Especial VAVEL MLS 25
Edición. LA Galaxy. El Imperio Galáctico
Especial VAVEL MLS 25 Edicion. LA Galaxy. El Imperio Galáctico || Carlos Avilés (VAVEL.com)

Con la aparición de la Major League Soccer en 1996, el fútbol volvió a resurgir en un país donde llevaba muchos años fuera de la vida cotidiana. Las ciudades volvieron a ver como el esférico rodaba nuevamente sobre el pasto, después de una Copa del Mundo celebrada dos años antes, que había devuelto la ilusión por este deporte.

Una de las ciudades en las que la fiebre por el fútbol tuvo un mayor impacto fue en Los Angeles. La gran urbe californiana por excelencia, retomó la herencia deportiva de equipos como Maccabi Los Angeles o Los Angeles Aztecs en donde jugaron históricos como Johann Cruyff o George Best, y desde la primera temporada de MLS, un equipo de esta ciudad se convirtió en un representante de altura.

Los Angeles Galaxy fue una de las franquicias fundadoras de la competición estadounidense en 1996, adquiriendo su nombre de a conocida relación de la ciudad con las estrellas Hollywood, cuna del cine mundial. Desde su aparición nacimiento, el equipo angelino fue llamado a ser uno de los grandes dominadores de la competición, gracias a los movimientos realizados y a los nombres de los jugadores que formaban su plantilla. Mauricio Cienfuegos, Jorge Campos o Cobi Jones fueron algunos de los nombres que llegaron al conjunto angelino en su primer año y escribieron sus nombres en la historia del club.

Nacidos para ganar, bien sería el nombre de una película dirigida por Disney en aquellos años noventa. Sin embargo, desde sus primeros años en Major League Soccer, la franquicia angelina pareció destinada a dominar este deporte, pero se encontró con una dura realidad y un equipo aún mejor que ellos. Pero sólo debían ser pacientes, ya que el futuro que les aguardaba le convirtió en el mejor equipo al 25 aniversario de la competición.

Duros inicios

Para llegar a tocar al cielo, antes tienes que bajar a los infiernos. Aunque el mismo firmamento este representado en tu nombre y las estrellas copen tu equipo, eso no puede asegurarte que vayas a ser el mejor.

Los primeros años de Los Angeles Galaxy no fueron sencillos. Podría decirse que en las primeras seis temporadas de MLS los angelinos eran considerados como un equipo perdedor, que se encontraba lejos de lo que acabaría convirtiéndose. Pese a dominar el fútbol de la Conferencia Oeste en la que logró ser el mejor equipo en cuatro ocasiones, incluso en una de ellas (1998), ser considerado el campeón de la temporada regular, levantando la MLS Supporters` Shield, el título más importante se le resistía.

En este período llegó en tres ocasiones a la final de MLS Cup, las cuales perdió las dos primeras ante DC United y la tercera ante su máximo rival, San Jose Earthquakes. Las dos primeras pudieron ser algo más asumibles ya que se enfrentaron al que por aquellos inicios marcaba el ritmo de la competición, convirtiéndose en aquella época en el primer gran campeón y la primera dinastía del fútbol, DC United. Fue la tercera final la que más dolió en las filas angelinas, ya que la derrota fue ante su rival histórico de la competición como los ‘Quakes’ con quienes también perdieron los dos encuentros de temporada regular. Estos fueron unos años muy difíciles en los que el equipo no lograba dar con la tecla exacta para convertirse en el mejor equipo del país.

Uno de los primeros onces de LA Galaxy (galaxyhistory.com)
Uno de los primeros onces de LA Galaxy (galaxyhistory.com)

No obstante, no todo fueron malas noticias para el equipo angelino en esta primera etapa de la MLS, ya que a pesar de perder títulos importantes, consiguió sumar a algún trofeo con el que estrenó su vitrina. A la MLS Supporters` Shield que logró en 1998, se le unió la CONCACAF Champion’s Cup lograda ante el CD Olimpia en un encuentro muy igualado que terminó por decantarse con un gol de Ezra Hendrickson en los minutos finales. Un año más tarde, este difícil ciclo se cerraría con la victoria en la U.S. Open Cup en la que superaron a New England Revolution en la prórroga por un marcador de 1-2.

Un año más tarde, cambió por completó el sino de un equipo finalista para convertirlo en un campeón.

