El canario continúa enjaulado en Norwich
Los futbolistas del Norwich unen fuerzas antes de un partido liguero/ Foto: Norwich City

El canario continúa enjaulado en Norwich

El Norwich City logró el ascenso la pasada campaña a través de una temporada histórica en Championship -94 puntos y 93 goles anotados-. Sin embargo, su comienzo liguero en Premier League no está siendo del todo positivo, consiguiendo únicamente tres puntos de 12 disputados.

juan-carlos-mellado
Carlos Mellado

Como si de un canario enjaulado se tratase, el Norwich City está esperando ansioso a que alguien abra la puerta de su celda y, así, poder desplegar sus alas y empezar a volar. Empezar a volar como ya hicieran el pasado año en Championship de la mano del entrenador alemán Daniel Farke, y comandados por su delantero estrella Teemu Pukki. Empezar a volar con Buendía y Max Aarons llevando el control de las alas, con Leitner y Stiepermann siendo los ojos que todo lo ven, o con Godfrey y Trybull convertidos en garras capaces de defenderse de cualquier depredador. Simplemente, empezar a volar.

Los canaries desplegaron un juego delicioso en la segunda categoría del fútbol inglés el pasado curso basado en el dinamismo y en la verticalidad. Sin embargo, en los primeros partidos disputados esta temporada en Premier League, la dependencia prácticamente exclusiva del finlandés Pukki para el gol -el atacante lleva cinco goles de los seis que ha marcado su equipo hasta el momento-, y la fragilidad defensiva, están terminando por condenar a un conjunto que, francamente, está llevando a cabo un fútbol algo superior a lo que sus resultados indican.

No obstante, Daniel Farke tiene claro que esa debilidad defensiva es un precio que su equipo debe pagar en pos de un bien mayor como es ser incisivos constantemente en campo contrario. El ex técnico del equipo 'B' del Borussia Dortmund, es uno de los tantos entrenadores alemanes jóvenes que están llegando a la élite del fútbol europeo en el último lustro -Nagelsmann, Tedesco, Scwartz o Tuchel entre otros-. Todos ellos poseen una forma común de entender el fútbol: verticalidad en las acciones realizadas en campo contrario, presión tras pérdida y transiciones rápidas mezcladas con tramos de pausa en el juego. 

Necesidad de alguien que acompañe a Pukki en la labor goleadora

Teemu Pukki está siendo una de las sensaciones del comienzo liguero en la Premier League. El delantero finlandés se está mostrando como lo que es, un rematador puro capaz de convertir en gol cualquier balón que ronde por el área. No obstante, sus cinco tantos anotados en las primeras cuatro jornadas de competición, han resultado insuficientes para ayudar a su equipo a sacar más de una victoria. Por lo que, de momento, el Norwich City se ha colocado en puestos de descenso a Championship.

Quizás, el finlandés eche de menos a Onel Hernández. El extremo cubano anotó el pasado curso ocho goles y repartió ocho asistencias, pero una lesión le ha tenido apartado de los terrenos de juego durante el comienzo liguero. Además, se espera que entre Emiliano Buendía y Stiepermann y puedan aportar ese apoyo que Pukki necesita para el día en el que, por lo que sea, no sea capaz de limpiar las redes de la portería rival.

Porque realmente, seis goles en cuatro encuentros es una cifra más que aceptable -el Leicester City ocupa el tercer puesto de la clasificación anotando los mismos tantos-. El problema es que se está dependiendo demasiado de los que pueda o no pueda hacer Pukki, y depender de un solo futbolista para el gol cuando ese futbolista no es una mega estrella mundial, se antoja preocupante.

Y es que, francamente, el Norwich City es un equipo realmente divertido de ver. Practican un fútbol que se puede considerar la antítesis del juego de posición en el que la capacidad para aparecer entre líneas a cualquier altura y posición de los dos medias puntas exteriores -Cantwell y Buendía-, es sencillamente espectacular. Un fútbol en el que el gol cae por su propio peso. No obstante, tienen la necesidad de activar a un par de futbolistas más en la labor goleadora para el futuro si pretenden luchar por la permanencia.

Demasiada juventud en la línea defensiva

La zaga que Daniel Farke alineó en su último encuentro liguero frente al West Ham, tiene una edad media de 21,75 años. Zimmermann, con 26, fue el defensor más veterano del día y, lo mejor, es que su puesto es el único que ha variado durante los primeros partidos de Liga -y durante la temporada pasada-. Godfrey (21), Lewis (21) y Aarons (19), han sido fijos en las alineaciones del técnico alemán, tanto en el inicio de esta temporada como en la totalidad de la anterior. Tres futbolistas sub-21 que están llamados a acabar recalando en algún grande del fútbol inglés, pero que necesitarían de algún acompañante experimentado -y de un prestigio europeo algo superior-, para rendir a su mejor nivel.

Y es que, si bien seis goles anotados en cuatro encuentros es una cifra más que aceptable, no lo es el haber encajado diez en esos mismos partidos. Los canaries son el conjunto más goleado en este inicio liguero, y han llegado a perder, por ejemplo, un encuentro en el que marcaban dos goles -frente al Chelsea-.

Sin embargo, es justo añadir que el calendario no ha sido el mejor para los pupilos de Daniel Farke. De hecho, en el único partido 'de su liga' que han disputado -frente al Newcastle-, el resultado fue positivo y, las sensaciones, más aún si cabe. Es por ello que no hay que tener prisa con este Norwich, quizás el canario solo necesite que una victoria abra la puerta de la jaula y, de esta manera, empezar a volar.

MEDIA: 5VOTES: 5
VAVEL Logo