Los candidatos a llevarse el Scudetto 
Vía: Serie A TIM, cuenta oficial en twitter

La Serie A es un torneo de extensa y renombrada historia, cuna de grandes defensores y delanteros autosuficientes – como Ronaldo, Adriano o Shevchenko – que maravillaron a los amantes del fútbol en épocas anteriores. Una liga de mística y de mucho rigor físico que supo dominar en Europa con sus tres gigantes: AC Milan, Juventus e Internazionale.

El futbol italiano siempre tuvo un estilo marcado: orden, intensidad defensiva y juego físico. Estos tres puntos fueron el pilar fundamental de los clubes italianos y la Azurra (Selección italiana) históricamente. Pero esto, ha sido y es uno de los grandes problemas del fútbol italiano, que en los últimos años le ha costado evolucionar y adaptarse a este “modernismo” futbolístico – que nada tiene que ver con arte y literatura – sino con una renovación del juego: rápido, asociado, rebelde y directo en transición que predomina en el fútbol actual. Algo opuesto al ADN de los italianos.

La Juventus domina en Italia porque es el que más avanzó en este aspecto junto al Nápoles – de mucho menor presupuesto – pero el decrecimiento y devaluación constante de gigantes como Inter o AC Milan no es casualidad, ni hablar de la selección italiana que no pudo asistir al mundial de Rusia y viene acumulando fracasos y decepciones. Les ha costado mucho adaptarse y renovarse, la competitividad que anteriormente era indiscutible ahora está en tela de juicio.

Es por esto – y entre otras muchas razones – que los focos en la Serie A están especialmente luminosos e incandescentes (Algo que tampoco es muy bueno), hay muchas expectativas con respecto a lo que puedan ofrecer los proyectos como Inter, Nápoles o esta Juventus renovada y preparada para pelear por todo otro año más.

En la actualidad, la liga italiana se ve dominada a placer por la hegemonía de la Juventus, conquistadores del Calcio desde hace ocho años. La Vecchia Signora se posiciona como la gran favorita para volver a levantar el título, seguido del Nápoles de Ancelotti y del ambicioso proyecto de Antonio Conte en Milano con el Nerazurro.

Ancelotti buscará con el Nápoles hacer historia en el Calcio / Foto: Web oficial del Nápoles
Ancelotti buscará con el Nápoles hacer historia en el Calcio / Foto: Web oficial del Nápoles

La Juve de Sarri, el rival a vencer

No se descubre nada, adentro – y, sobre todo – fuera de la cancha, la Juve está dos o tres escalones mínimamente por encima del resto. No hay color, porque no es solamente poderío económico; es saber manejarse en el mercado. Saben gastar. Este mercado reforzó posiciones necesarias sin necesidad de invertir grandes sumas, por ejemplo, Rabiot y Ramsey llegaron como agentes libres, estos movimientos son fundamentales; porque solo así se entiende como quedan 75 Millones de euros + 10,5 en variables para fichar a Matthijs De Ligt. Tener dinero no es sinónimo de éxito, hay que saber administrarlo con criterio y sentido.

Ramsey comienza su nueva etapa en Italia / Foto: Web oficial de la Juventus
Ramsey comienza su nueva etapa en Italia / Foto: Web oficial de la Juventus

Otro ejemplo de buenos movimientos, pero ya dirigiéndose a ventanas anteriores, fue el cómo debilitó a rivales directos al comprarle figuras. El caso de Higuaín y Pjanic hace un par de años o el de Canceloya en Inglaterra con Guardiola – que lo fichó después de que el portugués haya sido el mejor lateral derecho del torneo. ¿Cuál es el resultado de esta política efectiva? Dominar a placer la liga doméstica, siendo monarca indiscutible. Tan sólo Nápoles en aquella campaña histórica con el mismo Sarri, pudo hacerle frente hasta el final. Del resto, ha sido una carrera contra sí misma para superar propias marcas.