2002, el comienzo de algo grande

2002 fue el punto de inflexión en la franquicia californiana, el inicio de algo grande que comenzó unos años antes. La llegada de Sigi Schmid en 1999 fue el inicio de un proyecto que encontró su cima ese año, con un equipo experimentado, sabedor de los errores cometidos en el pasado y en que tenía que cambiar. Uno de los hombres que más ayudó al equipo fue uno de los fichajes realizados durante la off season, el delantero Carlos Ruíz, conocido como ‘El Pescadito’. El delantero llegó desde Club Social y Deportivo Municipal de Guatemala y desde el primer partido el impacto fue total, encontrándose con un equipo ya hecho que tenía en sus filas a jugadores contrastados como Alexi Lalas, Mauricio Cienfuegos o Cobi Jones.

La temporada no fue nada sencilla en las filas del Galaxy. El inicio fue bastante dubitativo en el que compaginaron victorias con derrotas, dando una impresión extraña en la que las nubes negras de una mala temporada comenzaban a aparecer en el horizonte. Fue llegado el ecuador de la temporada, cuando algunos equipos muestran debilidades en su plantilla, el momento en el la franquicia angelina despegó, acumulando una victoria tras de otra, escalando puestos en la clasificación y colocándose como el líder de la competición. Con esta dinámica llegaron al final de la temporada, proclamándose campeón de su segunda MLS Supporters` Shield al conseguir un récord de 16 victorias, nueve derrotas y tres empates.

Uno de los artífices de esta mejoría fue el delantero ‘Pescadito’ Ruíz. El jugador se echó la responsabilidad del gol a sus espaldas, y con 24 goles se convirtió en el máximo anotador de la competición, consiguiendo la MLS Bota de Oro 2002, y escaló en el tercer puesto del máximo goleador en una temporada regular. Sus actuaciones hicieron también que se convirtiese en el mejor jugador de la temporada, siendo galardonado con el MLS MVP 2002. Estos dos reconocimientos no fueron si no, un adelanto de lo que estaba por venir.

El equipo comenzó los MLS Cup PlayOff’s ante Kansas City Wizards en las Semifinales de conferencia, contando con el factor campo a su favor, gracias a su puesto de privilegio en la temporada regular. Para clasificarse tuvo que superarlos en dos partidos, después de que los ‘Wizs’ le empataran la eliminatoria y llegasen a un tercer partido en el que obtuvieron el pase con una goleada. En la final de conferencia se vieron la cara ante Colorado Rapids a quienes no le dieron oportunidad al ganar los dos encuentros, el primero de ellos por una goleada a domicilio. Llegaron así a la final de la MLS Cup en la que se enfrentaron a un rival que al cabo de los años se convertiría en un rival asiduo, New England Revolution. El partido estuvo muy disputado, ya que ambos clubes se enfrentaban ante su primera oportunidad de proclamarse campeón y no querían cometer errores que les hiciesen perder. Esta igualdad estuvo presente hasta que en la prórroga, los californianos aprovecharon un error de la defensa de los ‘Revs’ para anotar el gol de la victoria, cuando apenas restaban siete minutos para el título se tuviese que decidir desde los once metros. Este histórico gol que valió la primera MLS Cup para los californianos, tuvo como protagonista a un jugador que consiguió poner el broche de oro a una temporada espectacular, el ‘Pescadito’ Ruíz.

Celebración MLS Cup 2002 (lagalaxy.com)
Celebración MLS Cup 2002 (lagalaxy.com)

Los Angeles Galaxy encontraron en el delantero ‘chapín’ a su primer héroe, que con una grandísima temporada ayudó los ayudó a lograr un título que se les había escapado hasta en tres ocasiones. Pero la temporada no terminó como les hubiese gustado a los angelinos. Tres días después de MLS Cup, las opciones de conseguir su primer doblete se disiparon cuando cayeron derrotados en la U.S. Open Cup ante Columbus Crew. Pese a terminar con esta sensación agridulce, la franquicia californiana recordó ese año como el inicio de algo muy grande, un golpe encima de la mesa para un equipo muy perdedor en sus primeros años.

“Hubo muchos factores que nos llevaron al primer título del Galaxy y obviamente la liga ha evolucionado. No fue que Carlos Ruiz, fue todo el equipo, tuvimos picos altos, medianos y muchos sacaron el pecho por el equipo”, dijo el MVP del Galaxy unos años después.

