Harry Kane comanda un nuevo triunfo del Tottenham
Tottenham festeja el triunfo. Foto: Premier League.

Tottenham no tuvo piedad ante el Leicester. Con la figura destacada de Harry Kane, que se encargó da dar una asistencia y dos goles, le dio otro golpe al Leicester City que complica cada vez más su puesto de Champions League para la próxima temporada.

Duelo fundamental para los dos equipos en su camino por jugar la próxima temporada las ediciones tanto de la Champions League como de Europa League. Ni Tottenham ni Leicester podían darse el lujo de ni si quiere perder un sólo punto, en ese caso, y con la competencia del resto de los equipos podía significar el fin de cada uno de sus sueños europeos teniendo en cuenta que sólo queda un partido.

Por el lado del equipo de Brendan Rodgers, el deseo de volver a la UEFA Champions League está intacto. Pero claro, no lo tiene nada fácil. Con Manchester United y Chelsea pisando los talones con la disponibilidad de sólo dos lugares para ingresar a la máxima competición a nivel clubes del continente, sumando las bajas significativas de James Maddison, Ben Chilwell y Marc Albrighton, más la baja de Soyuncu que fue sancionado con tres fechas por ser expulsado ante Bournemouth

Los de José Mourinho están en pleno ascenso. Luego de ganarle al Arsenal en el derbi de Londres, le ganó al Newcastle y el Leicester sería su próxima víctima. Esto le permitió sumarse en la pelea por el ingreso a la Europa League, algo que antes del confinamiento era complicado ya que no contaba con Son ni Kane por lesiones, sus grandes figuras. 

En cuanto el partido comenzó, las presiones quedaron atrás. Especialmente para el Tottenham que, a pesar de que en los primeros minutos el Leicester quiso ser el conductor del juego, en una contra que contó con un pase perfecto de Harry Kane para Son, el sur-coreano fue para delante hasta llegar a la puerta del área y rematar, el balón se desvío en James Justin, descolocó a Kasper Schmeichel y sea gol de los Spurs que en sólo cinco minutos, ya estaban ganando. 

Esto fue beneficio para el equipo de Mourinho que se encontraba ganando desde el vestuario prácticamente. Los de Rodgers recurrieron a la paciencia y el dominio del balón para conseguir la igualdad, con un Barnes que era lo más peligroso para la defensa local ya que en los duelos individuales, sacaba ventaja ante Aurier. Sumado a los intentos de Ayoze Pérez, que fue el que más generó peligro, muy tímidamente a Lloris, era como intentaban buscar la igualdad los Foxes

La visita tuvo oportunidad de conseguir el empate. Tras el primer cuarto de hora, los Foxes parecían haber recuperado la memoria. Primero, un centro de Barnes para Jamie Vardy que, cabeceó, pero el balón se desvió al saque de esquina. Inmediatamente, el delantero de la Selección Inglesa tuvo oportunidad de anotar con un tacón, pero Hugo Lloris desvío su remate. 

Los minutos transcurrían y el Leicester hacía circular el balón sin ningún peligro. Esto, hasta los 26 minutos cuando un disparo de Ayoze Pérez desde fuera del área, obliga la aparición del portero francés para evitar la ciada de su valla. 

Lo que los de Brendan Rodgers no podían definir, Tottenham en dos contras perfectas aprovechando la velocidad de Lucas Moura, Son y Kane ante Jonny Evans y Wes Morgan, los Spurs pusieron el pie en el acelerador para sellar el encuentro. 

En primera instancia, en una contra perfecta encabezada por Lucas Moura, ante un equipo que quedó mal parado en defensa, el brasilero aprovechó para asistir a Kane y dejarlo ante Schmeichel para marcar el 2-0.

Pero eso no fue todo. Un minuto más tarde, la misma situación se volvió a repetir. Contraataque de los dueños de casa en los pies de Moura, asistencia para Kane en el sector izquierdo que, cuando todos esperaban el pase atrás, enganchó, se buscó su lugar y marcó un golazo para poner el 3-0. 

Antes del final de la primer etapa, sólo quedó tiempo para un remate de Ayoze Pérez que, nuevamente, no podía vencer a Lloris que se encargaba de mandar el baló al saque de esquina. 

En la segunda mitad, Rodgers envió a la cancha de Demarai Gray, buscando la respuesta de su equipo. Sin embargo, a los dos minutos, asistencia de la figura del encuentro, Harry Kane para Son que al enganchar, se resbala y le da la chance a Evans que le robé el balón, sino nuevamente quedaba frente al portero danés.

Leicester seguía buscando la forma de descontar para ponerse en partido otra vez. Lo intentó con un libre directo de Gray y un disparo de Harvey Barnes, pero en ambos casos la figura de Lloris estaba presente.  

Cerca del final, nuevamente Kane se imponía ante la defensa del Leicester y marcaba su hat-trick, pero el línea le marcó posición adelantada, por lo que el juego seguía tres cero. 

Con este resultado, Leicester dejó abierta la puerta a una chance inmejorable para que tanto el Manchester Unite como Chelsea, que enfrentarán a West Ham y Liverpool respectivamente, para tener una chance inmejorable para afianzarse en puestos de Champions League. Mientras que, el Tottenham, dio un paso importante para la próxima Europa League poniéndole presión al Wolves y al Sheffield United. 

VAVEL Logo