Urruti saca el arco de
la victoria
@ImpactMontreal

Mejor inicio de temporada no podría haber para la franquicia canadiense, que tras vencer contra todo pronóstico en su enfrentamiento de la ‘CONCAChampions’, se estrenó con victoria en la MLS. Sin embargo, el inicio no fue nada sencillo para los locales ya que fue New England Revolution quien se adelantó en el marcador gracias a un gol de Bunbury. Tras este tanto los canadienses tomaron el control del balón, pero no fueron capaces de materializar su superioridad en ocasiones manifiestas de gol, salvo una acción a balón parado en la que llegó el gol del empate. En la segunda parte, el Impact continuó llevando la iniciativa, aunque sin demasiado éxito, pero fue cuando los visitantes adelantaron sus líneas el momento en el que con un contraataque, anotaron el gol de la victoria.

Montreal obtiene poca renta

Inicio muy bueno por parte de Montreal Impact que desde los primeros minutos hizo valor la localía y llevó la iniciativa. Mantuvo el control de la pelota y logró realizar algún que otro disparo sobre portería, pero en ningún momento generó peligro un peligro real que le permitiese decantar el resultado a su favor.

Quien sí lo hizo fue el conjunto visitante que, en uno de sus primeros acercamientos sobre la portería de los canadienses, dieron la sorpresa al anotar el gol que les adelantaba en el marcador. Cristian Penilla apareció en la banda derecha y colocó un balón al segundo palo para la aparición de Bunbury. El delantero, sin dejar caer el balón disparó a puerta y colocó el balón pegado al palo para marcar el primer gol.

 A pesar de este gol en contra, los canadienses se mantuvieron fieles a su idea de juego y continuaron buscando la portería rival, aunque no con demasiada suerte. Como si de un partido de fútbol americano se tratase, fueron ganando metros a cada minuto que pasaba, consiguiendo acercarse cada vez con más peligro sobre la portería. Los visitantes, sin embargo, viéndose asediados por su rival, juntó al equipo en campo propio para no dejar espacios entre líneas y aprovechar los contraataques tras una recuperación.

Pero cuando la primera mitad entraba en los minutos finales, los locales consiguieron el gol del empate en la primera acción a balón parado del partido. Un saque de esquina en el que Watermann prolongó en el primer palo para que el balón llegase a Quioto que, libre de marca, anotó a placer el gol del empate.

Aprovechando la circunstancia del gol y el desarrollo del partido en su favor, el Impact mantuvo la presión sobre su rival para llegar al descanso con el marcador a favor, pero continuó costándoles superar las líneas de presión de estos. Los visitantes, de manera muy débil y sin convicción, llegar a portería en los últimos minutos, pero no fueron capaces de materializar las ocasiones.

Los despistes castigan a los ‘Revs’

Con el inicio de la segunda mitad, New England Revolution trató de sorprender y prácticamente, en la primera llegada, tuvieron si mejor ocasión desde el gol. Un disparo de Bou desde fuera del área del que Diop solo pudo rechazar y mandarlo lo más lejos que pudo de la portería.

Pese a este aviso, Montreal Impact continuó llevando la iniciativa y teniendo el control de la pelota, pero no era capaz de generar el suficiente peligro. Su rival sin embargo, supo leer a la perfección estos primeros minutos y con contraataques, lograron presentarse en la portería rival en varias ocasiones, teniendo posibilidades de anotar. Solo la falta de puntería impidió que por segunda vez en el partido, los ‘Revs’ se adelantasen en el marcador.

El encuentro fue madurando sin cambiar ni un ápice en el desarrollo del mismo. Mientras que los locales dominaban la pelota y trataban de hacer daño con un juego elaborado, su rival buscaba en las contras una manera de dar la vuelta al resultado. Eso hizo ver los primeros movimientos en los banquillos donde los locales canadienses introdujeron a un jugador de refresco en el ataque como Lappalainen y los visitantes sumaron un elemento más en la defensa con Mancienne en lugar de Bunbury.

A pesar de estos cambios, fueron los visitantes los que en una acción a balón parado, aprovecharon la ocasión para adelantarse en el marcador. Sin embargo, poco tiempo duró la alegría en el equipo de New England, ya que tras consultarlo con el VAR, el colegiado anuló la acción por fuera del juego de Zahibo.

La respuesta por parte de los locales no se hizo esperar y en un contraataque cuando el grueso del equipo de los ‘Revs’ se encontraban en campo propio, los canadienses terminaron por completar la remontada. Fue un balón en largo que llegó a Urruti y el argentino vio al guardameta adelantado. Con una excelente definición, el futbolista anotó el segundo tanto y colocó a su equipo en el camino de la vitoria a falta de diez minutos para el final.

Desde este gol hasta el final del encuentro, el equipo visitante tomó el mando y asedió la portería rival. Fueron poco más de diez minutos en los que gozaron de alguna ocasión para devuelto la igualada la luminoso, pero sus jugadores no estuvieron acertados, dejando la victoria final para el equipo canadiense.

VAVEL Logo