Análisis: la batalla por la corona de la Premier League
Klopp vs Pep./ Fotomontaje: Javier Jábega (VAVEL)

Liverpool y Manchester City se vuelven las caras este domingo en el partido más esperado del año en la Premier League y uno de los más esperados en todo el mundo. Dos equipos que la temporada pasada pelearon por la Premier League y que dejaron un duelo hasta la última jornada del que el Manchester City salió campeón alcanzando la friolera cifra de noventa y ocho puntos, tan solo a dos puntos del récord histórico que ellos mismos cosecharon hace dos temporadas.

El Liverpool, por su parte, fue líder de la competición durante un buen tramo de la temporada, pero tras el encuentro en el Etihad donde caerían derrotado por primera vez y última, sumado a diversos empates consecutivos, provocó que el Manchester City recuperara el liderato y no lo soltara hasta el final. Ahora, se vuelven a ver las caras esta jornada en una situación parecida a la de la temporada pasada, con el Liverpool como líder destacado y un Manchester City como perseguidor a seis puntos del conjunto de Jurgen Klopp. Anfield será el estadio donde tendrá lugar el primer partido entre ambos como ya pasaría la temporada pasada, donde Liverpool y Manchester City no fueron capaces de pasar del 0-0. 

El Liverpool de Jurgen Klopp

El tridente del Liverpool./ Foto: Premier League
El tridente del Liverpool./ Foto: Premier League

El Liverpool llega al gran partido de la Premier League como líder destacado. Los de Klopp acumulan diez victorias y un empate en lo que llevamos de temporada, que le ha valido para tener una renta de seis puntos de ventaja con respecto al Manchester City. Los 'reds' que son el actual campeón de la Champions League, tienen todavía clavada la espinita de la Premier League que se le escapó la pasada temporada por un solo punto, habiendo perdido tan solo un partido de los treinta y ocho encuentros que tiene la competición. El equipo de Anfield acumula casi treinta años sin lograr levantar el título liguero, tanto tiempo que la competición aún no se llamaba Premier League. La temporada pasada como ya hemos mencionado en varias ocasiones anteriormente, se quedaron muy cerca de lograrlo, y esta temporada han vuelto a comenzar como un tiro.

El equipo de Jurgen Klopp no tiene grandes diferencias con respecto a la temporada pasada, mantiene el mismo bloque que le dio la Champions y con el que esta temporada buscará ganar todo. En Premier League acumula veinticinco goles a favor (tercer equipo más goleador junto al Chelsea), y también el tercer equipo menos goleado, con un total de nueve goles en contra. Viene de ganar por la mínima en Champions League por 2-1 ante el Genk, donde Klopp optó por rotar a gran parte de la plantilla (cinco jugadores titulares) para tenerlos a tope para el gran choque de esta jornada. Mientras tanto, en Premier League logró llevarse la victoria en el último minuto ante el Aston Villa con un gol salvador de Sadio Mané.

Jurgen Klopp./ Foto: Premier League
Jurgen Klopp./ Foto: Premier League

Este Liverpool ha evolucionado mucho desde que llegó Jurgen Klopp. Cuando el técnico alemán llegó al banquillo de Anfield, el equipo se encontraba en una situación límite en la que el equipo era incapaz de llegar a puestos europeos. Sin embargo, con el paso de las temporadas y tras un largo recorrido, Klopp y sus jugadores consiguieron llegar a una final de la Europa League ante el Sevilla, volver a Champions League donde llegarían a la final contra el Real Madrid, para después ganarla la temporada siguiente ante el Tottenham y pelearle la Premier League hasta el final al imparable Manchester City.

