El Watford cambia a Javi Gracia por Quique Sánchez Flores
Quique Sánchez Flores saludando a la afición después de un encuentro dirigiendo al Watford/ Foto: Twitter oficial del Watford.

El Watford cambia a Javi Gracia por Quique Sánchez Flores

Quique Sánchez Flores vuelve al Watford tres años después de su polémica salida en la que llegó a declarar que era difícil trabajar en un ambiente tan frío y pesimista. Por su parte, Javi Gracia deja el club tras un mal final de competición en la temporada pasada y un nefasto inicio en esta.

juan-carlos-mellado
Carlos Mellado

Hubo un tiempo en el que en el fútbol inglés se estilaba aquello de dar confianza al entrenador. No importaba si el equipo atravesaba momentos difíciles, el técnico tenía -casi siempre- el respaldo necesario para crecer por parte de la afición y, sobre todo, de la directiva. Sin embargo, en la actual Premier League se antoja prácticamente imposible el volver a ver, por ejemplo, un Sir Alex Ferguson. Es sencillamente inviable, a la vez que lógico. Al fin y al cabo, si hay algo por lo que las nuevas generaciones se caracterizan es por la necesidad de la inmediatez.

Ya no se buscan palabras en diccionarios físicos con cientos de páginas y definiciones, sino que se hace lo propio mediante un click en la web; tampoco se es capaz de leer libros extremadamente largos ni, por supuesto, de ver partidos de fútbol completos. Por ello, el que el Watford haya decidido prescindir del entrenador que los llevó a su primera final de FA Cup por una mala racha resulta, en cierta medida, razonable.

El Watford de Javi Gracia había comenzado mal la Premier League, consiguiendo únicamente un punto de doce posibles a través de un empate frente al Newcastle. Un inicio algo complicado que,  junto al nefasto final de la temporada pasada, ha terminado por convencer a la familia Pozzo para prescindir de los servicios del entrenador español. No obstante, tampoco es una sorpresa que los propietarios del Watford hayan optado por una medida tan drástica. De hecho, desde que los hornets ascendieron a Premier League hace cuatro temporadas no ha habido ningún entrenador -más allá de Javi Gracia, que los ha dirigido año y medio- capaz de aguantar en el cargo más de una campaña. 

Y, por si fuera poco, los Pozzo han decidido confiar en un viejo conocido de la ciudad, Quique Sánchez Flores. El entrenador madrileño comandó las operaciones del Watford en su temporada de regreso a Premier League hace cuatro campañas. Sin embargo, su salida del club no fue del todo amigable, por lo que su vuelta es también un tanto extraña.

Quique llega abanderado por la capacidad defensiva de suelen tener sus conjuntos

Si por algo se recuerda en Vicarage Road a Quique Sánchez Flores es por la solidez defensiva que su Watford demostró en sus mejores momentos.  De hecho, en la temporada en la que el entrenador madrileño estuvo al frente de los hornets, el equipo situado al norte de Londres mantuvo la portería a cero en ocho de sus diecisiete primeros partidos, convirtiéndose así en uno de los mejores equipos defensivos de la competición.

No obstante, es cierto que las piezas de las que dispondrá el ex entrenador del Espanyol en la parcela defensiva no son del todo convincentes. Kabasele debería ser, sobre el papel, el mejor del elenco de centrales hornet, pero tampoco ha jugado mucho en estos primeros partidos de competición por lo que, quizás, los titulares continúen siendo Cathcart y Dawson, dos centrales que no han destacado especialmente por la solvencia en sus carreras.

Buscará Quique el juego directo a través de su 4-4-2. Un sistema que se antoja parecido al que ha venido empleando Javi Gracia pero que, a diferencia del usado por el pamplonés, sí contará con extremos en los costados -o al menos eso se espera-. Así, será importante la aparición de Gerard Deulofeu. El extremo catalán realizó una gran temporada el pasado curso actuando como acompañante de Deeney en la delantera pero, con la llegada de Quique, se intuye la posibilidad de un regreso a los orígenes. A ese extremo derecho rápido, desequilibrante y con una cuota de gol algo superior a la esperada en un futbolista de sus características.

En definitiva, Quique Sánchez Flores aterriza en Watford como un parche. Como uno de los tantos y tantos parches que la familia Pozzo ha ido sobreponiendo a las grietas de sus pantalones. Falta esperar a que el parche empiece a resquebrajarse y ver si, por una vez, dejan que sea el propio entrenador el que aprenda a coser y arregle el desaliñado.

MEDIA: 5VOTES: 5
VAVEL Logo