Vorágine goleadora en
Washington
@NERevolution

Vorágine goleadora en Washington

Empate en un encuentro donde todo pudo pasar, ya que ambos equipos tuvieron su oportunidad de colocarse por delante en el marcador, pero la los errores en defensa impidieron que el resultado se decantase por uno u otro equipo.

manuel-vaquero-rodriguez
Manuel Vaquero Rodríguez

Seis goles repartidos en tres para cada equipo en un encuentro en el que pudo pasar de todo, con la iniciativa para ambos, pero que finalmente finalizó con un reparto de puntos que no sirve a nadie. Este loco encuentro comenzó con los locales adelantándose en el marcador a las primeras de cambio, aunque su rival tardó unos minutos en dar la vuelta al mismo antes de llegar al descanso. Con la reanudación de las hostilidades, los Sounders consiguieron adquirir el protagonismo necesario para tener presencia al ataque y esto les permitió dar la vuelta al marcador y colocarse con ventaja. Sin embargo, a falta de unos minutos para el final, Carles Gil logró igualar el marcador con el que finalizó el partido.

Seattle desaparece con los minutos

El fin de semana arrancó con un partido interesante con dos equipos que pasaban por diferentes momentos, pero que una victoria les serviría para tomar confianza para encaminar la parte más importante de la temporada regular. Los locales dejaron claras sus intenciones cuando en la primera acción sobre la portería de New England, encontraron a Morris con un balón a la espalda de la defensa y espacio para correr, que permitió a este llegar al área y colocar un centro. Ruidíaz no consiguió rematar, pero en el segundo palo apareció Shipp para mandar el balón al fondo de la portería.

Este tempranero gol obligó a New England Revolution a tener que dar un paso hacia adelante y buscar el empate lo antes posible. Los siguientes minutos fueron para el protagonismo visitante con el control de la pelota en las inmediaciones del área rival, pero no consiguieron transformar este dominio en ocasiones de gol. Este desarrollo benefició el juego de los locales que mantuvo en el contraataque el planteamiento más peligroso para llegar a portería. Sin embargo, la única ocasión en la que consiguió volver a generar una ocasión fue a balón parado.

Fueron los visitantes los que a los pocos minutos de esta ocasión perdida para los Sounders, lograron acertar de cara a gol, aunque fuese con tensión. Mancienne apareció en el punto de penalti para rematar a gol un saque de esquina. Sin embargo, el linier anuló la acción por una falta en el inicio de la acción, pero el árbitro consultó en el VAR a jugada y terminó dándole validez.

Este gol dejó muy tocado al conjunto visitante que retrasó sus líneas, beneficiando el juego de su rival y permitiendo que estos tuviesen mayores ocasiones de peligro. Con el paso de los minutos los ‘Revs’ se convirtieron en el único equipo sobre el terreno de juego, hasta que a pocos minutos para el final del partido se certificó su superioridad. Una acción combinativa en la que el balón llegó a la banda izquierda donde apareció Castillo para colocar un centro al interior del área. Anticipándose a los defensores, Gustavo Bou se anticipó a los defensores, anotando el gol de la remontada con un cabezazo inapelable.

En el tiempo de descuento, los visitantes todavía pudieron poner mayor distancia en el marcador. Fue con una rocambolesca acción en la que tras una serie de rebotes, un jugador local se introdujo el balón en su propia portería. Sin embargo, el colegiado, tras revisar la jugada en el VAR, anuló la acción por falta al guardameta. Con esta acción, finalizaron los primeros 45 minutos en los que los ‘Revs’ mostraron una mayor superioridad sobre el rival.

Locura goleadora

La segunda mitad inició con los dos equipos disputándose el control de la pelota en el centro del campo y con constantes llegadas sobre ambas porterías. Este juego ofensivo por parte de ambos equipos no significó que estos pudiesen generar ocasiones claras de gol. La gran mayoría de las llegadas terminaron con disparos lejos del arco y rechazando en los pies de la defensa.

Llegando a la hora de partido, Seattle Sounders dio un paso adelante ante el desarrollo que estaba tomando el mismo. La entrada de Jones en banda izquierda liberó a Morris, dándole mayor libertad para aparecer por todas las zonas del ataque  y esto provocó que tuviesen una mayor presencia en el ataque y con ello, llegaron ocasiones con las que logró dar la vuelta al marcador.

El lateral trinitense apareció por primera vez en ataque por el costado izquierdo y colocando un centro al corazón del área pequeña, encontró a un compañero para que este rematase. Harry Shipp fue el que con un movimiento de desmarque se anticipó a los defensores y conectó un cabezazo que colocaba nuevamente la igualdad en el marcador. Y en apenas unos minutos, sería Morris el que aprovecharía un espació en la defensa visitantes para dejar habilitar a un Lodeiro que llegaba desde atrás y anotar el tercer gol. Esta remontada dejó muy tocado al conjunto visitante que en apenas dos minutos vio como se ventaja desparecía y se quedaba a poco más de diez minutos de perder tres puntos que tenía en la mano.

Se llegaron a los minutos finales en los que el partido entró en una vorágine ofensiva de una portería a otra en la que los visitantes consiguieron dar un golpe definitivo. En una de las llegadas, un centro de Gil golpeó en la mano de un defensor dentro del área y el colegiado señaló los once metros, siendo el mismo futbolista español quien colocó nuevamente en empate.

A partir de ese momento los Sounders asediaron la portería de los ‘Revs’ llegando a tener incluso dos claras ocasiones de Ruidíaz en las que primer el palo y más tarde el guardameta, impidieron la victoria local y dejase la igualdad en el marcador en un partido donde pudo pasar de todo.

VAVEL Logo