Este equipo tiene una identidad muy clara y una forma de jugar que lleva al rival hasta el límite de sus posibilidades, llevando a este a tener que realizar un partido perfecto para lograr sacar al menos un empate. Los rasgos más característicos de este Liverpool de Jurgen Klopp son la gran presión arriba a la que somete al rival durante prácticamente todo el partido, la velocidad a la que son capaces de jugar el tridente Firmino, Mané y Salah que por si fuera poco tienen mucho gol, la importancia de Robertson y Alexander-Arnold en los laterales a la hora de sumarse al ataque que tanto han ayudado al equipo en momentos complicados, la gran solidez defensiva que han alcanzado desde la llegada de van Dijk y Alisson, pero sobre todo el compromiso que tiene el equipo tanto para atacar como defender.

Sin duda, el Liverpool ha mejorado hasta tal punto que por muchos es considerado el mejor equipo del mundo en estos momentos. Ya no es ese Liverpool irregular capaz de lo mejor en un partido y al siguiente de lo peor, ya no es ese equipo que tan solo tenía gol, sino que ahora es un equipo sólido atrás, algo que en el pasado le pasó tanta factura. Por último, ya no es ese Liverpool que solo era peligroso en casa y fuera se dejaba un gran cantidad de puntos, sino que ahora es un equipo prácticamente imbatible en casa como lo demuestra la racha de cuarenta y seis partidos sin perder en casa, y casi tan peligroso fuera de ella.

El Manchester City de Pep Guardiola

Manchester City./ Foto: Premier League
Manchester City./ Foto: Premier League

El Manchester City llega al gran partido como segundo clasificado. El equipo de Pep Guardiola acumula ocho victorias, un empate y dos derrotas en estas primeras once jornadas del campeonato liguero. El City ha comenzado la temporada de una forma un poco irregular, cayendo derrotado sorprendentemente en casa ante el Wolves por 0-2 y ante el recién ascendido Norwich por 3-2.  No obstante, también ha logrado grandes victorias como la sonada ante el Watford por 8-0 o ante un rival siempre complicado en su estadio como el Everton donde los 'citizen' se impondrían por 1-3.

Sin embargo, el Manchester City hasta la fecha solo se ha enfrentado ante un rival directo por Premier League, el Tottenham de Mauricio Pochettino con el que empatarían a dos en el Etihad en las primeras jornadas de liga. Ahora le toca visitar Anfield, el estadio más complicado al que puedes acudir hoy en día en la Premier League, y donde el City lleva sin ganar quince años. A esto le añades los cuarenta y seis partidos consecutivos que lleva el Liverpool sin perder en Anfield en Premier, y le añade un nuevo atractivo al partido por si le faltaba algo. El equipo de Pep está seis puntos por debajo, situación similar a la que ya vivieron la temporada pasada, y de la cual ya conocemos el final.

El Manchester City al igual que el Liverpool, mantiene un equipo muy similar al de la temporada pasada. Tan solo las llegadas de Angeliño tras su cesión en el PSV como la llegada de Joao Cancelo para incrementar la competitividad en la posición del lateral derecho, son las únicas incorporaciones destacadas de cara a la presente temporada. Destacar la marcha del gran capitán del Manchester City Vicent Kompany, que tras marcar aquel gol tan importante ante el Leicester y dejar un gran legado en el club, se ha marchado a Bélgica para disputar sus últimas temporadas.

El City llega a este partido como equipo más goleador de la Premier con treinta y cuatro goles y como el cuarto equipo que menos goles encaja con un total de diez goles. El equipo viene de empatar fuera de casa ante el Atalanta en Champions por 1-1 y tras lograr una victoria por la mínima ante el Southampton con un gol de Kyle Walker en los minutos finales. Guardiola rotó a tan solo tres titulares, y llega con un día menos de descanso con respecto al Liverpool.

Pep Guardiola./ Foto: Premier League
Pep Guardiola./ Foto: Premier League

El Manchester City ha sufrido un cambio desde la llega de Pep Guardiola al banquillo 'citizen'. Tras coger un equipo estancado con Pellegrini que apunto estuvo de quedarse fuera de la Champions League, en el City comenzó una revolución con la llegada del técnico catalán al banquillo. Tras una primera temporada complicada en la que logró ser tercero, pero muy lejos de competirle el título al Chelsea campeón en aquella temporada.

