Épica de Minnesota
United para remontar 
@MLS

Los despistes se pagan caro y eso es lo que le ocurrió a Sporting Kansas City, perdiendo los tres puntos que tenía prácticamente ganados en el tiempo de descuento. En la primera mitad, los locales se mostraron como un equipo más fuerte y con opciones de llevarse la victoria, llegando incluso a adelantarse en el marcador ante un rival muy desdibujado. Fue en la segunda parte y tras la expulsión del portero local cuando el desarrollo del partido cambió y Minnesota United FC incrementó su juego para obtener un resultado mejor del merecido en el tiempo de descuento.

SKC castiga los fallos

El encuentro no tuvo el mejor inicio para Minnesota United FC que en el calentamiento vio como su delantero titular, Luis Amarilla, se lesionó y tuvo que ser reemplazado por Mason Toye. A pesar de ello y conociendo el potencial de su rival mantuvo durante los primeros minutos una presión muy adelantada y con las líneas muy juntas, tratando así de impedir la circulación de balón de estos. Este planteamiento inicial por parte de ‘Los Loons’ era claro, presión al rival, rápidas transiciones y desplazamientos en largo para buscar la espalda de la defensa, tratando así de sorprender con un gol en los primeros minutos.

Esta circunstancia hizo que Sporting Kansas City tardase varios minutos en encontrar su mejor versión. A pesar de la superioridad de sus jugadores en el centro del campo, le fue difícil encontrar líneas de pase y eso provocó que el encuentro estuviese disputado durante estos compases.

Con el transcurso de los minutos pudo verse poco a poco como los ‘Wizards’ se hicieron con el control de la pelota, aprovechándose del cansancio acumulado en las piernas de su rival. Comenzaron a aparecer líneas de pase que aprovechó Ilie Sánchez para filtrar algún balón a la espalda de la defensa. Poco a poco se acercaban a la meta de los visitantes y las ocasiones cada vez eran más peligrosas. Solo la falta de puntería hizo que no hubiesen conseguido un gol de ventaja a estas alturas del partido.

Minnesota United FC estaba viendo como su planteamiento inicial se derrumbaba cual castillo de naipes. El trabajo en equipo realizado en los primeros minutos había desaparecido y estos ahora se encontraban divididos en dos bloques, facilitando así el juego de su rival. A eso hubo que sumarle la falta de ideas en el ataque y la sobreexplotación de balones en largo. Esto impedía que lograsen generar cualquier ocasión de gol.

En los minutos previos al descanso, Sporting Kansas City logró aprovechar un flagrante error de su rival y con ello anotó el gol que le colocaba por delante en el marcador. Con ‘Los Loons’ saliendo por primera vez en mucho tiempo de su propio campo, los ‘Wizards’ crearon un contraataque gracias a un genial movimiento de Pulido en el que con un balón a la espalda de la defensa le dejó en un mano a mano con el portero. Cuando Shelton se acercaba a la portería, Miller (guardameta de Minnesota), realizó un extraño movimiento que dejó libre su propio palo y por ahí donde Shelton colocó la pelota y mandó el partido al descanso con ventaja para si equipo.

Hasta el descuento todo vale

La segunda mitad tuvo un comienzo ligeramente a lo visto hasta el momento. El tener un gol de favor hizo que la intensidad de juego por parte de los locales fuese un poco más baja en lo visto hasta el momento, y aún así consiguió acercarse en cada ataque con peligro sobre el área. Lo poco comprensible era el planeamiento de ‘Los Loons’. Muy lejos de la portería, con las líneas muy juntas en campo propio y sin apenas opciones para sacudirse la presión de su rival.

Tuvo que pasar casi una hora de partido para ver la primera llegada de peligro de Minnesota United FC y esta fue en un saque de esquina. Tras una serie de rechaces en los que ningún futbolista local consiguió despejar la pelota, esta se quedó en los pies de Finalay para que solo tuviese que empujarlo al fondo de la red. Esta alegría por el gol del empate apenas les duró unos minutos ya que el VAR revisó la acción y esta quedó invalidada.

Esta acción permitió al equipo coger aire y durante los siguientes minutos fue capaz de llegar con peligro al área, incluso generar una sobre ocasión en la que primer el larguero y después del guardameta, impidieron igualar el marcador. Ante estos minutos de presión por parte de los visitantes, SKC apenas mostró nerviosismo y fue capaz de mantener su nivel de juego.

Pero todo cambió en el ecuador de la segunda parte. En una nueva contra de los visitantes, Schoenfeld se quedó solo ante el guardameta y este, cuando salió a presionar y a achicar espacios, derribó al delantero fuera del área, viendo así la tarjeta roja. Esta acción dejaba a los locales con un futbolista menos, aunque con la superioridad mostrada hasta el momento parecía que no tendría mucha repercusión en el resultado… craso error.

Pese a tener varios acercamientos sobre la portería rival, Sporting Kansas City tuvo que poco a poco retrasar sus líneas, sino querían que ‘Los Loons’ les cogiesen en una contra y cambiasen el resultado en su contra. Pero la presión era cada vez mayor y las imprecisiones en la defensa local comenzaron a aparecer, facilitando el trabajo ofensivo de su rival

De esta manera, todo cambió en el tiempo de descuento cuando en un saque de falta lejano, Shelton vio como la pelota golpeó en su cuerpo sin él esperarlo, y eso despistó al portero que no pudo hacer nada viendo como el balón se introducía dentro de la portería. Este gol un tanto surrealista puso en preaviso a los locales que fortalecieron la defensa para los últimos minutos.

Pero prácticamente en el último minuto del tiempo de descuento, una acción por banda derecha terminaría con el gol de la victoria para los visitantes. Metanire llegó hasta línea de fondo y colocó un centro al área, que a pesar de pasar de su objetivo, llegó a Edwards que apareció en el segundo palo. El futbolista canadiense tocó hacia el punto de penalti donde apareció Kevin Molino para certificar la victoria y los primeros tres puntos para Minnesota United FC.

VAVEL Logo