Chicago Fire sacó algo
más que un empate
@ChicagoFireFC

Empata a un gol entre dos equipos que pusieron de su parte para llevarse la victoria, pero no estuvieron acertados de cara a portería. Los locales, con un juego más directo, lograron generar mejores ocasiones, adelantándose en una de ellas gracias a Adam Buksa que se estrenaba en la competición. Los visitantes no le perdieron la cara a partido, pero a pesar de buscar el gol del empate, se fueron al descanso con desventaja en el marcador. En la segunda mitad, Chicago Fire FC tuvo un mayor protagonismo, sobre todo en los primeros minutos, que le permitieron encontrar el gol del empate. Sin embargo, desde ese momento hasta el final del partido, los dos equipos trataron de decantar el resultado a su favor sin demasiada suerte, terminando los 90 minutos con el empate en el marcador.

New England cobra ventaja

Partido con dos estilos muy diferenciados en los primeros minutos, donde los locales no tuvieron miedo a darle el balón a su rival y buscar ellos sacar provecho de las transiciones rápidas y los contraataques. Lo tenían claro, en cuanto recuperaban el balón, en poco más de tres toques, los locales llegaban a las inmediaciones del área con peligro para la portería de su rival.

Chicago Fire FC no se iba a dejar superar por la salida en tromba de su rival. Se encontraba muy a gusto con el control de la pelota, mucha circulación de balón, pero acusó claridad en el último pase. Durante los primeros minutos logró llegar en algún momento al balcón del área, pero la defensa local desbarataba todas sus posibilidades.

Conforme fue madurando el encuentro, el ímpetu demostrado por New England Revolution durante los primeros compases fue desapareciendo, dejando un partido muy disputado en el centro del campo. Con una presión muy alta en la zona de creación por parte de los dos equipos, apenas se consiguieron ver llegadas a portería y menos aún, acciones de gol.

Cerca de la primera media hora, una acción sin apenas peligro se convirtió, gracias al delantero local, en el primer gol para los ‘Revs’. Un centro desde la banda derecha de Bye para el que el defensa del Fire contaba con ventaja, este se durmió y permitió que Adam Buksa apareciese para anticiparse y robarle la pelota. Con este gran movimiento se quedó solo ante el portero al que superó con una excelente definición.

El Fire no se dejó intimidar y, prácticamente en la siguiente acción, Herbers desde fuera del área soltó un potente disparo que obligó a Knighton a volar para sacar un balón que se metía por la escuadra. A pesar de esta ocasión fallida continuaron llevando la iniciativa en los siguientes minutos, aunque no fueron capaces de transformar este dominio en ocasiones de gol.

Chicago encuentra el gol

Con el inicio de la segunda mitad, la dirección del partido cambió en favor del New England Revolution que se hizo con el control de la pelota y con un juego más pausado y elaborado que en la primera mitad, buscó generar peligro de una manera diferente. Fue así como llegó a los pocos minutos del inicio una clara ocasión por parte de Bou en la que solo ante el portero, mandó una vaselina cerca de la portería.

Con el paso de los minutos, Chicago Fire FC fue deshaciéndose de la presión a la que estaba siendo sometido por su rival, teniendo más control de la pelota y superando poco a poco las líneas de presión.  Para aprovechar este cambio que se estaba dando, el entrenador dio entrada al último fichaje del equipo, Gastón Giménez, con el que el equipo tendría más control y mayor contundencia en el centro del campo.

Superada la hora de partido, los ‘Revs’ aprovecharon un momento de despiste de los visitantes para en un tres para dos, dejar a Penilla en clara ocasión para anotar, pero inexplicablemente, su disparo se marchó por encima del larguero. Unos minutos después sería el Fire FC el que no fallaría. La defensa local se confió con un centro desde la banda en el que Bornstein se anticipó y con un inapelable remate de cabeza, empató el partido.

Este tanto terminó por devolver a New England al partido, dejando una imagen similar al de los primeros minutos. Muy poco control de la pelota y una gran velocidad en las acciones ofensivas con las que trataron de sorprender. Aunque no estuvieron muy acertados, Penilla volvió a ser le protagonista con un par de disparos que no acabaron en gol por poco.

Chicago Fire FC, superado por el ritmo de juego de su rival, apenas estaba logrando llegar a la portería con el control de la pelota. Los locales habían plantado dos líneas de presión muy cerca del área y con muchos jugadores, lo que imposibilitó que pudiesen entrar con peligro a la portería. Sólo lograron generar ocasiones con disparos desde fuera del área, que tampoco encontraron el camino del gol.

En los minutos finales, con el partido encaminado a terminar con un reparto de puntos, los locales se quedaron cerca de haberlo decantado a su favor. Un centro desde la banda que Rennicks recibió en la línea de gol, pero inexplicablemente, con todo de cara para haber anotado, mandó el balón por encima del larguero.

Con esta acción terminó un reparto de puntos entre dos equipos que necesitan sumar de tres en tres.

VAVEL Logo