Tras la llegada de unos cuantos fichajes más y la salidas de otros tantos que se les quedó grande el club, Pep Guardiola logró por fin ese equipo a su medida con el que pasaría por encima de todos sus rivales en la Premier League y logrando el récord de puntos, además de la Carabao Cup. La pasada lograría pleno inglés, logrando los cuatro títulos nacionales (Premier League, Carabao Cup, Community Shield y FA Cup). A pesar de todo, la gran obsesión del club tras tantos logros nacionales es la Champions League, competición donde Guardiola todavía no ha logrado dar con la tecla y que sus críticos tanto le recuerdan. Pero no cabe duda que la llegada de Pep ha dado un gran salto a un equipo que es candidato a todo.

Este equipo dirigido por Pep tiene muy claro a lo que juega. Una forma de jugar donde el balón y solo él es el gran protagonista en los partidos. Por ello, el City ha hecho de la posesión del balón su gran fuerte, tocando de lado a lado y con mucha paciencia en busca de ese hueco que les de ese gol que le adelante en el marcador. Un equipo formado por jugadores de mucha calidad, hace aún más difícil combatir esa forma de jugar, y es una de las grandes claves de la gran cantidad de victorias y títulos que han cosechado durante estos últimos años.

A esto se le añade la velocidad de sus jugadores de ataque, a la hora de manejar un registro como el contraataque, donde jugadores como Sterling y Agüero al espacio son letales, con un Kevin de Bruyne dirigiéndolas con su gran conducción y siempre acertado en este último pase como lo demuestran las nueve asistencias que lleva ya esta temporada en la Premier League.

Además, su gran manejo de los partidos le ha llevado a encajar muy pocos goles estas últimas temporadas, usando la posesión como método también para defenderse del rival. Ahora, con la sombra del Liverpool muy presente, el City ha comenzado también a realizar esa presión arriba que tan buenos resultados le ha dado equipos como el Ajax o el propio Liverpool, lo que podría fortalecer el juego de un equipo que es vertiginoso en su forma de mover el balón y combinar con el compañero. Equipo de grandes recursos este Manchester City que cuenta con una plantilla muy completa y que volverá a competir por todo esta temporada.

Posibles onces de Liverpool y Manchester City

Once del Liverpool./ Foto: Pizarra del míster
Once del Liverpool./ Foto: Pizarra del míster

En el Liverpool  todo apunta que saldrá con su clásico 4-3-3 y su once estará conformado por los siguientes jugadores con Alisson en portería: En la defensa, los centrales serán Virgil van Dijk y Dejan Lovren, acompañados en el lateral derecho por Alexander-Arnold y por el lateral izquierdo de Andrew Robertson. El centro del campo lo formarán Georginio Wijnaldum, Jordan HendersonFabinho. El tridente lo formarán Sadio Mané, Roberto Firmino y Mohamed Salah. Lo esperado y el once de gala y de confianza de Klopp.

Once Manchester City./ Foto: Pizarra del míster
Once Manchester City./ Foto: Pizarra del míster

El Manchester City también optará por un 4-3-3 donde el posible once podría ser el siguiente. Con Claudio Bravo en portería, n la defensa los centrales serán Nicolás Otamendi y John Stones, aunque no sorprendería ver a Fernandinho por uno de ellos dos. En los laterales, en la izquierda estará Benjamin Mendy y en la derecha Kyle Walker. En el centro del campo debería estar de vuelta Fernandinho de ancla, con David Silva y Kevin de Bruyne un poco más adelantados. Por último, para tridente todo hace indicar que lo formarán Raheem Sterling, Kun Agüero y Bernardo Silva. Tres futbolistas en plena forma.

MEDIA: 5VOTES: 6
VAVEL Logo