Las dos caras del Aston Villa
Jack Grealish, una de las sensaciones, celebrando un tanto. / Fuente: Premier League

Tras ascender la temporada pasada de manera muy meritoria, el Aston Villa de Dean Smith afrontaba una ilusionante temporada en la máxima división del fútbol inglés. Los de Birmingham, con el objetivo prioritario de no descender de nuevo a Championship y afianzarse en la Premier League, están viviendo una temporada bastante desigual en las diferentes competiciones en las que están inmersos. 

Cara amarga en la Premier League

El equipo de Dean Smith encaraba su vuelta a la Premier League enfrentándose al Tottenham en su primer partido. Tras una derrota bastante lógica dada la diferencia de nivel entre ambos equipos, el Villa tan solo sumó 4 puntos de 18 posibles en los 6 primeros partidos. Sin embargo, a esta mala dinámica le siguió una buena, ya que de los siguientes 9 puntos consiguieron sacar 7 venciendo a Norwich City y Brighton & Hove Albion y empatando frente al Burnley.

Actualmente, el Aston Villa suma 25 puntos y está fuera del descenso con tan solo un punto de diferencia sobre el West Ham United. A pesar de estar fuera de los puestos de descenso a Championship, aún quedan jornadas decisivas. Además, hay diferentes situaciones que no han acompañado al equipo. Entre ellas, se encuentran las bajas de larga duración de McGinn, Heaton y Wesley. Para tratar de contrarrestar estas circunstancias, el equipo de Birmingham ha incorporado en sus filas a Samatta y Pepe Reina. Otra circunstancia que no invita al optimismo son las jornadas venideras que debe afrontar el Villa. En los próximos 4 partidos de Premier League deberán enfrentarse a Tottenham, Southampton, Leicester City y Chelsea

Cara dulce en EFL Cup

En la EFL Cup todo cambia para el Aston Villa. Los de Dean Smith parecen otro equipo. Juegan mucho más sueltos, y las cosas les salen. Y buena prueba de ello, es que el equipo de Birmingham ha conseguido meterse en la final que disputará el próximo 1 de Marzo ante el Manchester City. El camino del Villa en esta competición se inició en 1/32 de final derrotando cómodamente al Crewe Alexandra por 1-6. En octavos, y todavía a partido único, esperaba el Brighton & Hove Albion de Graham Potter.

Los de Smith vencieron a domicilio por 1-3 con goles de Jota, Hourihane y Grealish. En octavos de final, y de nuevo a partido único, consiguieron derrotar al Wolverhampton. Esta vez fue en casa, en Villa Park. Los locales se impusieron por 2-1 gracias a los tantos de El Ghazi y ElMohamady. Los villanos comenzaban a pensar que podían hacer algo grande. En cuartos de final tocaba el Liverpool. Cuando el camino del Villa parecía llegar a su fin, la buena fortuna cayó de su lado.

El Liverpool debía disputar el Mundialito de Clubes, por lo que Klopp optó por jugar con jóvenes que no formaban parte de la primera plantilla. Los de Smith se dieron un festín y vencieron por 5-0 gracias a un doblete de Kodjia, y a los tantos de Hourihane, Wesley y Boyes en propia puerta. En semifinal, y ya a partido doble, esperaba el Leicester City, una de las sensaciones de la temporada. Pero de nuevo el equipo de Birmingham venció por 2-3 en el global de la eliminatoria. El partido de ida en el King Power Stadium terminó 1-1, y en Villa Park un agónico gol de Trezeguet en el 92 hizo el definitivo 2-1 para que los de Smith se metiesen en la final.

Estas son las dos caras que muestra el equipo de Dean Smith. Un equipo que en EFL Cup juega sin presión, mucho más suelto, y que ha conseguido meterse en la final.  

VAVEL Logo