Pero la Juve sigue sin lograr su máximo objetivo, estuvo a las puertas en 2015 y después en 2017, pero no lo consiguieron; la Champions League

Esta es sin dudas la prioridad Bianconera, la Orejona. Ya no basta con imponer y dominar en tierras conocidas, ya es momento de salir y conquistar otras fronteras; ser los mejores de Europa de una vez por todas. Como bien saben, la anterior Champions fue una rotunda decepción para la Vechia Signora; cayendo contundentemente ante el sensacional Ajax de Erik Ten Hag, siendo superado en toda faceta posible del juego, y, por si fuera poco, en el Juventus Stadium. Eliminatoria catastrófica.

Pero no fue solo eso, por Copa Italia se les apareció el sorprendente Atalanta y los despachó en 4tos de final con un escandaloso 3-0 y una exhibición del colombiano Duván Zapata. Es decir, la Juventus ya concedió terreno en Italia y no pudo siquiera igualar performance anteriores en Europa. Sin dudas, vienen de su peor temporada en años, en cuanto a resultado y rendimiento; y esta es la razón del recambio y la renovación del banquillo, donde Maurizio Sarri sustituye a Massimiliano Allegri.

Una idea diferente para lograr algo distinto

Ataques posicionales, posesión, propuesta atractiva y bien ofensiva; algo típico de las máquinas de Sarri. Guardiola lo dijo en su momento: “El Nápoles de Sarri es de los equipos que mejor juega en toda Europa”, todo esto previo a un duelo de Champions. Y vaya que jugaba bien ese equipo, era una hermosa sinfonía que carecía de piezas especificas; por eso quizás le faltaron detalles para romper con la hegemonía de Juventus, pero le bastó para ganarse el respeto del mundo fútbol y los reconocimientos de los amantes de este deporte.

Fue a Chelsea, en un contexto desfavorable y complicado, primer año en Inglaterra y un proceso de adaptación que sin dudas dificulta todo. Solo hay que hacer memoria, ¿Cómo le fue a Guardiola en su primer año en Inglaterra?, ¿O a Klopp?, No tan bien. Sarri incluso; logró reponerse a pasajes pésimos y fuertes críticas – como en Inglaterra acostumbran – obteniendo además un título europeo: UEFA Europa League. No es un logro menor, tiene muchísimo mérito.

Llega a Juventus donde no tiene excusas, es su primera gran oportunidad de dirigir a un equipo completo en todo sentido y poder transmitirle su propia idea e impronta. Tiene los mediocampistas de su perfil, Pjanic, Rabiot y Ramsey; que juntos suenan a Sarri y Maurizio suena a ellos, un trivote en un 4-3-3 suena muy bien. Laterales ofensivos, centrales fuertes y de buen pie; junto a delanteros de primer nivel. Y lo mejor, a una carta ganadora; ganadora en serio, que en los peores días te hace triunfar con un salto o una simple diagonal al espacio: Cristiano Ronaldo. No hay excusas para Maurizio, que en su poca experiencia como DT en la elite, ha demostrado con creces estar a la altura.

Adrien Rabiot durante el último amistoso de la pretemporada de la Juventus, un fichaje necesario para la medular y un jugador que genera muchas expectativas en Turín / Foto: Web oficial Juventus
Adrien Rabiot durante el último amistoso de la pretemporada de la Juventus / Foto: Web oficial Juventus

Nápoles y Ancelotti, los principales obstáculos

El equipo napolitano sigue con su proceso desde hace varios años, el que le ha dado frutos y le otorgó posición en el radar europeo de la elite. Mantiene su base de jugadores y una idea más o menos similar incluso con el cambio de banquillo Sarri-Ancelotti; aunque con los matices que Carlo le añadió a lo encontrado en el San Paolo con el legado Sarri.

Ancelotti profundizó en el pragmatismo, que el Nápoles además de imponer condiciones desde el buen trato del esférico y la rápida circulación de la pelota en ataques posicionales; también pueda armar bloques defensivos cuando se requiera y salir en transiciones. Doblarse para no quebrarse, ser mucho más flexibles y adaptarse al contexto que el trámite requiera.