2005, llega el Capitán América

En los siguientes años a la primera MLS Cup, el Galaxy vivió momentos difíciles en los que se quedó lejos de la pelea por reeditar el título y tuvo un cambio en el banquillo. Con la salida de Sigi a mediados de 2004, se hizo cargo del club el estadounidense Steve Sampson tras dejar la Selección Nacional de Costa Rica. Los primeros meses fueron difíciles, pero consiguió al final de la temporada clasificar al equipo a PlayOff’s, aunque no consiguieron llegar a la final.

El nuevo Galaxy siguió los patrones de un proyecto que comienza a dar sus primeros pasos, y el nuevo entrenador aprovechó su conocimiento del fútbol centroamericano para conformar una plantilla a su gusto. Uno de los primeros nombres en llegar fue el del guatemalteco Guillermo ‘El Pando’ Ramírez a préstamo del CSD Municipal a quien se le unió un conocido del entrenador como Pablo Chinchilla desde la LD Alajuelense. Pero el movimiento que cambió el orden de la competición se dio a unos días del inicio de la temporada cuando adquirió desde FC Dallas un puesto en el Allocation Rank a cambio del delantero estrella, ‘Pescadito’ Ruiz. Este movimiento permitió al Galaxy adquirir a Landon Donovan usando esta asignación, y así cumplir con una petición que el futbolista mostró unos meses antes.

Presentación de Donovan en LA Glaxy (mlssoccer.com)
Presentación de Donovan en LA Glaxy (mlssoccer.com)

El fichaje de Donovan abrió el camino de una temporada que comenzó de manera espectacular, con un equipo que ganó seis de los nueve primeros partidos, mostrando un dominio total de la competición. El Galaxy era un equipo intratable sobre todo en casa, convirtiendo el Home Depot en un terreno de juego inexpugnable. Sin embargo, en los dos siguientes meses el equipo sufrió un bajón inexplicable, viviendo un cambio de desarrollo en el que las victorias quedaron de lado, logrando únicamente un par de ellas en este período. Cierto es que la mayoría de los encuentros los disputaron como visitantes, pero eso no hizo que las dudas comenzasen a aparecer en el horizonte, devolviéndoles a sensaciones de temporadas pasadas. Pero con el transcurso de la competición, el desarrollo de la misma mejoró levemente para los californianos, consiguiendo sumar mayor número de victorias al casillero, pero las mantuvo con un número similar de empates o derrotas. Esto no quitó el sueño a la franquicia angelina ya que, tenía asegurada la última plaza para los PlayOff’s manteniendo a su perseguidor a una distancia muy prudente para poder prepararse con mira a la post temporada.

Comenzaron las semifinales ante su máximo rival, San Jose Earthquakes, quienes habían logrado realizar una gran temporada en la que se proclamaron los campeones de la MLS Supporters’ Shield. Los angelinos llegaron como los tapados y aprovechando el primer partido de la eliminatoria disputado en su estadio, dieron la sorpresa al llevarse la victoria por 1-3, aunque los ‘Quakes’ todavía guardaban opciones gracias a el gol anotado. En la vuelta, el conjunto de San Jose trató desde el primer minuto llevar el partido a su terreno, llegando incluso a adelantarse en el marcador, pero un gol de Grabavoy, acabaron sus opciones permitió dar al Galaxy la sorpresa. En la final de conferencia, la eliminatoria pasó a decidirse en un partido donde los californianos se enfrentaron a Colorado Rapids, llevándose la victoria y el paso con un gol de Donovan en los minutos finales, después de que ambos equipos tuviesen muchas ocasiones para haber decantado la eliminatoria.

Llegó de esta manera la final de la MLS Cup en la que Los Angeles Galaxy se enfrentó por segunda ocasión a New England Revolution tras la final disputada en 2002. El desenlace fue prácticamente similar como si de una película ‘hollywoodiense’ se tratase. Al igual que pasase aquel año, la igualdad fue la tónica durante el tiempo reglamentario lo que hizo que el empate a cero inicial diese paso a una prórroga. Fue en ella donde nuevamente los californianos lograron superar a su rival gracias a un gol de otro guatemalteco. En esta ocasión fue el turno de ’El Pando’ Ramírez, quien en su primer año en el equipo le dio su segunda MLS Cup al Galaxy.

