El meteórico descenso de Middlesbrough y Stoke City
Foto: Middlesbrough

Sunderland hasta la muerte (Sunderland 'Til I Die, en inglés), la famosa serie de la plataforma online que contaba la historia de los aficionados del Sunderland y cómo vivieron desde adentro la historia de su equipo desde su relegación de la Premier League al Championship, y en seguida a la League One

Una historia muy similar y parecida es la que están viviendo tanto Middlesbrough como Stoke Ctiy, dos equipos que se encargaron de ser sorpresas en la Premier League, hasta hacerle difícil los partidos a los equipos con mayor poder, pero que, sin embargo, no están viviendo la mejor de las temporadas en la segunda categoría del fútbol inglés. 

Tres puestos que determinarán qué equipos estarán en la League One la próxima temporada, más allá de la incertidumbre que se vive acerca del fútbol inglés. Hoy están ocupados por Barnsley -34 puntos-, Luton -35 unidades- y Charlton -39 puntos-, todos a pocos puntos de distancia. 

De todas formas, los que hoy se estarían salvando están a dos puntos de distancia, hay tres equipos: Hull City, Wigan Athletic y Middlesbrough, con 41 puntos. Y con 42, están el Huddersfield Town, otro viejo conocido por la Premier, y el Stoke City

Dada esta situación actual de ambos equipos, haremos un repaso de cómo fue que cada uno llegó a estar en esta situación; cómo pasaron de estar en la máxima categoría a estar tan cerca de la tercera división del fútbol inglés. 

Middlesbrough, del ascenso al descenso

En la temporada 2015/16, el equipo conducido por Aitor Karanka consiguió el ascenso a la Premier League, tras terminar en el segundo lugar del Championship esta temporada.

A pesar de eso, y los grandes refuerzos de esa temporada como Víctor Valdés o Álvaro Negredo, no supo mantenerse en lo alto y al año siguiente regresó nuevamente a la segunda categoría. 

Al mando de Toni Pulis, logró alcanzar una vez los play-off, aunque fue con derrota, ante el Aston Villa, como, también, futbolistas destacados de su cantera como Ben Gibson o Dael Fry, con paso por la Selección Inglesa. Al año siguiente, se quedó a sólo un punto de disputarlo nuevamente, a pesar de algunas bajas como la de Patrick Bamford al Leeds.  

Ya este año, el encargado del equipo fue un ex futbolista del club,  Jonathan Woodgate, en un nuevo proyecto para la institución, sin grandes gastos como en otros mercados, pero si más aprovechando los recursos del equipo.

Un punto positivo de lo que supo es sacarle puntos al equipos que pelean arriba, como el Nottingham Forest, que el último encuentro fue empate antes del parón general, y hasta venció al West Bromwich Albion, que era el líder en aquel entonces, pero perdió muchos puntos ante los rivales directos. 

Los bajos rendimientos, sin la suerte deseada, sin el mismo nivel de años anteriores, llevaron al Middlesbrough a esta posición, la otra cara de la moneda de estos años. Una tarea muy difícil a la que hoy se enfrenta Woodgate, a la que deberá utilizar todos los recursos para mantenerse en el Championship, para el torneo que viene armar un proyecto que implique estar de nuevo en los primeros planos. 

Stoke City, caída libre

Desde su descenso en la temporada 2017/18 de la Premier League, quedando en la posición número 19, pareciera que su camino fue en caída libre. 

Luego de la pérdida de la categoría, seis entrenadores estuvieron en el cargo, figuras dejaron el equipo, como el caso de Xherdan Shaqiri que se fue al Liverpool, Kurt Zouma que volvió al Chelsea o, uno de los casos más conflictivos, fue el de Marko Arnautović ya que declaró la necesidad de ganar título y cambió su equipo para ir al West Ham

Ante esta situación, y al intentar luchar por un puesto que le de la oportunidad de ascenso, el club gastó una gran cantidad de libras por el delantero del Wolves, Benik Afobe, Sam Vokes, Danny BatthRyan Woods. De todas formas, esto no hizo que el equipo pueda levantar cabeza, la temporada finalizó en el puesto 17. 

Cuando se esperaba que la temporada no sea aún peor, fue todo lo contrario. 19 partidos perdidos de 37 es lo que condenan a este equipo que, en un principio, parecía que la situación iba a ser aún más crítica. 

La tarea que tiene Michael O'Neill. Es muy compleja. Sin embargo, desde su llegada y en los últimos encuentros, pareciera que encontró el rumbo lo que le permitió sumar en estos últimos partidos y salir de la zona roja, comprometiendo a otros equipos su permanencia. Pero claro, el Stoke City tampoco está salvado. 

VAVEL Logo