Lo más importante para los de Ancelotti es que logró mantener la base y, además, pudo reforzarse en zonas donde tenían claras falencias

A Insigne, Ruíz, Mertens, Callejón, Milik, Allan y Koulibaly se les sumaros piezas vitales: Manolas reforzará la zaga central y el recién incorporado y talentosísimo jugador mexicano Hirving Lozano, arribó a la ciudad más sudamericana de Europa – con permiso de Marseilledespués de su gran paso por el PSV en Holanda.

Mucho entusiasmo con el “Chucky” Lozano

El ex Pachuca es atrevimiento y desparpajo en 3/4, además, tiene una compresión del juego – un aspecto muy interesante pese a su juventud – y un muy buen sentido para asociarse. Regate, velocidad, diagonales, solidaridad y talento; mucho talento. Sin mencionar lo que puede aportar en estadísticas: 59 partidos en Eredivisie, 34 goles y 16 asistencias en dos temporadas. Es decir, participó de 50 anotaciones directas en 59 cotejos para un promedio de 0.84 participaciones directas de gol por partido. Esto solo en liga holandesa, por Champions, anotó cuatro tantos en ocho duelos la temporada pasada. Medio gol por encuentro. Figura indiscutible en el PSV. A priori, y esperando por su adaptación; un fichajazo del Nápoles.

Lozano posa con Lorenzo Insigne / Foto: Sitio oficial del Nápoles
Lozano posa con Lorenzo Insigne / Foto: Sitio oficial del Nápoles

Salto de calidad en el fondo

La dupla Koulibaly – Manolas es cosa seria. El griego tuvo un paso enorme por Roma y se le suma al mejor central – o mínimo top-3, junto a Skriniar (Inter) y Bonucci o Chiellini (Juventus) – de toda la Serie A. Un refuerzo tan necesario como impetuoso, que le permitirá al Nápoles sumar armas en el juego aéreo y en el sentido de la anticipación y la marca en ataque. Ideal.

Sensaciones positivas en pretemporada

Más allá del último partido ante Barcelona, que terminó 4-0 para los culés, el conjunto de Ancelotti dejó más certezas que dudas en la pretemporada. Mostraron su mejor versión ante Liverpool y Barcelona (primer partido), en la victoria 3-0 antes los reds y la derrota 1-2 ante los de Valverde. También visitaron la ciudad de Marseille, donde se impusieron al Olympique de Marseille de Villas Boas por 1-0.

Movimientos rápidos con y sin balón, mucho juego entre líneas, espacios explotados vía carriles interiores y mucha intensidad. Un equipo que se sabe a lo que juega y tiene confianza para ejecutar la idea del DT. Este Nápoles puede pelear la Serie A, debe animarse y sentirse capaz de plantarle cara a la hegemonía Juventina.

Desde un poco más atrás, el Inter de Antonio Conte

Después de dos años al mando de Spalletti, en donde su principal logro fue volver a disputar la Champions League – que remontada en el Olímpico ante Lazio, partido épico y para la historia reciente – el Internazionale da otro fuerte y contundente paso en afianzar su proyecto: La contratación de Antonio Conte.

Luciano Spalletti logró lo que buscaba el Inter desde hace un tiempo, volver a competir. Pero para eso dio, ni más ni menos. Inter volvió a disputar de igual a igual en partidos directos, sobre todo ante rivales superiores: Barcelona, Tottenham, Juventus, Nápoles, entre otros. Pero quedó en deuda, la idea nunca fue clara; y desde el banquillo no se transmitía seguridad: Ni en el patrón de juego, ni en las decisiones de planteamiento y recambio. Las criticas nunca fueron en vano.