Este título fue el segundo del año para el equipo ya que a finales de septiembre, durante los últimos partidos de la temporada regular, disputaron ante FC Dallas la final de la U.S. Open Cup. La final quedó definida prácticamente desde el inicio gracias a un gol de Herculez Gomez en el minuto 5 al que los texanos trataron de responder, pero que no fueron capaces de igualarlo.

Habían pasado muchos años, Los Angeles Galaxy había comenzado a parecerse a ese equipo para lo que había sido creado, ser el mejor. Pero MLS es una competición cíclica en al que tan pronto están en todo lo alto, como que desciendes a los infiernos en apenas unos meses. Eso mismo le ocurrió a la franquicia californiana tras haber tocado el cielo.

2007, un punto de inflexión

Este año cambió la historia de Major League Soccer a la que conocemos a día de hoy, pero también Los Angeles Galaxy se vieron afectados por este impacto tanto deportivo como mediático que sufrió el fútbol. El fichaje de David Beckham por la franquicia californiana dio un vuelco a la competición, pero su club tardó un tiempo en ver el rendimiento deportivo que la estrella estadounidense podía darle.

En los primeros años del jugador inglés, apenas disputó una temporada completa (2008), en la que consiguió ayudar al equipo a llegar a una nueva final de la MLS Cup. Pero en esta ocasión, los fantasmas del pasado aparecieron y como en los primeros años de la competición, cayeron derrotados, convirtiéndose de esa manera en el equipo que más finales había perdido hasta el momento. Sin embargo, toda esta etapa de Beckham será algo de lo que hablemos en otro capítulo.

Momento histórico en la presentación de Beckham (lagalaxy.com)
Momento histórico en la presentación de Beckham (lagalaxy.com)

2011, vuelven los mejores

Este año fue muy importante en la franquicia angelina. Un año en el que desde el principio se apostó por el objetivo de ganar la MLS Cup bajo cualquier circunstancia. Para ellos se fichó unos años atrás al mejor entrenador de la competición, Bruce Arena, entregándole la parcela deportiva para formar una plantilla según sus preferencias. Fue así como incorporó a dos jugadores como cedidos desde de Brasil como el defensa Leonardo y el centrocampista Juninho, que gracias a su rendimiento acabarían quedándose para los siguientes años. También sumó veteranía con futbolistas como Frankie Hejduk y Juan Pablo Ángel, que sumaron con los Berhalter o Dunivant, que ayudaron a una plantilla muy joven con sus años de experiencia en la competición. Esta llegada ayudó a conjugar una plantilla muy equilibrada en todas sus líneas, combinando jóvenes estrellas con futbolistas experimentados, que con el trabajo realizado en los años atrás, estaban muy confiantes de lograr su objetivo. Nombres como Donovan o Beckham lideraban un equipo llamado hacer cosas grandes y a dominar la competición.

Por primera vez en el Galaxy, Beckham y Donovan trabajaron juntos para el equipo

El inicio fue bastante irregular para los californianos, notándose la necesidad del amplio número de fichajes para adecuarse al modelo de juego. Aun así, lograron sumar un 50% de victorias en los primeros 10 partidos, dejando una ligera imagen de lo que llegaría desde ese momento al final de la temporada. Fue a partir del mes del mayo cuando comenzó a verse realmente el potencial del equipo de la mano de la dupla formada por Beckham y Donovan que tomaron el mando, y dejadas atrás sus diferencias, ayudaron a mejorar los resultados. Fueron 14 victorias en los siguientes 22 encuentros que les colocó como el mejor equipo de la Conferencia Oeste de la MLS, asegurándose su puesto en los siguientes MLS Cup PlayOff’s. En este tiempo los angelinos dieron un paso adelante en la búsqueda del título, al anunciar la llegada de un gran fichaje como Robbie Keane. El delantero irlandés fue una de las incorporaciones más importantes del equipo que, aunque no jugó mucho en los primeros meses, su impacto se fio a partir de la siguiente campaña.

“Robbie Keane será una gran incorporación a nuestro club. He seguido su carrera y siempre he respetado su capacidad como competidor y goleador”, dijo Arena. “Creo que aportará las cualidades dentro y fuera del área que nos han faltado. Espero que sea otra pieza del puzle en nuestra búsqueda de la MLS Supporters’ Shield y la MLS Cup.”

El equipo afrontó de manera más cómoda los últimos partidos de la temporada regular, la que con si clasificación asegurada, solo tenían que pelear por el primer puesto. Esa relajación los llevó a perder algunos partidos, pero en ningún momento peligró su posición de privilegio, proclamándose así como el mejor equipo del Oeste y sobre todo, lograr su tercera MLS Supporters’ Shield.

