Goleada del NYCFC para
la historia
@NYCFC

Goleada del NYCFC para la historia

Este encuentro fue el primero en la historia de los neoyorkinos en el que consiguió anotar cinco goles en su propio estadio. Una magnífica actuación de los jugadores de arriba y la debilidad defensiva de los visitantes permitió ver la mayor goleada en el Yankee.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Cinco goles para el New York City FC que le permite continuar con su buen estado de forma en este importante momento de la temporada, dejando ver la clara mejoría y el trabajo de Torrent en este tiempo. En el inicio de la primera mitad el conjunto visitante trató de llevar la sorpresa al marcador, pero fueron los neoyorkinos los que en las dos primeras acciones sobre la portería de su rival consiguió anotar dos goles que les colocó en clara ventaja. A pesar de ello FC 'Cincy’ no perdió la cara al partido y consiguió recortar distancias, pero minutos antes del final, los locales volvieron a aumentar su ventaja. La segunda mitad inició con un gol que terminó de colocar la victoria en las manos de los locales, ante la que su rival trato de responder. No fue hasta los minutos finales cuando los visitantes volvieron a recortar distancias, pero en la última acción del partido, un golazo de los neoyorkinos terminó por dibujar el marcador.

‘Cincy’ muestra sus carencias

Uno de los equipos en mejor forma de las últimas semanas recibía a otro que se encontraba en plena construcción, pero que a pesar de ello, fue capaz de mandar en los primeros minutos de partido. El inicio de FC Cincinnati fue muy prometedor, consiguiendo encerrar a su rival en campo propio y generando la primera ocasión de peligro. Fanenedo Adi consiguió quedarse en un mano a mano con el portero, pero este consiguió sacare el balón.

Durante los siguientes minutos los visitantes continuaron apretando sobre a portería de su rival, pero poco a poco los neoyorkinos fueron sacudiéndose la presión hasta lograr adelantarse en el marcador con una de sus primeras llegadas sobre portería. Maxi Moralez fue quien consiguió llegar hasta línea de fondo y colocar un balón al corazón del área pequeña donde apareció Mitrita para sólo tener que empujarlo al fondo de la meta.

Sin apenas tiempo para reaccionar, los locales volvieron a sorprender con una nueva llegada sobre el área con la que colocaron el segundo gol en el luminoso. En esta ocasión los neoyorkinos encontraron un espacio por banda derecha con el que colocaron un centro al área donde apareció Héber para sólo poner el pie y mandar el balón al fondo de la portería.

Estos dos goles no trastocaron el planteamiento del FC Cincinnati, que a pesar de no lograr mostrar claridad en el ataque, fue capaz de generar alguna llegada sobre la portería rival. Todo esto fue hasta pasada la media hora cuando en un saque de esquina a favor de los visitantes consiguieron recortar distancias en el marcador al introducir un jugador local el balón en su propia portería.

Con este gol el partido se abrió completamente y la faceta defensiva de ambos equipos quedó de un lado, permitiendo ver llegadas sobre el área tanto para uno como para otro equipo. En este intercambio de golpes fueron los locales los que consiguieron decantar nuevamente el marcador en su favor, consiguiendo un tercer gol que volvía a incrementar la ventaja. Tras una larga acción, la pelota llegó a Ismael Tajuri-Shradi que desde la frontal del área definió a la perfección, mandado el cerca del palo.

En los siguientes minutos los visitantes continuaron buscando el gol y tratando de generar peligro sobre al área rival, pero sus acciones acusaron errores sencillos en la transición, quedándose muy lejos de poner en riesgo la portería.

Máxima efectividad

En la segunda mitad los neoyorkinos llevaron la iniciativa, tratando de frenar la salida en tromba de su rival. Se hicieron con el control de la pelota y con una constante circulación de balón, trataron de crear espacios en la débil defensa visitante que encontraron en los primeros minutos y por el que lograron encontrar un cuarto gol que les colocaba muy encarrilados hacia la victoria. La conexión entre Moralez y Heber volvió a dar sus frutos y el argentino dejó sólo al brasileño en un mano a mano con el portero donde no perdonó y puso un cuarto gol casi definitivo en el marcador.

Tras este gol, el encuentro entró en unos minutos donde ninguno de los equipos consiguió hacerse para con ellos con el balón, haciendo que este estuviese en constante cambio en el centro del campo. Esta circunstancia fue vista con mayor rapidez por el entrenador local, que dio entrada a dos futbolistas para esta zona del campo, buscando así un mayor control de la pelota y un aumento del número de futbolistas para no permitir espacios.

Con el paso de los minutos, FC Cincinnati fue tomando el protagonismo con el balón y buscando con insistencia la portería de su rival, pero continuó cometiendo fallos en las transiciones, impidiendo que pudiesen llegar con peligro sobre la portería. Tuvo que ser con el partido entrando en el tramo final cuando encontraron un espacio en la defensa local y no sin suerte, volvieron a recortar distancias en el marcador.

Frankie Amaya logró superar a su marcador en velocidad, consiguiendo quedarse en un mano a mano con el guardameta. El disparo del ‘Rookie’ fue atajado por el portero, pero el balón salió rechazado a Ibeagha que nada pudo hacer para despejarlo y se introdujo el mismo en su propia portería. Con este segundo gol, los visitantes apretaban el marcador, pero con el juego desarrollado hasta el momento no parecía que tuviesen posibilidad de llegar a sacar algo positivo.

Tras este tanto los neoyorkinos volvieron hacerse con el control de la pelota, tratando de alejar a su rival de campo propio y conseguir, porque no, aumentar aún más la distancia en el marcador. Esto lo consiguieron con el tiempo reglamentario casi cumplido, en una maravillosa acción combinativa en el interior del área. Tras una serie de paredes en las inmediaciones del área, Moralez se quedó solo ante el guardameta, al que superó colocando el balón en el palo más alejado y consiguiendo así anotar el quinto gol para su equipo.

Este gol les dio la victoria al New York City FC y les permitió además entrar en la historia como el primer partido del Yankee Stadium en el que los locales conseguían anotar cinco goles.

VAVEL Logo