Nani da la victoria en
la primera Everglades Cup
@andresperea06

El torneo #MLSisBack comenzó con la disputa de la primera rivalidad en la historia entre Orlando City SC e Inter Miami CF conocida como Everglades Cup en la que los ‘púrpuras’ realizaron un mejor partido y eso les ayudó a llevarse la victoria. Aunque se notó la falta de ritmo en ambos equipos durante la primera mitas, dos destellos de Nani en la segunda mitad permitieron a su equipo lograr los tres primeros puntos del torneo y tomar ventaja frente a su rival.

Falta de ritmo y ocasiones

Ya fuese por jugar como ‘local’ o por sentirse superior a su rival, Orlando City SC fue el equipo que llevó la iniciativa durante los primeros minutos, manteniendo el control de la pelota y buscando un juego más elaborado para llegar a portería rival. Eso hizo que su Inter Miami tuviese que variar su idea inicial para el ataque, aunque en defensa mantuvo el planteamiento de presión alta y tratando de robar el balón cerca de la portería. Para el ataque buscó un juego más directo con el que trataban de aprovechar balones a las espaldas de los laterales y en una de ellas estuvieron cerca de adelantarse en el marcador.

Fue la primera aparición de uno de los jugadores a marcar la diferencia en el equipo de Miami, Pelligrini, quien recibió un balón al espacio para en carrera superar a su marcador. Tras el control, condujo unos metros hasta el lateral del área donde dejó un balón perfecto para que, Agudelo que entraba libre de marca y con todo de cara para sólo empujar el balón al fondo de la portería, mandase su remate fuera.

Esta clara ocasión en el conjunto visitante sirvió para que pudiesen sacudirse de los minutos de dominio de su rival y desde ese momento se viese un encuentro más igualado en el que el balón estuvo en constante disputa. En este tuya y mía apenas se pudo ver legada sobre ninguna de las áreas gracias al buen trabajo defensivo que los equipos estaban realizando. La línea de cinco defensas propuesta por Alonso hizo que el conjunto de los ‘leones’ apenas encontrasen espacio y sobre todo permitió al joven Andrés Reyes demostrar unas buenas aptitudes.

@MLS
@MLS

Con el paso de los minutos, la igualdad en el juego de ambos equipos quedó un poco de lado al ver como los visitantes le imprimieron mayor intensidad a su juego, aprovechando el inexplicable paso atrás de Orlando. Pese a tener superioridad técnica en sus jugadores del centro del campo, permitió que su rival llevase la iniciativa, volviendo al juego directo y a las transiciones rápidas. Este juego hizo que en un buen número de ocasiones la defensa local no estuviese atenta en el repliegue y tuviese que recurrir a las faltas para no dejar a su rival con claras ocasiones de marcar.

Con esta falta de ocasiones por parte de ambos equipos, aunque con un Inter Miami CF un poco más motivado para conseguir el gol,  se llegó al final de los primeros 45 minutos. En el descanso, ambos entrenadores tendrían que cambiar algún planteamiento si querían declinar el resultado en su favor. Por parte los locales la consigna sería clara, aprovechar su superioridad en el centro del campo, mientras que su rival necesitaría estar más acertado de cara a gol.

Nani al rescate

Con el inicio de la segunda mitad, el equipo visitante sorprendió en su primera llegada para adelantarse en el marcador gracias a un Agudelo que no falló en esta ocasión. Fue una jugada elaborada en la que tras varios pases, muchos de ellos al primer toque, la pelota llegó al delantero estadounidense de manera muy similar a como lo hiciese en la primera mitad, pero en esta ocasión no falló. Con el guardameta rival totalmente vencido, solo tuvo que poner el pie para introducir el balón al fondo de la portería y adelantar así a su equipo.

Este tanto obligó a Orlando City a tener que dar un paso adelante y demostrar la superioridad ofrecida en el inicio de la primera parte. Así fue como volvieron a entrar en el partido, pero en una acción fortuita entre Dwyer y Reyes, el central colombiano se llevó un golpe en el cuello lo que le llevó a tener que ser retirado del terreno de juego por dificultades para respirar. Esta fortuita lesión hizo que el juego se parase durante varios minutos y el ritmo de juego de los locales tuviese que parar en seco.

Recuperado el partido cerca de la hora de juego, los locales dieron ese paso adelante y alentado por los jugadores de refresco que entraron desde el banquillo para ofrecer nuevas soluciones, consiguieron hacerse con el control absoluto del balón, consiguiendo encerrar a su rival en propio campo a cada minuto que transcurría. Constantemente, Orlando se había convertido en un equipo de fútbol americano que poco a poco conseguía sumar metros hasta llegar a su objetivo.

Y este llegó en el ecuador de la segunda parte. Nani, que hasta el momento había pasado desapercibido apareció por banda izquierda y tirando de la poca punta de velocidad que le queda de aquel jugador explosivo que maravilló en Europa, consiguió desbordar a su marcador para colocar un centro raso al segundo palo. Sin que ningún defensor consiguiese despejar la pelota, apareció Müller adelantándose a su marcador para definir y llevar el empate nuevamente al luminoso.

Pese a anotar este gol, el equipo local no bajó los brazos y mantuvo la intensidad en su juego, aprovechándose que Inter Miami no encontraba su sitio. Desde el gol, el equipo visitante parecía haber desaparecido del mapa y solo se le veía llegar con el balón controlado a campo contrario en alguna acción esporádica. Pese haber realizado una serie cuatro cambios en cuatro minutos, el equipo de Alonso no era capaz de superar la presión a la que estaba siendo sometido por parte de su rival, que sin mucho trabajo lograba desbaratar todas y cada una de las acciones de estos.

@MLS
@MLS

Se tuvo que llegar a los minutos finales para ver la siguiente ocasión de peligro en Inter Miami. Fue un saque de esquina tras varias acciones sobre la portería local en el que Jay Chapman remató ligeramente por encima de larguero, perdiendo la oportunidad de haber puesto por por delante a su equipo por segunda vez en el marcador. Sin embargo, fue el rival el que en el tiempo de descuento obtuvo la recompensa ya los buenos minutos ofrecidos en la segunda mitad, anotando un gol que le dio la victoria.

Nani volvió a aparecer en una jugada por banda derecha en la que encontró un espacio dentro del área, y tras combinar con un compañero, aprovechó un mal rechace de un defensor rival para anotar libre de marca. Este gol era el reflejo de lo que había ocurrido durante la segunda mitad donde un equipo visitante sin intensidad y muchos despistes no definió en las pocas ocasiones con las que contó y eso es lo que aprovechó su rival para marcar dos goles que les dio los tres primeros puntos de la competición.

VAVEL Logo