Una semana después comenzó la post temporada en la que se enfrentó en la semifinal de conferencia a New York Red Bulls que se había clasificado tras vencer en la Knockout Round a FC Dallas. Este clásico de MLS se estuvo muy equiparado en los dos encuentros, aunque en ambos los angelinos se llevaron la victoria. Eso sí, en el partido de vuelta los neoyorkinos estuvieron cerca de sorprender, pero acabaron cayendo ante su rival. En la final de conferencia se enfrentaron a un Real Salt Lake al que venció por un holgado marcador de 3-1, aunque no fue un partido sencillo. Los ‘Royals’ llegaron a empatarles el gol inicial de Donovan. Pero el rodillo en el que se había convertido el equipo entrenado por Arena hizo que en apenas unas ocasiones anotasen dos goles más con los que se colocó en la disputa de la MLS Cup.

A finales de noviembre, tras el parón por las selecciones, Los Angeles Galaxy recibió en el The Home Depot Center al Houston Dynamo. El partido fue de dominio total para los locales que demostraron una superioridad aplastante sobre su rival, llegando a doblarlo en disparos a puerta. Aún así, el guardameta del Galaxy tuvo que esforzarse ya que de las pocas veces que su rival disparó a puerta, fueron necesarias sus intervenciones. No obstante, los angelinos fueron los que lograron hacer efectiva una de las ocasiones que tuvo, permitiendo a Landon Donovan anotar el gol de la victoria y que les daba su tercera MLS Cup, quedándose como el segundo equipo con más trofeos.

"Durante el último mes he estado, como el resto de estos chicos, decidido a ganar", dijo Donovan. "No me importaba quién marcara, no me importaba si era un autogol, no me importaba cómo entrase el balón, sólo quería que entrara. Lo digo de todo corazón. Ganar se siente tan bien. Los goles van y vienen, pero el momento en que sonó el silbato es lo que recordaré.”

Donovan y Beckham celebrando la MLS Cup 2011 (lagalaxy.com)
Donovan y Beckham celebrando la MLS Cup 2011 (lagalaxy.com)

2012, despedida por todo lo grande

Esta temporada sería el final de una etapa llena de buenos y malos momentos que inicio cinco años con el fichaje de David Beckham. Aunque poco lo sabían a principios del 2012, este sería el último año de el jugador inglés en la franquicia angelina pese a que a principios del mismo, renovó su contrato por dos temporadas más. La confianza de Beckham en el proyecto que tenía en marcha su equipo, y no nos engañemos, el jugoso montante salarial hizo que aceptase la oferta.

"Esta fue una decisión importante para mí", dijo Beckham. "Recibí muchas ofertas de clubes de todo el mundo, sin embargo, todavía me apasiona jugar en América y ganar trofeos con el Galaxy.”

En esta temporada, el impacto que tuvo en el Galaxy la llegada de Keane junto con el título conseguido, hizo que el equipo se colocase en el escaparate y se convirtiese en un destino a tener en cuenta para muchos futbolistas. Uno de los primeros en llegar fue el brasileño Marcelo Sarvas que reforzó el centro del campo de los Galaxy con otro futbolista de gran nivel, al que le acompañó la vuelta de Edson Buddle tras una temporada en el Ingolstadt 04 de Alemania. El nombre más importante llegó a pocos días de cerrar la ventana de incorporaciones veraniega con el fichaje del internacional sueco Christian Wilhelmsson. Sin embargo, su impacto en el equipo no fue lo esperado. En cuanto a las salidas, el equipo dio la baja a veteranos como Berhalter o Hejduk que se retiraron, a los que se les unieron otros jugadores que apenas contaron con minutos y que en el proyecto de Arena no aportarían lo que este necesitaba.

El inicio de la temporada no fue para nada sencilla. Tras acabar como líderes la fase de grupos de la CONCACAF Champions League, el equipo estaba muy confiado por lograr repetir el título conseguido 11 años antes. En los cuartos de final se enfrentaron a un rival conocido como Toronto FC que terminó eliminándoles con una vitoria a domicilio en el partido de vuelta.

