Chicago Fire FC
complica el torneo a los campeones
@ChicagoFire

Chicago Fire FC consiguió sus tres primeros puntos en el Torneo MLSisBack que le permiten coger ventaja sobre su rival de hoy en la pelea por la llegada a los octavos de final, después de superarlos en un encuentro donde estuvo muy acertado. En la primera mitad los Sounders fueron muy superiores a su rival y gozaron de las mejores oportunidades, pero su delantero Raúl Ruidíaz no estuvo acertado de cara a gol. Fue en la segunda parte cuando el Fire FC aprovechó dos graves errores de la defensa esmeralda para anotar dos goles que les dieron la victoria. Los actuales campeones pusieron muchas ganas, llegando incluso a empatar en la segunda mitad, pero acusaron la falta de acierto y la ausencia de ideas en el ataque.

Seattle Sounders no brilla

Muy poca acción en los primeros compases del partido en donde el centro del campo fue el claro protagonista con constantes cambios en el sentido del juego. Apenas pudieron verse llegadas sobre las áreas, salvo algún acercamiento de los Sounders que acabaron con disparos desde fuera del área. El Fire se encontró en una situación un tanto difícil ya que apenas podía hacer llegar balones a sus delanteros y eso fue poco a poco encerrándoles en su propio campo.

Cerca el minuto diez, los de Illinois encontraron por primera vez una salida a la presión de su rival con una acción al contraataque en la que el balón llegó a Pineda dentro del área, pero su precisión le llevó a errar en el pase atrás y la pelota fue despejada sin problema por la defensa ‘esmeralda’. La respuesta de estos no se hizo esperar y en un contraataque, Raúl Ruidíaz tuvo en sus pies adelantar a su equipo, después de quedarse solo ante el portero. Para intentar salvar la salida de Kronholm, el delantero peruano definió con una vaselina, pero la pelota se marchó fuera de la portería, muy cerca del palo.

Con el paso de los minutos pudo verse uno de los mayores problemas en el Chicago Fire que cerca estuvo de generarle más de un gol en contra. Cuando Seattle Sounders imprimía velocidad en sus acciones, la defensa del Fire tardaba en replegar y generaba un tres para tres que, de estar los delanteros visitantes más acertados, ya habría caído algún gol de su lado.

Esta ocasión por parte de los Sounders hizo despertar a su rival del letargo en el que parecía sumido, y comenzó a verse atisbos de un equipo que quería el balón, pero que todavía le quedaban muchas cosas por pulir, sobre todo en la zona de finalización. Se pudo ver mucho control de pelota con constante circulación de balón, pero muy poca profundidad en sus acciones.

En el tramo final, Seattle Sounders volvió a avisar con una nueva acción en la que el mismo protagonista que unos minutos antes había tenido la ocasión más clara. Ruidíaz volvió a tener en sus botas una ocasión para adelantar a su equipo tras una gran jugada, pero volvió a errar en la definición, algo muy extraño en un goleador de su nivel.

Con esta ocasión se llegó al final de los primeros 45 minutos en donde los entrenadores tendrían que buscar cambios en el descanso para intentar decantar el resultado para su beneficio.

Chicago Fire sorprende

Con el comienzo de las hostilidades, se pudo ver claramente una mejoría por parte del Chicago Fire que, se sacudió la presión y el miedo a su rival y pudo discutirle el control de la pelota durante los primeros minutos. Los Sounders, con la salida de Morris dejaron claras sus intenciones, aprovecharse de los espacios a la espalda de la defensa con balones en largo para el delantero estadounidense. Pero no fueron estos los que sacaron provechó de una acción similar.

En estos primeros compases, la defensa de los Sounders cometió un grave error que le costó encajar un gol. En un pase hacia atrás, fácil de jugar para Arreaga, el central falló en el control y eso permitió a Berić disputarle la pelota y robársela. Tras encarar portería se deshizo del otro defensor con un recorte, definió a la perfección ante la salida de Frei, colocando a Chicago Fire por delante en el marcador.

La respuesta de los Sounders no tardó en llegar. Los actuales campeones de la MLS Cup se vieron obligados a dar un paso adelante, ya que, con el empate de la primera jornada, una derrota complicaría mucho el pase para la siguiente ronda. Durante los siguientes minutos asedió la peta de su rival, pero le fue muy difícil encontrar un espacio que atacar. Con este planteamiento por parte de su rival, la salida de Morris al terreno de juego apenas aportaría peligrosidad a sus acciones y eso lastraba sus opciones.

Ante este nuevo viaje, el entrenador del Fire FC realizó algunos cambios, sobre todo defensivos, tratando de recomponer su línea defensiva y dar a estos jugadores de refresco. Sin embargo, poco tiempo le duró este planteamiento al equipo local, que en uno de los pocos despistes en defensa ofreció a los Sounders la opción de anotar y estos no la desaprovecharon. Morris encontró un espacio entre la poblada defensa de Chicago que aprovechó para llegar a línea de fondo y colocar un centro que Bwana solo tuvo que empujar a gol.

Este tanto dejó tocado al conjunto del Fire que tardó varios minutos en volver a coger la cara a partido. Durante unos minutos se mantuvo firme en defensa, convirtiéndose en una muralla para rechazar todas y cada una de las ocasiones que llegaban sobre su portería, hasta que a falta de pocos minutos para el final del tiempo reglamentario, hizo saltar la sorpresa.

En un saque de esquina mal defendido por los Sounders, apareció Mauricio Pineda en el segundo palo, libre de marca, para aplacer marcar el segundo gol para su equipo y a la postre el que le acabaría dando la victoria. Un tanto especial para el Homegrown Player del Fire FC ya que se trataba del primer en su carrera como profesional. En los minutos siguientes hasta el final del partido, este se convirtió en un monólogo un Seattle Sounders que asedió la portería de su rival, pero no consiguió encontrar ni el mínimo resquicio para, ni tan siquiera, generar una ocasión manifiesta de gol.

Finalmente, el actual campeón de la MLS Cup caía derrotado y con dos partidos disputados se quedaba con un punto, complicándose el pase a los octavos de final y dependiendo de lo que hiciesen sus rivales en los siguientes encuentros.

VAVEL Logo