La crisis del
Liverpool y cómo acabar sin títulos
Agencia Efe

Dos años quedando por detrás del Manchester City eran muchos para un equipo que había jugado tan bien al fútbol sin recompensa alguna. El equipo de Guardiola había roto con sobrada maestría todos los récords habidos y por haber en la competición doméstica relegando a un segundo plano a los de Klopp. En la Champions League, la falta de fortuna en momentos decisivos también condenó a un Liverpool al que podríamos considerar gafado pues a pesar de ganar al Tottenham a inicios de junio del pasado año en Madrid, un año antes estuvo a punto de tocar la gloria con la yema de los dedos en Kiev, precisamente los dedos de Karius fueron los que privaron a un Liverpool de conseguir su quinta Champions League un año antes de lo que finalmente fue.

Klopp tenía al fin su premio a años de trabajo. Con la llegada de la nueva temporada y la continuación de un bloque sólido en cuanto a plantilla las esperanzas se renovaban en Anfield a la espera de una disminución a nivel de resultados del todopoderoso Manchester City.

Community Shield

Recién comenzaba agosto y los dos mejores equipos del país se enfrentaban por la Community Shield en un partido que no comenzó precisamente bien para el Liverpool ya que el City se adelantaría en el marcador. Trece minutos antes del final, Matip empataría el partido y tocaría decidir en penaltis.

Wijnaldum erró el segundo penalti y el Manchester City al anotar el resto de los lanzamientos se coronó como campeón de la Community Shield. Empezaba con pie torcido el Liverpool la temporada.

Supercopa de Europa

La temporada continuaba con una nueva oportunidad de conseguir el primer título de la temporada ante un nuevo Chelsea con nuevo tripulante, Frank Lampard consiguió formar un buen grupo de jugadores jóvenes pese a no poder realizar transferencias en su plantilla.

El partido fue complicado, pero finalmente la vitrina se ensanchó para los de Anfield gracias a Adrián San Miguel que decantó el partido a favor de su equipo en la tanda de penaltis.

EFL Cup

Entrando en terreno copero, el Liverpool fue capaz de superar tanto a MK Dons como a Arsenal en las dos primeras rondas de la EFL Cup, para posteriormente caer estrepitosamente frente al Aston Villa por un resultado de 5-0 en un partido en el que, a pesar de presentar un equipo poco habitual y plagado de suplentes, los de Anfield no dieron la talla ante un Villa que acabaría llegando a la final. Segundo batacazo a mediados de diciembre.

Mundial de Clubes

Como máximo favorito llegaba el Liverpool a esta competición en la que se enfrentaban los campeones de todas las confederaciones existentes.

Tras una semifinal alucinante contra Monterrey en la que el Liverpool se impuso por la mínima, esperaba en la final el Flamengo que venía de ganar la Libertadores con un espectacular Gabriel Barbosa “Gabigol” que anotó dos goles para sentenciar a River en los últimos minutos de la final.

Fue necesario llegar al tiempo extra para que, de nuevo, Roberto Firmino abriese el marcador y dar el segundo título de la temporada a Klopp. Pese a permanecer invictos en liga, el Liverpool presentaba algunos síntomas de debilidad en determinadas fases de partido, algo que por aquel entonces no era preocupante.

FA Cup

Venían con la moral alta los muchachos de Jürgen tras alzarse con el Mundial de Clubes, pero una nueva competición comenzaba. La otra copa que les quedaba por disputar les emparejaba en primera ronda con el Everton, un derbi para iniciar sus andaduras en copa.

Pese a ser capaces de superar el derbi, fue necesario que acudiesen al replay contra el Shrewsbury Town para acceder a la quinta ronda. Hay que decir que, en ambos partidos contra el Shrewsbury, el Liverpool presentó un equipo lleno de suplentes por la acumulación de partidos en el calendario.

En quinta ronda y tras el susto en los partidos anteriores, el Chelsea aprovechó los contextos presentes para ganar por 2-0 y cobrar venganza por la Supercopa de Europa. Este partido quizá fue el detonante de la crisis que posteriormente se abriría en Anfield sumando una nueva eliminación en la temporada.

Champions League

Encuadrados en un grupo con Nápoles, Salzburgo y Gante, el Liverpool no pasaría apuros para clasificar a los octavos de final. Una derrota y un empate cosechados ante el Nápoles fueron los únicos tropiezos en la fase de grupos. Esperaba una eliminatoria apasionante en octavos de final frente a un siempre peligroso Atlético de Madrid del Cholo Simeone.

Regresaba el Liverpool en la ida al estadio donde se coronó campeón de Europa casi un año antes, pero todo fue distinto. Un gol de Saúl daba ventaja a los colchoneros de cara al partido de vuelta en Anfield. Pese a ser favoritos, comenzaban los sudores fríos en el vestuario.

El partido de vuelta fue escandaloso, uno de los mejores Liverpool de la temporada fue incapaz de superar a un Atlético venido a menos pero que se creció en la prórroga y dar la vuelta al partido tras los dos primeros goles de los locales. Wijnaldum y Firmino daban ventaja al Liverpool, pero dos goles de Marcos Llorente y otro de Morata permitieron al Atlético de Madrid avanzar y confirmar algo que todos sospechábamos: la crisis había aterrizado en Anfield Road. Esta eliminación es un antes y un después en la temporada. Muchos sueños quebrados y un golpe de realidad que pasará factura.

Premier League

Por fin llegamos a la competición donde más ha brillado el Liverpool la presente temporada. Contabilizando 26 de 27 victorias en liga -el otro partido fue un empate ante el Manchester United- el Liverpool llegaba a Vicarage Road con las sensaciones de siempre. Una victoria supondría un partido menos de cara al alirón final. Sin embargo, su invicto se terminó y acentuó una crisis que tendría consecuencias en la eliminatoria contra el Atlético y que venía precedida por la eliminación en FA Cup ante el Chelsea.

Evidentemente, el Liverpool aún posee una amplia ventaja frente a su perseguidor más cercano, el Manchester City. De hecho, podría haber sido campeón este mismo fin de semana. El motivo de preocupación y en parte el principal motivo de este reportaje es el hecho de la crisis sanitaria producida a nivel mundial y que ha obligado a la Premier League a suspender la competición hasta nuevo aviso.

Se contempla la posibilidad de que, en caso de no tener tiempo suficiente para disputar los partidos ligeros restantes, la competición quede anulada y el Liverpool no podría ser tras 31 años el campeón inglés.

Una temporada que apuntaba a histórica que podría quedarse en nada si la Premier League finalmente se suspende.

VAVEL Logo