Desde el club se tomó esta derrota como un traspiés que entraba dentro de los parámetros. Sin embargo, el mal inicio de temporada del equipo fue algo que no entraba en los planes de la franquicia, después del espectacular año realizado en la pasada temporada. Ocho derrotas en 13 partidos fue un pésimo bagaje para un equipo que aspiraba a ganarlo todo y que hizo que comenzasen a verse viejas dudas sobre el equipo. Con la octava derrota el equipo se colocó en el último puesto de la clasificación en el Oeste, llegando la situación a empeorar unos días después con la derrota ante Carolina RailHawks en la U.S. Open Cup. Los angelinos tocaron fondo con una crisis no vista en mucho tiempo, que obligó al entrenador a tomar medidas, dar un golpe encima de la mesa. Desde ese momento, el equipo dio un campo radical. Lo que antes eran derrotas se convirtieron en victorias, yendo poco a poco escalando puestos en la clasificación y recuperando su mejor versión en la fase más importante de la temporada. Fueron 13 victorias en 21 encuentros los que terminó por computar Los Angeles Galaxy, gracias sobre todo a un Robbie Keane que anotó 12 goles en este período, siendo uno de los culpables de la mejoría vista. Estos resultados hicieron que acabasen la temporada en cuarta posición, viéndose obligado a disputar la Knockout Round.

En la ronda previa se enfrentaron a un Vancouver Whitecaps FC que llegaba en un momento diferente a los angelinos. A pesar de ello los canadienses se adelantaron en el marcador con un gol en los primeros minutos, pero la superioridad de los locales permitió a estos remontar la eliminatoria con dos goles que les valió para conseguir el pase. En la siguiente ronda, las semifinales de conferencia, regresó el California Clásico con un San Jose Earthquakes que había realizado una de sus mejores temporadas regulares en su historia, y estaba dispuesto a aprovechar para quitarse de en medio un duro rival. En el encuentro de ida los ‘Quakes’ sorprendieron en el sur de California al lograr la victoria gracias a un gol de Víctor Bernárdez en el tiempo de descuento. La tensión para el partido de vuelta fue máxima. Los días previos llamaban a lo que sería un partido épico en el que los de San Jose tenían la oportunidad de dar un golpe encima de la mesa. Sin embargo, sus aspiraciones apenas duraron unos minutos. En 45 minutos, los angelinos anotaron tres goles en una demostración de poderío que dejó terriblemente noqueado a su rival, que a pesar de intentarlo en la segunda mitad, solo fue capaz de anotar un gol con el que maquilló el resultado.

La plantilla de 2012 de LA Galaxy será una de las más recordadas (zimbio.com)
La plantilla de 2012 de LA Galaxy será una de las más recordadas (zimbio.com)

En la final de conferencia, Seattle Sounders FC esperaba ansioso con la posibilidad de llegar por primera vez a la final de la MLS Cup. Pero sus aspiraciones parecieron extinguirse en el primer encuentro celebrado en California donde los angelinos golearon con dos tantos de Keane y uno de Magee, colocando a estos muy cerca de la clasificación. El partido de vuelta celebrado en el Estado de Washington fue planteado como una encerrona para los angelinos en donde los locales tratarían de remontar los tres goles de desventaja que llevaban del anterior enfrentamiento. La salida de los Sounders fue la esperada, consiguiendo anotar dos goles que volvieron a meterle en la eliminatoria, sin embargo, a los pocos minutos del segundo tanto Chad Barret anotó para los angelinos, cerrando su clasificación para la MLS Cup.

Por séptima ocasión, Los Angeles Galaxy volvía a disputar el mayor título en MLS y por segunda ocasión se encontraba ante Houston Dynamo. Con los errores aprendidos de la anterior temporada, los texanos fueron los claros dominadores durante la primera mitad, llegando incluso a adelantarse en el marcador con un gol de Ricardo Clark a falta de un minuto para el descanso. Pero con el inicio de la segunda parte, el equipo local puso todo lo que tenía sobre la mesa y en unos minutos dieron la vuelta al marcador con goles de Omar Gonzalez y Landon Donovan, que colocaban a estos con opciones de ganar una nueva MLS Cup. Los visitantes buscaron la manera de volver a empatar el partido, pero en el tiempo de descuento, un penal fue aprovechado por Robbie Keane para anotar el tercer y definitivo tanto que el daba su cuarto título a los angelinos.

