McCarthy amarga la noche al City
Fuente: Premier League

El Manchester City afrontaba la jornada 33 cargado de rotaciones, buscando prolongar en St Mary´s la buena dinámica del equipo tras la reanuración del campeonato nacional británico. Los hombres de Pep Guardiola buscaron desde el inicio del encuentro el dominio absoluto del juego por medio de un equipo bastante creativo en tres cuartos de campo a base de los dos Silva (Bernardo y David) como interiores acompañados por Mahrez, Gabriel Jesús y Sterling por delante. Por su parte, el Southampton apeló a la épica y a la resistencia como estandartes de un partido que se antojaba como complicadísimo. 

Golpe definitivo

Los primeros compases del encuentro presagiaron unos placenteros 90 minutos para el cuadro de Manchester, pero un grave error de Zinchenko en la salida de balón, permitió el robo de Armstrong y la posterior definición de Adams, cercana al medio campo, que le valió para batir a un Ederson que se encontraba fuera de su portería. El ucraniano entró como lateral izquierdo para que su buen dominio del balón permitiera a los suyos una salida más limpia. Sin embargo, estuvo poco acertado en una acción que no desaprovechó el delantero inglés. 

Tras el gol local, el partido dio pie a un constante y desacertado acoso y derribo de los futbolistas de Manchester. Le costaba carburar al City por la escasa participación de David Silva en la primera mitad. El canario estuvo eclipsado por el pivote compuesto por Ward-Prowse y Romeu. Bernardo era el que encargado de tomar las riendas del medio campo, aunque sin demasiado acierto de cara a puerta. 

El Southampton cerraba el interior, por lo que los visitantes abusaron de los centros laterales, en botas de Cancelo, Mahrez o Sterling. El bombardeo skyblue tuvo su máximo apogeo en el minuto 29, cuando Fernandinho con un disparo al palo, sumado a una doble atajada de McCarthy impidieron la igualada. Minutos más tarde, volvía a aparecer el arquero inglés ante un chut de Mahrez, que repelió con sus pies. Los stonianos proseguían con su idea, robando el balón en zonas peligrosas e intentado salir rápido con él, lo que les valió para obtener alguna otra oportunidad en las botas de Ings.

Muro infranqueable

La segunda mitad arrancó con la misma tónica. El City proseguía con sus constantes ataques a la portería de un McCarthy que continuaba en estado de gracia. Gabriel, Bernado, David o Mahrez se desesperaban con el festival del guardameta, así como con la actuación de sus dos centrales, Stephens y Bednarek, dignas de poner en las escuelas. Británico y polaco se encargaron de detener cualquier tentativa de disparo o regate en su área, aunque McCarthy repelía aquello que se les escapaba.

Movió Guardiola el equipo con las entradas de Foden y De Bruyne en detrimento de Mahrez y Sterling. El belga proporcionó a los suyos frescura y más llegada al área, aunque seguía siendo insuficiente ante el recital defensivo de los de Hasenhutti.

La muralla edificada por el Southampton fue imposible de derribar para un Manchester City que se desesperaba con el transcurso de los minutos. Alguna otra acción pudo aprovechar el cuadro local, pero les faltó el mismo acierto del que carecían sus rivales sobre el césped. El choque murió con una falta que De Bruyne lanzó a la barrera en la frontal del área, consumiéndose así el perfecto ejercicio de resistencia que llevaron a cabo los locales. El 85% de posesión skyblue unida a sus 26 remates no fueron suficientes para penetrar la portería de gran McCarthy y los omnipresentes Stephens y Bednarek. 

El equipo de Hasenhutti mira con timidez a Europa tras esta victoria, situándose decimotercero con 43 puntos, a 5 de Europa League, mientras que los de Manchester continúan segundos esperando el desenlace de la Premier, para que así llegue el momento culmen de su temporada por medio de la FA CUP y la UEFA Champions League. 

VAVEL Logo