Manchester United y la gestión de la familia Glazer: de un imperio a una deuda crítica
Los tres miembros de la familia Glazer (Brian,Avram y Joel) que actualmente gestionan el club | Fuente: Confidential

El Manchester United es uno de los clubes más robustos a nivel financiero, con mucho peso y teniendo mucho que ver el ser una gran potencia económica en Asia. Pero, ¿cómo es posible que un club con unos ingresos muy altos esté pasando por una racha económica importante que está afectando a toda su estructura? La respuesta más inmediata sería la gestión de dudosa ética por parte de la familia Glazer, pero hay que remontarse hacía el momento en el que los Glazer adquieren el club.

La "compra" del club

Entre los años 2003 y 2005, un empresario estadounidense llamado Malcolm Glazer adquirió la mayor parte de las acciones del Manchester por un valor de 790 millones de libras (921.625.491,81 de euros) mediante la compra gradual de varios accionistas. En 2006, Malcolm sufre un derrame cerebral, por lo que sus dos hijos Joel y Avram se hicieron cargo de las acciones del club.

Malcolm Glazer cuando adquiere el club en 2003 | Fuente: BBC
Malcolm Glazer cuando adquiere el club en 2003 | Fuente: BBC

El principal problema, es que de esos 790 millones 500 no salieron del bolsillo de Glazer, sino de las arcas del club, poniendo al Manchester con una deuda inicial de 500 millones, lo que indignó a los aficionados del club. Los Glazer poseen actualmente el 90% de todo el United.

Crecimiento económico insuficiente

El último registro económico del club data desde el 2016, y determinó que creció un 14%. Parece un buen dato a primera vista, pero viendo todos sus rivales directos y más fuertes dentro de la Premier, es decir, todos los integrantes del Big6 (incluyendo al United), es el penúltimo de los que más han crecido, sólo por delante del Arsenal (11%). El que más creció del Big6 fue el Tottenham con un 81%, una diferencia claramente abismal y que refleja que el United no pasa por su mejor momento económico.

Fuente: SwissRamble
Fuente: SwissRamble

En el estudio anual Money League (evalúa el crecimiento económico de un club durante la temporada) de la temporada 2017/18, el United creció 9 millones. Muy distante del primer lugar de esa temporada que fue el Newcastle United, con un crecimiento de 93 millones (todos valores en libras).

Fuente: SwissRamble
Fuente: SwissRamble

Esto ya puede dar a entender que el Manchester United está sufriendo un grave estancamiento financiero que no le permite crecer igual o superior que sus propios rivales directos. Sin embargo tiene un comodín financiero debido a que UEFA cambió el modo de distribución hacia los clubes y aquellos que tengan mejor coeficiente histórico en Europa perciben más ingresos. El United es el equipo más grande de Inglaterra desde que se fundó la Premier League, por lo que tiene un enorme colchón que le permite sostenerse de momento. 

Fuente: SwissRamble
Fuente: SwissRamble

Además, el United percibe una gran cantidad de dinero por los derechos televisivos, siendo el cuarto mejor pagado.

Fuente: SwissRamble
Fuente: SwissRamble

Pero a pesar de esto, donde ha perdido más terreno ha sido en ingresos comerciales, donde ha perdido muchísimo donde antes era que más ingresaba, además de toda su expansión. Pero debido a ese estancamiento, ha crecido un 40% en 2015, siendo superado por clubes como el Manchester City y el Tottenham.

Fuente: SwissRamble
Fuente: SwissRamble

Problemas con el estadio

Debido a este estancamiento, Old Traford está empezado a decaer, está emperorando de aspecto y cada vez es menos agradable para los partidos. Esta decadencia se nota porque los Glazer no están invirtiendo en la reforma del estadio y está llevando a que cada vez venga menos gente al estadio. Según un estudio de Match Day, el United sólo ha mejorado la asistencia un 1%, casi imperceptible, siendo el peor del Big6. En cambio tanto el Manchester City como el Liverpool se desmarcan con unos datos excelentes. Además recalcar que Tottenham tiene un nuevo estadio y el Chelsea tiene planes para ampliar el suyo, por lo que estas diferencias pueden seguir en aumento.

Fuente: SwissRamble
Fuente: SwissRamble

Mala gestión en Compra/Venta de jugadores

En este tema el United es el peor equipo del Big6 en el que consigue beneficios de la venta de jugadores, según las últimas estadísticas con apenas 50 millones en los últimos cinco años.

Fuente: SwissRamble
Fuente: SwissRamble

Siguiendo con algunos datos, el United es el equipo de los grandes ingleses que más ha gastado en los mercados de fichajes, despilfarrando varios millones entre 2015 y 2018.

Fuente: SwissRamble
Fuente: SwissRamble

El United tiene los sueldos más altos de jugadores de toda la Premier League. Marcus Rashford cobra más que Harry Kane y Alexis Sanchez era el jugador que más cobraba de toda la plantilla antes de irse el pasado verano.

Fuente: SwissRamble
Fuente: SwissRamble

Y,para rematar, también tiene al directivo con el suelto más alto de toda la Premier League con diferencia.

Fuente: SwissRamble
Fuente: SwissRamble

Deuda insostenible

Con todos los datos aportados queda claro que el Manchester United está inmerso en una deuda de la que podría salir si no fuera por el desinterés de los Glazer para pagarla. Hasta verano de 2019 la deuda ascendía a 500 millones de libras (por esa “compra” mencionada anteriormente), pero actualmente se ha aumentado hasta lo 750. Además, el club paga 19 millones en intereses cada mes, por lo que no ayuda a solventar tal descalabro. 

Movimientos fraudulentos de los Glazer

Desde que el patriarca Malcom no pudiera hacerse cargo del club, sus hijos han gestionado el mismo desde 2006 y han realizado varias triquiñuelas para desviar fondos y nutrirse de más poder económico. 

Para empezar, en 2010 pidieron un préstamo a un banco local en teoría para pagar deuda, pero dicho préstamo jamás fue devuelto. Desde entonces las arcas del club se sitúan en paraísos fiscales, en los que los Glazer siguen haciendo dinero con el club sin la más mínima preocupación del impacto que estaban causando, son los verdaderos beneficiados del endeudamiento del United. Uno de estos lugares fueron las Islas Caimán, donde los Glazer se embolsaron 75 millones de libras vendiendo algunas de sus acciones. Además, vendieron otro paquete de acciones por 200 millones. Incluso se llevaron un gran paquete cuando el United entró en bolsa en Nueva York. 

¿Dividendos?

En la última temporada los dueños anunciaron que, tras la salida en bolsa del club, se repartirían en dividendos para los diferentes accionistas que querían adquirir el club. En realidad, los herederos de Malcolm se repartieron todas las acciones y ahora cada uno tiene un porcentaje del club, y de momento no ha caído ni una mísera parte a ningún otro accionista. Parece ser que los Glazer no quieren dar su brazo a torcer y la afición del United seguirá presionando a sus dueños para que dejen de ahogar al club, si es que no está en sus últimas a nivel financiero. 

MEDIA: 5VOTES: 1
VAVEL Logo