Con esta MLS Cup, los angelinos lograban colocarse junto con DC United como el equipo con más trofeos en la historia de la competición. Este título además significaría el final de una de las historias más grandes de la MLS. Un día después de levantar la MLS Cup, la estrella del equipo David Beckham, daba por terminada su aventura en MLS para volver al fútbol europeo. La salida del futbolista inglés, que se anunció unos días antes de disputar la gran final, no se pudo dar en mejores circunstancias; con un título bajo el brazo y con el cariño de la afición, después de haberlo comenzado su andadura en la Galaxia de un modo más que reprochable.

“No veo esto como el fin de mi relación con Major League Soccer ya que mi ambición es ser parte de la estructura de propiedad en el futuro. En el tiempo que llevo aquí, he visto crecer la popularidad del juego cada año”, dijo Beckham.

2014, written in the stars

Dos años después del último título, Los Angeles Galaxy vivió otro de esos años que quedan grabados en la memoria de cualquier aficionado, con una sensación agridulce, allá por el mes de diciembre.

En la ventana de incorporaciones, el equipo fue muy cuidadoso y a diferencia de otras temporadas, no realizó grandes dispendios. Prefirió una gestión de plantilla diferente a temporadas anteriores, manteniendo al grueso del equipo y realizando escasos ajustes en ciertas líneas. Reforzó el centro del campo con futbolista experimentados en Europa como Stefan Ishizaki y Baggio Husidić, ambos procedentes de la Allsvenskan. También llegaron dos jugadores veteranos en MLS como Dan Gargan o Alan Gordon, que procedente del máximo rival San Jose Earthquakes, fueron importantes para el desarrollo de la temporada. El camino contrario lo tomó un Pablo Mastroeni que se retiró tras varios años de carrera deportiva al más alto nivel en Estados Unidos. Dejaron el equipo Sean Franklin que fue elegido por DC United en el MLS Re-Entry Draft y Hector Jimenez que se marchó traspasado a Columbus Crew SC.

El inicio de la temporada fue bastante irregular. El equipo no funcionaba a pesar de los pocos cambios que pudieron verse en el once titular y las victorias tardaron algunas semanas en llegar. Fue a partir de la décima jornada cuando los resultados comenzaron a llegar, encontrando el entrenador la tecla perfecta para que funcionasen todas sus piezas. Aunque también sumaron un gran número de empate, la mayoría de los partidos finalizó en victoria, permitiéndole remontar puestos en la clasificación y lograr la clasificación para la post temporada a pesar del dubitativo inicio. Fueron 15 encuentros en los que logró los tres puntos de 26 disputados, logrando en el último tramo de la temporada una racha de cinco victorias consecutivas.

En este período una noticia asoló a la franquicia angelina, tras una década como máxima estrella de Los Angeles Galaxy, Landon Donovan anunció que este sería su última temporada en el conjunto californiano. Con una de las carreras más exitosas de MLS, el mejor jugador de fútbol de los Estados Unidos, Donovan lanzaba un órdago, terminar su carrera con un título.

"Después de una cuidadosa deliberación y muchas conversaciones con los más cercanos a mí, he decidido que este será mi último año como jugador de fútbol profesional", dijo Donovan. “Simplemente no podría haber logrado lo que hice durante mi carrera como jugador sin el apoyo abrumador de mi familia, mis amigos y muchos otros.”

La tensión se mantuvo hasta el último partido de la temporada regular. Los Angeles Galaxy se dejaron llevar en los últimos partidos de liga regular y eso provocó que Seattle Sounders se les acercase en la clasificación, provocando que ambos llegasen empatados a puntos en el último partido en el que ambos se enfrentaron por la MLS Supporters’ Shield. Este encuentro se disputó ante un CenturyLink Field lleno hasta la bandera, donde los Sounders no desaprovecharon su buen momento para llevarse la victoria. Los angelinos no fueron rival para los locales durante los 90 minutos, cayendo derrotados gracias a dos goles de Marco Pappa.