Inter deambuló en el colectivo, pero se sostuvo por individualidades y rendimientos altísimos. Handanovic fue la eterna figura Nerazurra, la dupla de centrales Skriniar y De Vrij tomaron un rol protagónico, la explosión definitiva de Brozovic – muchos recordarán su gran copa del mundo, quizás el único croata que logró mantener su rendimiento post-Rusia – en zona de volantes, y la irrupción de Lautaro Martínez junto a las apariciones esporádicas de los Politano, Keita, Nainggolan o Vecino alcanzaron para meterse en el top-3 del Calcio. Con mucho menos de lo que se pensaba, están volviendo a competir y a sentirse importantes.

Gran ventana de pases, que aún espera llegadas “in extremis”

Valentino Lazaro, carrilero por derecha procedente del Hertha Berlin, muy buenos registros y referencias desde Alemania. Nicolo Barella, volante box to box; futuro y presente de la Azurra, llega de Cagliari. Stefano Sensi, proveniente del Sassuolo, mediocampista con pegada, recorrido y buen pie. Y los fichajes récord y estrella: Romelu Lukaku y Diego Godín. Dos que no necesitan presentación.

Barella envía un balón largo durante el entrenamiento / Foto: Web oficial del Internazionale
Barella envía un balón largo durante el entrenamiento / Foto: Web oficial del Internazionale

¿Por qué Lukaku es el fichaje récord y Diego Godin el fichaje estrella?

La ecuación es simple y sencilla, el belga es un gran delantero, además del perfil que Conte necesitaba; en su máximo nivel va a aportar y ser fundamental, pero, Diego Godin era la pieza faltante que encajaba perfectamente para el proyecto Conte.

Godin listo para su nueva aventura con el Inter de Milán / Foto: Web oficial del Internazioanale
Godin listo para su nueva aventura con el Inter de Milán / Foto: Web oficial del Internazioanale

Antonio implementará una línea de tres centrales en el fondo, De Vrij y Skriniar – que ya formaron una dupla muy solida la pasada campaña – se les añade la experiencia, la contundencia, los conceptos, el liderazgo y todo el peso que impone una figura como la del faraón uruguayo. La formula es hermosa, pero habrá que esperar como será la reacción sobre el hermoso y caprichoso verde; donde la lógica no tiene vela y la razón se quedó sin efecto.

Movimientos importantes y con sentido que le otorgarán otra cosa al Inter. Algo diferente a lo que se venía viendo en la histórica institución. Además, un mercado que sigue teniendo rumores en torno al Nerazurro; no hay nada confirmado, pero sí hay nombres más que interesantes que suenan para reforzar el medio y el ataque interista. Claro que, es necesario y preciso esperar oficializaciones; el plantel del Inter sigue siendo muy inferior al de la Juventus y el proyecto Conte apenas comenzará.

Así que, lógicamente, sería imprudente e insensato ponerlo a la par de Juventus o del mismo Nápoles; pero, si a esta base más que importante se le suman un par de figuras – sea en esta ventana, o en invierno – y Conte logra introducir su idea de forma rápida, este Inter puede dar mucho de que hablar al corto plazo.

Los famosos animadores

El sorprendente Atalanta de Gasperini. La Roma de Fonseca. El Milan de Gattuso. La Lazio de Insaghi. Todos parten “A priori” por debajo de los tres candidatos, teniendo como objetivo el top-4 obtenido por el Atalanta la campaña pasada. Después vienen conjuntos interesantes, Fiorentina hizo un muy buen mercado y agitó con la contratación del histórico Frank Ribery, Torino fue de las gratas sorpresas la temporada anterior, Sassuolo es otra institución en constante crecimiento.

Tiene buena pinta el Calcio

El Calcio pinta bien, como Lasagna de pasta fresca recién salida del horno; acompañada de un buen vino tinto. Jugadores estrellas, grandes mercados veraniegos, continuación de proyectos y nuevos proyectos. Se viene una hermosa Serie A, que ustedes, podrán disfrutar del mejor seguimiento posible; desde VAVEL.com.

MEDIA: 4.5VOTES: 2
VAVEL Logo