar un gol que hubiese sido definitivo. Fueron muchas las ocasiones, pero los fallos en la definición que el equipo ha mostrado a lo largo de la temporada comenzaron a aparecer.

Conforme pasaron los minutos, el partido entró en un planteamiento extraño para el resultado que se estaba dando. A pesar de la ventaja en el marcador, los visitantes no perdieron la cara al partido y consiguieron contestar a las ocasiones de su rival, teniendo ellos mismos otras muy claras. 

En este ir y venir de una portería a otra, se tuvo que llegar a los minutos finales para ver como un equipo logró acertar de cara a puerta. Los locales consiguieron fabricarse un espacio en la defensa rival con un Ibrahimovic que demostró que a sus años, el fútbol sigue cayéndosele por todos lados. Un balón al área sin demasiado peligro fue controlado por el sueco y tras colocárselo a su gusto, definió con una espectacular chilena que acercaba a su equipo en el marcador.

Tras el gol, los angelinos mostraron la garra que les había faltado en los minutos anteriores, buscando la portería rival con ahínco, pero no fueron capaces de rematar la remontada y cayeron finalmente a causa de la falta de acierto de cara a gol, mostrada en las últimas semanas.

VAVEL Logo