En las semifinales de conferencia los angelinos se enfrentaron a Real Salt Lake con quienes, a pesar de la diferencia, tuvieron una eliminatoria muy complicada. En el encuentro de ida celebrado en Utah terminó con un empate a cero, dejando que la eliminatoria se tuviese que decidir en Los Angeles. Unos días después, el StubHub Center recibió a ambos rivales en un partido que los locales se llevaron sin demasiado problema al golear a su rival por un marcador de 5-0. El protagonismo fue para el estadounidense Landon Donovan que anotó el que sería su último ‘hat-trick’ de su carrera. Clasificados para la final de conferencia, los angelinos volvieron a verse con un rival al que se habían enfrentado hacía pocas semanas, Seattle Sounders FC, aunque en esta ocasión sería a doble partido. En el encuentro de ida celebrado en California fueron los locales los que tomaron ventaja en la eliminatoria con un gol de Sarvas. Pero todavía quedaban 90 minutos por disputarse y los angelinos no iban a tener fácil su clasificación. Esto se hizo notar con el inicio por parte de los locales que se lanzaron al ataque y en la primera media hora anotaron dos goles que colocó a los Sounders FC por delante en la eliminatoria. Pero en la segunda mitad, los visitantes rompieron con los esquemas y con un gol de Juninho lograron el empate en la eliminatoria, lo que con el valor doble de los goles en campo contrario, les dio el pase a la final de la MLS Cup.

Antes de disputarse esta final, el Galaxy conseguiría varios reconocimientos más a su temporada, aunque estos fuesen de un carácter más individual. Los primeros fueron la elección de Landon Donovan, Robbie Keane y Omar Gonzalez en el MLS Best XI como integrantes del mejor equipo del año. Pero el broche de oro llegó con la elección del delantero irlandés como el mejor futbolista del año con el MLS MVP 2014, después de una excelente temporada en la que llevó a su equipo al lugar de privilegio en el que estaban.

El 7 de diciembre de 2014, Los Angeles Galaxy entrarían en la historia de Major League Soccer, aunque antes tenían que superar 90 minutos muy complicados. Por segunda vez se enfrentaron a New England Revolution en un encuentro que no estuvo tan igualado como lo que señaló el marcador al final del tiempo reglamentario. La final estuvo muy igualada en la primera mitad, con ambos equipos buscando adelantarse en el marcador, pero ninguno de ellos lo consiguió, siendo los locales los que contaron con mejores ocasiones. No fue hasta la segunda parte cuando uno de los equipos anotó el primer tanto. Fueron los angelinos gracias a Zardes los que tomaron ventaja en el luminoso, pero cuando todo hacía parecer que la victoria estaba en su mano, apareció Tierney para mandar el encuentro a la prórroga con un gol. En los siguientes 30 minutos el control de la pelota fue para el Galaxy, obligando a su rival a tener que buscar el contraataque como manera de decantar el resultado en su favor. Sin embargo, llevados por la superioridad vista en la prórroga, Keane no desaprovechó para adelantar nuevamente a su equipo y darles un nuevo título.

Esta victoria significó la quinta MLS Cup para la franquicia angelina, lo que la colocaba como el mejor equipo de la historia hasta el momento en Major League Soccer. Además, este título significó la salida del mejor jugador de este deporte en el país de la mejor manera posible. Landon Donovan dejaba el fútbol de manera definitiva (en un principio) y dejaba tras de sí un récord que en 25 ediciones nadie ha conseguido igualar.

MLS 2015, el título que convirtió a LA Galaxy en el mejor equipo de la competición (soccer.nbcsports.com)
MLS 2015, el título que convirtió a LA Galaxy en el mejor equipo de la competición (soccer.nbcsports.com)

Un pozo sin fondo

El fútbol es caprichoso y tan pronto te encuentras en los más alto, que durante los siguientes años no logras levantar cabeza y llegas a acumular tu peor racha de resultados. Aunque nadie esperaba que esto ocurriese, tras este quinto título, Los Angeles Galaxy perdieron ese dominio de la competición, sumiéndose en una grave crisis. Ya no es que el equipo logre tener buenos resultados, pero en los momentos cruciales pierda por algún detalle. El equipo ha estado muchos años lejos de la pelea por los títulos, incluso quedándose dos temporadas fuera de los PlayOff’s.

Han tenido plantillas muy buenas, incluso han firmado estrellas mundiales como Zlatan Ibrahimovic, sin embargo, no han sabido adaptarse al cambio que está sufriendo la competición en los últimos años, lo que ha permitido a otros equipos pasarles por la izquierda. Pero no hay que preocuparse, es cuestión de tiempo que esta franquicia levante el vuelo y se colocó nuevamente entre los mejores de la competición.

Lo que no se podrá poner en duda y la historia lo secunda, es que Los Angeles Galaxy es el mejor equipo de la Major League Soccer en sus primeras 25 ediciones. El ‘Imperio Gláctico’.

VAVEL Logo