Achara da la primera victoria a Toronto FC
sportsnet.ca

Encuentro que se está volviendo un clásico en la MLS, entre dos de los mejores equipos de los últimos años. La primera mitad fue cogiendo ritmo con el paso de los minutos, después de que los dos equipos comenzasen el encuentro con mucha desconfianza. Pero fueron los locales los que tuvieron las mejores ocasiones y estuvieron más cerca de adelantarse en el marcador. En la segunda los visitantes comenzaron llevando la iniciativa, pero no fueron capaces de transformar su domino en ocasiones. Sin embargo, los canadienses se sintieron más cómodos con el paso de los minutos, logrando anotar el gol de la victoria en el último tramo de encuentro.

Johnson salva a NYCFC

El respeto entre ambos equipos se hizo visible desde que el árbitro señaló el inicio de las ‘hostilidades’. El miedo a recibir un gol a las primeras de cambio provocó que durante los primeros minutos no se viesen llegadas sobre las áreas, volcando el juego de ambos equipos en el centro del campo con constante disputa de balón.

Sobre el minuto 10 uno de los equipos consiguió darle profundidad a su juego y eso provocó que se adelantase en el marcador. Los locales encontraron un espacio en la defensa neoyorkina por la que Altidore apareció para disparar a puerta, pero el balón fue empujado al fondo de la red por Achara. Sin embargo, el colegiado anuló el gol tras consultarlo con el VAR, ya que el Homegrown Player se encontraba en fuera de juego.

Esta ocasión fue el detonante que abrió el partido en ambos lados. La chispa que encendió una mecha que parecía estar apagada, donde dos equipos con gran potencial en el ataque, tardaron mucho tiempo en arriesgar de cara a portería. Sin embargo, eso no les dio la posibilidad de generar ocasiones de peligro, ya que las defensas estuvieron muy atentas para no dejar espacios y resolver con contundencia cualquier llegada.

Solo hubo una ocasión para los visitantes en la que Sands se quedó en uno mano a mano con el portero, pero este consiguió sacarle el balón.

Con el paso de los minutos, Toronto FC hizo valer su localía y con el control del balón, se convirtió en el claro dominador del encuentro, generando constantes ocasiones de gol. Ya fuese en acción combinada o con balones a balón parado, a los canadienses solo les faltaba algo de acierto para poder llevar ventaja en el luminoso. Culpa de ello fue también parte de un Johnson que logró atajar todos y cada uno de los balones que se acercaba sobre su portería.

En los minutos previos al descanso, Toronto gozó de la ocasión más clara. Una pelota suelta en el interior del área que Pozuelo recogió y con un sutil disparo, mandó la pelota al larguero, dejando las esperanzas de sus aficionados en eso, la esperanza del gol.

Toronto FC anota con esfuerzo

Con el inicio de la segunda parte, New York City FC no estaba dispuesto a entregarle el partido a su rival, y durante los primeros minutos tuvo el control del juego y con acciones combinativas trató de llegar a las inmediaciones del área. Este primer objetivo lo consiguió con facilidad, pero no fue capaz de convertir esta superioridad en llevadas al arco.

Los minutos pasaban y las llegadas sobre la meta canadiense eran constantes, aunque el acierto seguía faltando. Es como si les fuese sencillo llegar a las inmediaciones del área, pero cuando llegaba el momento de finalizar se quedasen in ideas.

Toronto FC tardó 20 minutos en volver a tener impacto sobre el juego. Sacudirse de la presión a la que estaba siendo sometido por su rival hizo que apenas tuviese la pelota y sólo lograse pisar campo rival con acciones a la contra o a balón parado. Fue gracias a una de estas últimas cuando los canadienses gozaron de la mejor oportunidad. Un saque de falta lateral en el que Altidore remató a bocajarro en dos ocasiones y en las dos se encontró a un inspirado Johnson.

Esta mejoría en el juego del cuadro local obligó a los neoyorkinos a tener que realizar cambios en el once, tratando de darle más profundidad al equipo. Les dio refresco a las bandas con la incorporación de Castellano y Tajouri-Shradi, provocando que los laterales rivales no subiesen con tanta vehemencia y de esa manera no acumulasen más jugadores en el ataque.

Pero con el encuentro entrando en los últimos diez minutos y los canadienses volcados en el ataque, encontraron un espacio en la defensa visitante que aprovecharon y anotaron el que a la postre sería, el gol de la victoria. Una apertura a banda desde el carril central que acabó en centro para que Achara, esta vez sí, anotase su primer gol con el equipo, completando un gran partido.

Los neoyorkinos, con diez minutos por delante, se volcaron al ataque tratando de igualar el marcador con acciones a la desesperada. Sin embargo, no fueron capaces de superar la última línea de presión de los locales, dejando al portero canadiense sin apenas necesidad de esforzarse.

Pero fueron los canadienses los que ante un rival tan volcado en el ataque, tuvieron todavía la enésima ocasión para haber puesto un segundo gol en el marcador que les diese la tranquilidad. Jozy Altidore se presentó solo ante el guardameta, pero su disparo se marchó por encima del larguero, en una jugada en la que el delantero hubiese anotado en nueve de cada diez ocasiones.

Tras esta ocasión, el encuentro terminó con la primera victoria para los canadienses, cometiendo a los neoyorkinos su segunda derrota en dos partidos.

VAVEL Logo